Leche Sana, Bebé Sanoo
La Contaminación Química y La Leche Materna



Pagina Principal
Químicos en la Leche Materna
Consejos para las Madres
Pregúntele a la Dra. Gina
Enlaces
En Inglés

Día a día vivimos en medio de contaminantes. Productos de la industria química que se encuentran en el agua que bebemos, el aire que respiramos, los alimentos que consumimos. Están en nuestras casas, en el trabajo, y en los lugares en que nuestros niños estudian y juegan. De hecho, en los últimos 25 años se ha comprobado que a medida que la polución química ha ido aumentando en el medio ambiente, también ha invadido la fuente más natural de todas las formas de alimento -- la leche materna.

Debido a la forma en que algunos químicos se adhieren a los tejidos grasos en los humanos, la concentración de estos químicos se aumenta considerablemente y eventualmente llegan a la leche materna durante la lactancia cuando el organismo tiene que utilizar sus suplementos de grasa. La polución que enfrentamos hoy es un fenómeno de la era química, algo que nuestras abuelas nunca tuvieron que enfrentar.

La buena noticia es que actualmente hemos logrado reducir los efectos nocivos de los químicos en el medio ambiente, y por lo tanto, en la leche materna. En muchos países el nivel de los metabolitos del PCB, del DDT y de la dioxina ha disminuido a través de los años. Pero algunos químicos, llamados contaminantes orgánicos persistentes (conocidos por la sigla POPs), se encuentran aún en nuestro medio ambiente y en la leche materna. Otros químicos no son tan duraderos, pero nos encontramos frecuentemente expuestos a ellos y por lo tanto, pueden ser un motivo de preocupación en la leche materna. La realidad es que cualquier nivel de químicos en la leche materna es una amenaza potencial a la salud -- tanto para la madre como para el niño.

Habiendo dicho esto, las madres lactantes deben sentirse animadas con las noticias de que la comunidad mundial esta tomando acción contra algunos de los peores contaminantes. Un tratado internacional firmado en Estocolmo el 22 de Mayo del 2001 por los Estados Unidos y otras 119 naciones, pone muchos de estos químicos en el camino a la extinción, y crea una avenida por medio de la cual otros químicos eventualmente pueden llegar a prohibirse.

Eso es particularmente significativo por dos razones. Primero, la evidencia prueba que prohibiendo los químicos de hecho resulta en una dramática reducción del nivel de polución en el medio ambiente, y en la leche materna en particular. Segundo, porque el tratado prohíbe varios químicos nocivos, y establece un proceso para agregar otros a la lista de contaminantes prohibidos. En resumen, la acción para reducir el nivel de algunos de estos químicos ha demostrado ser efectiva en el pasado, y la Convención de Estocolmo crea un medio para afrontar en el futuro la amenaza de los químicos a nivel mundial.

La Convención de Estocolmo tomó efecto en Mayo del 2004 sin la participación de los Estados Unidos. El Senado de EEUU todavía no ratifica el tratado, a pesar de que ha sido ratificado por más de 50 países. Peor aun, la legislación ratificadora introducida por la Administración Bush socavaría algunas importantes provisiones del tratado, especialmente incluyendo la habilidad de añadir químicos adicionales a las provisiones en el futuro. Así que, a pesar de que son buenas noticias que el mundo se está moviendo hacia delante en la lucha contra los químicos que contaminan la leche materna, las malas noticias son que los Estados Unidos están tratando de destruir estos esfuerzos.

Este reporte está escrito con la intención de ayudar a los padres a encontrar información rápida y fácilmente, para que así puedan tomar una decisión saludable y bien documentada. Esta colección sirve como un portal a los descubrimientos basados en los estudios de varios aspectos del problema, y es una fuente de consejos en como mantener su bebé saludable. También encontrará sugerencias de como tomar acción para ayudar a que los hijos de sus hijos no se vean enfrentados a los mismos problemas, o problemas mas graves, de la polución química en el futuro.

Mas

last revised 3.25.05

Sign up for NRDC's online newsletter

See the latest issue >

NRDC Gets Top Ratings from the Charity Watchdogs

Charity Navigator awards NRDC its 4-star top rating.
Worth magazine named NRDC one of America's 100 best charities.
NRDC meets the highest standards of the Wise Giving Alliance of the Better Business Bureau.


Donate now >

Share | |