The Green Gate
Oprima cualquier botón para informarse sobre la salud ambiental en el Área de la Bahía.
Aire Agua Fauna Vida Urbana Salud
Asma en la Niñez
La Hospitalización ha Bajado pero el Asma Sigue Siendo un Problema de Salud Pública
Hallazgos a la Vista Vista Detallada Que Puede Hacer

El asma, enfermedad crónica inflamatoria de los pasajes respiratorios, se ha convertido en una epidemia nacional. De acuerdo a los Centros para el Control de Enfermedades, el asma aflige a más de 13.7 millones de Americanos, incluyendo alrededor de 2.3 millones de Californianos. Aún más, el nivel de muertes por asma ha ido aumentado continuamente en los últimos 20 años, a pesar de los adelantos en las medicinas. Los aumentos en el índice de asma, en conjunto con el índice de aumentos en hospitalizaciones y muertes, han sido particularmente abruptos en las áreas urbanas y entre Afro-Americanos.

Los niños son particularmente vulnerables al asma. De hecho, es ahora una de las enfermedades más comunes de la niñez en los Estados Unidos, así como la causa principal de ausencias a la escuela por enfermedad. Se calcula que más de 5 millones de niños Americanos sufren de asma; medio millón de ellos en California. Desde 1990 a 1997, 144 niños murieron de asma en el estado.

El Asma y la Contaminación del Aire
Los factores ambientales, particularmente la mala calidad de aire, provocan muchos ataques de asma. (Qué éstos causen el asma no esta claro todavía.) Los niños son extremadamente vulnerables a los efectos de la contaminación del aire debido a que respiran más aire por libra de su peso que los adultos, y porque respiran mucho más rápido y más profundamente. Y, como los pasajes respiratorios de los niños son más angostos que los de los adultos, la inflamación les causa, proporcionalmente, una mayor reducción en el paso del aire.

¿Qué clase de contaminación del aire contribuye a ataques de asma? La lista es larga. En el aire libre, la mayoría de estos causantes son producidos por la combustión de combustible fósil. Los componentes del smog -- partículas flotantes, monóxido de sulfuro, y ozono a nivel tierra (ground-level ozone) -- son todos causantes de ataques de asma, y el Area de la Bahía continúa experimentando violaciones a los estándares de salud por ozono y contaminación por partículas.

En el aire interior también abundan las sustancias que pueden provocar ataques de asma, incluyendo el monóxido de nitrógeno (de aparatos de gas sin ventilación apropiada), compuestos orgánicos volátiles (sustancias que se evaporan de pinturas, disolventes, alfombras nuevas, y materiales de construcción), humo del tabaco, y pesticidas. Uno de los más frecuentes causantes son los ácaros (dust mites), el alérgeno de perros y gatos, y el moho. En años recientes, a medida que las edificaciones se vuelven más estrechas, más de estos contaminantes son atrapados en su interior.

Limitaciones para Confiar en el Indice de Hospitalizaciones
A pesar de que los científicos han aprendido mucho sobre el asma, su factor de riesgo, y sus causantes, todavía existen grandes brechas para tener un conocimiento a fondo. Todavía faltan informes detallados sobre que tanto predomina el asma y especialmente, su incidencia -- es decir, cerca de cuántas personas sufren de asma, y cuántos casos nuevos surgen cada año. En el Area de la Bahía, como en el resto del país, esta información no ha sido investigada sistemáticamente. A falta de esta, los científicos han vuelto a los records de hospitalizaciones -- los records analizados por los investigadores de NRDC.

La disminución que encontraron en el nivel de hospitalizaciones por asma entre los períodos de 1991 a 1994, y 1995 a 1997, en el Area de la Bahía es una buena señal. Pero existen limitaciones inherentes a la confianza puesta en los records de hospitalizaciones para analizar el índice de incidencia del asma. La información sobre hospitalizaciones sólo ofrece una leve idea de como el asma afecta a los niños, en lugar del cuadro detallado sobre el predominio y la incidencia del asma que presentaría un informe de investigaciones cuidadosas. Por definición, el índice de hospitalizaciones refleja sólo los peores casos de asma, así que los niños con casos menos severos que no busquen tratamiento en un hospital ni siquiera aparecerán en los records. Los resultados son aún más torcidos porque la gente que no tiene seguro de salud o doctor de familia, probablemente demoraran en buscar cuidado médico para el asma de sus niños hasta que terminan en el hospital. Además, los records no registran por separado las admisiones múltiples del mismo paciente.

Es posible que la baja en hospitalizaciones sea el resultado de un mejor acceso a cuidados preventivos de salud, o a una mejor educación acerca del uso de medicamentos. Es posible aún, que la disminución refleje un verdadero descenso del asma infantil en el Area de la Bahía. Pero, por faltarle una buena información a los científicos sobre el número de niños asmáticos en la región, no pueden estar seguros de la razón de este descenso. Y no importa cual llegue a ser la interpretación correcta, el hecho es que en el Area de la Bahía, el índice de asma infantil sigue siendo preocupante y extremadamente alto.

La investigación sobre el asma continua pero la mayor parte está enfocada en el tratamiento, más que en los esfuerzos por entender las causas del asma, o en cómo prevenir su incidencia. Por ejemplo, la meta actual del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos para el asma en el año 2010 está enfocada casi en su totalidad, en el tratamiento. En vista de que el asma continua prevaleciendo, su prevención merece muchísima más atención.


AnteriorAnterior    PróximaPróxima


Pagina Principal NRDC.org
Sobre la Guía (Inglés)
Membresía (Inglés)
Buscar
Salud
Lo Que Observamos--Tendencias
Asma en la Niñez
Envenenamiento Infantil por Plomo
Indice de Cáncer
Contaminación de Peces en la Bahía de San Francisco
Uso de Pesticidas