Skip to main content

Lo que todos los padres deben saber sobre los autobuses escolares diesel

Si sus hijos están viajando en un autobús escolar diesel, es muy posible que están siendo expuestos a un riesgo inaceptable de contraer cáncer.

[English]
  1. ¿Porqué me debo preocupar de que mis hijos estén respirando las emisiones de diesel en su autobús escolar?
  2. ¿Qué tanta emisión de diesel se encuentra dentro de los autobuses escolares?
  3. ¿Cuales son los efectos a la salud que causan las emisiones de diesel dentro de los autobuses escolares?
  4. ¿Todos los autobuses escolares usan diesel?
  5. ¿Son los autobuses de California que ustedes analizaron iguales a los que llevan a mi hijo?
  6. ¿Todos los autobuses diesel presentan el mismo peligro?
  7. ¿Debería sacar a mis hijos del autobús escolar?
  8. ¿Qué puedo hacer para disminuir la exposición de mis hijos a las emisiones de diesel?
  9. ¿Cuál es la mejor alternativa a los autobuses escolares que trabajan con diesel?
  10. ¿Cómo podría conseguir mi distrito escolar fondos para reemplazar sus autobuses escolares?
  11. ¿He oído acerca del "diesel verde" -- es este también una buena alternativa?



1. ¿Porqué debo preocuparme que mis hijos estén respirando las emisiones diesel de los autobuses escolares? Después de todo, ellos viajan dentro del bus, no afuera que es donde están las emisiones de los tubos de escape.

La verdad es que el exosto a menudo ensucia el aire dentro de los buses escolares -- algunas veces en cantidades mucho más altas que las encontradas afuera del bus. Es un hecho que las emisiones diesel son dañinas para su niño: contienen carcinógenos, así como pequeñas partículas que pueden causar o empeorar sus problemas respiratorios.

2. ¿Qué tantas emisiones de diesel se encuentran dentro del bus escolar?

Para contestar esta pregunta, los investigadores de NRDC, la Coalición para el Aire Limpio y la Universidad de California en Berkeley, analizaron la calidad del aire dentro de un típico autobús escolar cuando viajaban en las rutas que transitaba un autobús escolar de elementaria en el área de Los Angeles.

Continuamente se midió el nivel dentro del bus, y se comparó la calidad del aire fuera del autobús y la de los autos de pasajeros que viajaban adelante del autobús, con los autobuses que se investigaron. Tomaron muestras de las emisiones cuando los autobuses estaban parados con el motor operando, mientras viajaban subiendo y bajando lomas, operando despacio, y cuando hacían paradas frecuentes. La mayoría de los buses estudiados no emitían una cantidad significante de humo negro. En otras palabras, las investigaciones se hicieron re-creando condiciones de la vida real.

Los resultados fueron alarmantes. Nuestro estudio descubrió que el nivel de las emisiones diesel dentro de un autobús escolar pueden ser hasta cuatro veces mayores que las encontradas en los autos de pasajeros que viajaban adelante del bus. El nivel de las emisiones de diesel dentro del autobús eran ocho veces más altas que el promedio contenido en el aire de California.

3. ¿Cuáles son los efectos a la salud que causan las emisiones de diesel dentro de los buses escolares?

Las emisiones de diesel tienen serios efectos en la salud que han sido documentados extensivamente. Numerosos estudios han demostrado que los vapores del diesel causan cáncer, particularmente cáncer en los pulmones. De hecho, los reguladores del gobierno estiman que, basados en los riesgos a lo largo de la vida, las emisiones diesel son las responsables de 125,000 casos de cáncer a nivel nacional.

Ya que los niños a menudo viajan diariamente en autobús a la escuela por muchos años, su exposición se aumenta -- lo cual se traduce en un alto e inaceptable riesgo de contraer cáncer más tarde en su vida. De cada millón de niños que viajan en un bus escolar una hora o dos cada día durante el año escolar, 23 a 46 de ellos pueden llegar a desarrollar cáncer debido al exceso de emisiones diesel inhaladas en su viaje de la casa a la escuela y de la escuela a la casa.

Otros efectos en la salud son también preocupantes, aunque es más difícil saber cuántos y cuales son. Las partículas en las emisiones de diesel deterioran los pulmones y agravan enfermedades como la enfisema y la bronquitis; y también puede empeorar -- o provocar -- ataques de asma. Además, los niños son más susceptibles a estos efectos que los adultos -- respiran más rápido y sus pulmones son menos capaces de defenderse de la contaminación. Adicionalmente, una exposición a temprana edad puede aparecer en forma de problemas crónicos de salud a medida que crecen.

4. ¿Es verdad que todos los buses operan con combustible diesel?

No todos, pero casi todos. La gran mayoría de casi medio millón de buses escolares en este país -- que transportan más de 23 millones de niños a sus escuelas y de regreso a sus casas diariamente -- aún usan combustible diesel a pesar de que existen combustibles menos dañinos.

5. ¿Los buses de California que ustedes analizaron son iguales a los que transportan a mi niño?

Los autobuses que analizamos, fabricados en la mitad y a finales de los años 80, tienen los mismos motores y controles de emisiones que los usados en el resto del país -- y se usan frecuentemente en los distritos escolares a través del país. Los buses escolares de California quizás operen un poco más limpios que otros autobuses escolares porque el diesel que se compra y usa en California tiene un contenido menor de sulfuro que el promedio del combustible diesel en el resto del país. Pero ésta diferencia probablemente no va a cambiar nuestra evaluación del riesgo que la emisión de diesel presenta para los niños en general.

6. ¿Todos los autobuses diesel presentan el mismo peligro?

Los autobuses viejos pueden tener peores emisiones que los nuevos, y muchos de los distritos escolares usan modelos viejos. Por ejemplo, los autobuses fabricados a mediados y finales de 1980 son muy comunes. Hay distritos escolares en California, y en los estados de Washington, y Texas, por ejemplo, que todavía usan autobuses escolares que tienen más de 20 años en uso.

La edad no es el único factor. El mantenimiento puede también hacer una gran diferencia -- dos autobuses de 1986 de la flota que se analizó tenían adentro un nivel muy diferente de emisiones de diesel.

El punto importante es que los autobuses diesel presentan un nivel de riesgo inaceptable para los niños. Que el bus sea nuevo o viejo, o que su tubo de escape expida cantidades de humo negro, o no emita ninguna contaminación visible -- no evita que las emisiones de diesel sean peligrosas para la salud de los niños.

7. ¿Debería retirar a mis hijos del autobús escolar?

Aunque usted debe preocuparse, probablemente no necesita sacar a sus niños del autobus. Los riesgos de salud que presentan las emisiones del diesel están relacionadas al número de años que los niños viajen en el autobús. Generalmente no hay necesidad de que los niños dejen de viajar en los autobuses escolares inmediatamente, pero es importante que los distritos escolares reemplacen -- o al menos modifiquen - los autobuses sucios lo más pronto posible para que los niños no se vean expuestos por años a estos vapores dañinos para su salud.

Para los niños con asma o cualquier otro problema respiratorio la situación puede ser diferente. Si los síntomas parecen empeorarse cuando el niño viaja en el autobús escolar, consulte a su pediatra -- puede ser aconsejable tratar de encontrar otros medios para transportar su hijo a la escuela.

8. ¿Qué puedo hacer para disminuir la exposición de mi hijo a las emisiones de diesel?

La mejor forma es presionar a su distrito escolar para que reemplacen los autobuses diesel con autobuses que usen combustibles alternativos (ver nota al final.) Pero hasta entonces existen medios más fáciles para disminuir la exposición de su niño a los vapores del diesel. Nuestro estudio encontró que el nivel de las emisiones de diesel dentro de los autobuses son más altas cuando las ventanas están cerradas. También cuando las ventanas están cerradas las emisiones se acumulan en la parte trasera del autobús. Siempre que el tiempo lo permita, las ventanas del autobús deben permanecer abiertas.

Otro medio beneficioso es sentar los niños en la parte delantera del bus. A medida que los niños suben al autobús para ir a la escuela deben sentarse en los asientos más cercanos al frente del autobús -- así los niños que tienen que viajar por largo tiempo estarán sentados en la parte del autobús donde se encontrarán menos expuestos al exosto. Ellos deberán sentarse en los mismos asientos cuando van camino a casa. Pida a los oficiales de la escuela, a la compañías de autobuses y a los conductores del bus que sigan estas simples reglas.

Un paso más a seguir es modificar los autobuses del distrito escolar para que emitan menos contaminación. Pueden instalarse dispositivos que atrapen las partículas en los autobuses que trabajan con combustible diesel bajo en sulfuro, el cual se puede conseguir actualmente sólo en cantidades limitadas en algunas áreas. Si usted vive en alguna de ellas -- el sur de California, el área de la Bahía de San Francisco , Houston o la ciudad de Nueva York -- puede exigirle a los oficiales de las escuelas que instalen dispositivos que atrapen estas partículas. Tenga en cuenta, sin embargo, que a pesar de que los filtros de partículas reducen las emisiones nocivas, no ha sido comprobado que disminuyan el daño a los niños; estos filtros no reemplazan la necesidad de cambiar a autobuses limpios. (Nuevas legislaciones federales harán más disponible el combustible bajo en sulfuro, pero este proceso tomará varios años.)

9. ¿Cuál es la mejor alternativa a los autobuses escolares diesel?

Los autobuses que operan con gas natural comprimido y propano son mucho más limpios e igual de confiables. Más y más distritos escolares están decidiéndose por esta clase de autobuses. Las investigaciones en combustibles alternativos y nuevas tecnologías continúan; otras alternativas se ven para el futuro -- incluyendo baterías -- o autobuses que operen con una combinación de combustible y baterías.

10. ¿Cómo puede mi distrito escolar conseguir fondos para reemplazar sus autobuses escolares?

No hay duda alguna de que un nuevo autobús es algo muy costoso. Pero existen muchos fondos locales, estatales y federales que pueden ayudar a compensar los costos adicionales que se presentan al comprar autobuses que operen con combustible alternativo. (Ver el Capitulo 7 del reportes de NRDC sobre el diesel No Breathing in the Aisles (No Respirar en los Pasillos).

Sin embargo se necesitan más fondos para convertir todas las flotas de autobuses escolares de la nación a combustibles más limpios, y los padres deben presionar a sus representantes federales, estatales y locales para diseñar una política que tenga como prioridad en su presupuesto el reemplazar los autobuses sucios y viejos.

Los autobuses con combustible alternativo son más costosos, pero puede ser menos costoso operarlos y mantenerlos -- con el tiempo, un distrito escolar puede recuperar el costo inicial de este cambio. Otras economías a largo plazo que no pueden ignorarse son: la disminución en los costos del cuidado medico como resultado de que menos niños estarán expuestos al dañino nivel de las emisiones de diesel.

11. ¿Se ha oído sobre el "diesel verde" -- es este también una buena alternativa?

El llamado "diesel verde" es una mejoría sobre la tecnología diesel existente pero es todavía más sucio que las tecnologías de combustible alternativo. Más importante aún, no se ha probado suficientemente que reduzca los riesgos de cáncer asociados con las emisiones del diesel. Existe también otra desventaja: la tecnología del combustible diesel-verde no ha sido certificada por ninguna agencia del gobierno -- y aún, cuando la certifiquen, no será una opción para la mayoría de los distritos escolares debido a las cantidades limitadas. El "diesel verde" no es un substituto para combustibles limpios.

última revisión 11/12/2008

Share