Skip to main content

En agua caliente

Estrategias de manejo de agua para resistir los efectos del calentamiento global Preguntas y respuestas

La sequía y las condiciones secas que asolan actualmente a la mitad del país, son sólo una muestra de lo que nos espera, según un nuevo informe del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) donde se evalúan los efectos del calentamiento global en los suministros de agua en el oeste. Los investigadores dicen que mientras que el clima más caliente y seco que está aquejando a la región se convierta en la norma, los funcionarios responsables por el suministro del agua potable necesitarán tomar medidas enérgicas para mejorar su conservación y uso eficiente. Según el informe, se pueden evitar medidas drásticas si los administradores empiezan a prepararse ya.

Preguntas y respuestas acerca de este tema

P:
¿Qué hay de nuevo en este informe?
R:
Este informe incluye dos secciones que no han sido incluidas en otros informes acerca de problemas de agua y clima. Primero, el informe presenta recomendaciones generales para incorporar el cambio climático al manejo del agua. Ya no existe debate acerca de si el cambio climático va a impactar a los recursos de agua. Sin embargo, al presente, la mayoría de los esfuerzos dirigidos a problemas de agua y clima examinan en su mayoría los posibles impactos a los suministros de agua, sin analizar las mejores estrategias disponibles para limitar esos impactos. Hoy la discusión trata de cómo debemos cambiar el modo en que manejamos nuestros recursos de agua, tomando en cuenta el calentamiento global. Nuestras sugerencias generales están divididas en cuatro áreas -- análisis de la vulnerabilidad de los sistemas de agua existentes, respuesta a impactos probables a los sistemas de agua, prevención de futuros impactos mediante la reducción de gases de tipo invernadero y educación al público y a los líderes en el gobierno. Segundo, este informe incluye un listado de muchas actividades relacionadas con el clima, que han sido organizadas por agencias de manejo de agua a través del Oeste de los Estados Unidos.
P:
¿Tendrá el cambio climático impactos en el manejo de agua que van más allá de un aumento gradual del porcentaje de precipitación en forma de lluvia en vez de nieve?
R:
Sí. La mayoría de los informes acerca de los problemas de agua y clima se han enfocado en un conjunto relativamente pequeño de impactos posibles, tales como cambios en la cantidad de nieve y de lluvia acumulada. Sin embargo, nuestro informe examina una amplia gama de probables impactos debidos a cambios climáticos, desde la degradación de calidad del agua y aumento de inundaciones urbanas hasta la reducción de energía hidroeléctrica y disminución de escorrentía total en los ríos del Oeste. El posible impacto acumulado de estos cambios es de grandes consecuencias y profundas.
P:
¿Existe evidencia de que el cambio climático esté afectando ya nuestros recursos de agua?
R:
Sí. Amplia evidencia resumida en este informe muestra que ya estamos observando cambios que están afectando nuestros recursos de agua. Hemos perdido nieve. Estamos viendo mayor escorrentía, más temprano en el año. El nivel del mar ya está subiendo en nuestras costas.
P:
¿Por qué deben los líderes en manejo de agua en el Oeste participar en el debate de cambio climático?
R:
Los administradores de agua del Oeste son también líderes de opinión. El cambio climático presenta un problema de manejo de agua -- no es sólo un problema ambiental. El manejo de proyectos de agua es ya un reto. Las normas para el uso de agua deben satisfacer las necesidades de poblaciones en crecimiento, estirar los dólares del consumidor y satisfacer la demanda del público por un ambiente saludable. El cambio climático va a añadir otro reto. Los casos extremos podrían presentar problemas de agua extremadamente difíciles. Así como los líderes en el manejo de agua han trabajado de manera pro-activa para lidiar con retos al suministro de agua, tales como el presentado por la contaminación por MTBE, los administradores de abastos de agua deben ser líderes al pedir reducciones en los gases de tipo invernadero -- para reducir impactos futuros que afecten al agua. En California, varias agencias de agua ya han tomado este paso -- apoyando la Ley 32, la histórica Ley de Soluciones al Calentamiento Global de California (Global Warming Solutions Act), la cual fue firmada en septiembre del año 2006.
P:
¿Necesitamos nuevos proyectos de almacenamiento superficial para reponer la disminución en nieve?
R:
Nuestro análisis sugiere que en el futuro, el almacenamiento en la superficie probablemente será menos efectivo que muchas otras herramientas a nuestro alcance. El cambio climático reducirá el suministro de agua y los beneficios que las represas existentes proveen durante inundaciones. Por ejemplo, la reducción en las capas de nieve, la posible reducción en flujo total de las corrientes y el aumento en evaporación reducirán las reservas de agua que las represas generan actualmente. Estos mismos factores reducirán también los suministros de agua y los beneficios que nuevas represas producirían -- aumentando así el costo de proveer un cierto nivel de suministro de agua o de protección contra inundaciones. Herramientas tradicionales que dependen de la hidrología natural, tales como almacenamiento superficial, cambio de dirección de ríos y el tradicional bombeo de aguas subterráneas probablemente funcionarán con menor efectividad en el futuro. Como explicamos más adelante, otras herramientas serían probablemente más efectivas.
P:
¿Cuáles son las mejores herramientas para satisfacer las necesidades futuras en un clima más caliente?
R:
Los administradores de agua deben analizar cómo se verán afectadas por el calentamiento global las herramientas para el manejo de agua. Este análisis les permitirá enfocar sus esfuerzos en las herramientas que serán más efectivas. Por ejemplo, en California, el cuido de jardines consume la mitad del uso de agua en áreas urbanas. En un futuro más cálido, los jardines que existen hoy podrían consumir más agua aún. Los esfuerzos de conservación en jardines y áreas verdes podrían entonces ahorrar más agua en el futuro. Algunas herramientas, como el reciclaje de agua de desperdicios y la limpieza de acuíferos, se verán muy poco afectadas por el cambio climático. Afortunadamente, estas herramientas son también las mejores reservas de posibles aguas nuevas para satisfacer demandas futuras. De acuerdo con el Departamento de Recursos de Agua de California (California Department of Water Resources), la conservación en áreas urbanas, el reciclaje de agua y un mejor uso de nuestros acuíferos son los tres recursos más grandes de agua nueva para el Estado -- mucho mayores que la construcción de nuevas represas o la redirección de corrientes de ríos. La conservación, el reciclaje y la limpieza de acuíferos son más económicos hoy que proyectos nuevos de almacenamiento superficial. Un análisis cuidadoso de cambio climático sugiere que estas ventajas económicas de suministro de agua probablemente aumentarán.
P:
¿Cómo debemos prepararnos para el posible aumento en inundaciones causado por el cambio climático?
R:
Los efectos del calentamiento global tales como el aumento en precipitación en forma de lluvia, tormentas más intensas y flujos de agua más altos aumentarán los riesgos de inundaciones. Este informe recomienda un aumento en el énfasis a reestablecer la operación de las facilidades para el control de inundaciones ya existentes, el mejoramiento del manejo de zonas inundables y la planificación de uso de terrenos con la idea de mantener a la población fuera de zonas de peligro. La necesidad de este nuevo enfoque en la protección contra inundaciones se hizo evidente en las inundaciones catastróficas de Nueva Orleáns. En lugares donde la gente vive en áreas sujetas a inundaciones profundas, el método tradicional de construir diques que puedan resistir inundaciones de 100 años es, simplemente, inadecuado.
P:
¿Podrían nuevas represas generar más energía hidroeléctrica para ayudar a reducir las emisiones de gases de tipo invernadero?
R:
En California, dos propuestos nuevos proyectos de almacenaje superficial serían, en realidad, consumidores netos de energía. La reserva Sites, un propuesto proyecto de almacenaje en el Norte de California que no estaría alineado con el flujo de corriente de agua, requeriría una cantidad considerable de energía para bombear el agua hasta la represa. Otro proyecto que se ha propuesto, la represa de Temperance Flat en el Valle de San Joaquín, inundaría plantas de energía cercanas, reduciendo así la cantidad de energía generada. El bombeo, uso y tratamiento de aguas asociados con estos proyectos consumiría energía adicional. En contraste, la conservación de agua ahorra cantidades considerables de energía y reduce las emisiones de gases de tipo invernadero.
P:
¿Cómo pueden los administradores de agua ayudar a combatir el calentamiento global?
R:
Primero, pueden actuar a nivel de distrito para analizar y reducir la energía que consumen. Esto puede hacerse mediante evaluaciones exhaustivas de las implicaciones energéticas de sus políticas con respecto al agua. El informe preparado por NRDC y el Instituto del Pacífico Energía por el desagüe muestra cómo se puede hacer este análisis. Además, los líderes en materia de agua deben educar a sus consumidores y personas a cargo de la toma de decisiones acerca de los problemas de agua causados por el clima. Por último, los líderes en materia de agua deben respaldar límites obligatorios estatales, regionales y federales en emisiones de gases de tipo invernadero como el paso más importante para reducir el futuro calentamiento global y el impacto resultante a los recursos de agua.
P:
¿Es el calentamiento global responsable por las condiciones de sequía actuales en partes del Oeste?
R:
Los científicos no pueden decir que un evento de sequía en particular ha sido causado por el calentamiento global. Sin embargo, este informe sí resume conclusiones científicas claras de que el Oeste debe esperar sequías más frecuentes y severas en el futuro. Podemos reducir estos impactos actuando pronto para imponer límites y reducir las emisiones de gases de tipo invernadero.
P:
¿Cómo se desarrolló este informe?
R:
La idea para este informe surgió de una conferencia de dos días en septiembre del 2005, patrocinada por NRDC, la Autoridad de Agua del Sur de Nevada y el Instituto de Investigación del Desierto de la Universidad de Nevada. Ese evento fue una reunión histórica de administradores de agua del Oeste, científicos líderes en materia de clima y expertos en el medio ambiente. Dicho evento ha dado paso a muchas discusiones. Este informe fue preparado siguiendo esas conversaciones, en cooperación cercana entre el personal de Aguas en el Oeste y Clima de NRDC y el profesor Bob Wilkinson, del Programa de Agua de la Universidad de California en Santa Bárbara. El prólogo fue escrito por Patricia Mulroy, gerente general de la Autoridad de Agua del Sur de Nevada. Otros líderes en materia de agua en áreas urbanas revisaron el informe y proveyeron comentarios y sugerencias.

última revisión 2/7/2008

Share

Expertos médicos prescriben abordar el cambio climático para proteger la salud
Publicado por Frances Beinecke, 5/9/14
¿Por qué frenar el cambio climático? Mira el video
Publicado por Peter Lehner, 5/1/14
Crisis climática: EE. UU. debe poner manos a la obra
Publicado por Adrianna Quintero, 4/21/14
Infografía: Consejos para ahorrar energía
Publicado por Evelyn Arevalo, 4/17/14
No ignoren nuestro fuerte interés en combatir el cambio climático
Publicado por Fernando Cazares, 2/24/14