Skip to main content

Como el plomo afecta al cuerpo humano

[English]


El plomo causa mucho daño al cuerpo humano, inhibiendo el transporte de oxigeno y calcio, y alterando la transmisión nerviosa en el cerebro. La mayoría del envenenamiento por plomo ocurre cuando un individuo ingiere pedazos de pintura con base de plomo o respira su polvo.

El plomo se concentra en los tejidos, el riñón, la médula ósea, el hígado y el cerebro. También en los dientes y en los huesos.

El plomo se absorbe diferentemente. El sistema digestivo de un adulto típicamente absorbe entre 10-15 por ciento del plomo ingerido, mientras que el sistema de las mujeres embarazadas y los niños puede absorber hasta el 50%.

El envenenamiento de los niños debido al plomo

Estudios científicos demuestran que hasta concentraciones bajas de plomo pueden causar daños permanentes incluyendo un nivel de inteligencia reducido, dificultades educacionales, y de concentración. Algunos científicos creen que el ser expuesto a niveles bajos de plomo durante la niñez puede alterar la secreción de la hormona del crecimiento, impidiendo el desarrollo y promocionando obesidad. En raros casos, niños con altas concentraciones de sangre con plomo (150 microgramos por decilitro) pueden morir de encefalopatía o daños masivo del cerebro.

Nuevos estudios indican que ningún nivel de plomo es seguro y que de acuerdo a los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), casi un millón de niños americanos de menos de seis años muestran niveles de plomo en su sangre. Aun esos bajos niveles son de preocupación en los niños porque una exposición continua puede llegar a una dosis significante con el tiempo.

La vulnerabilidad especial de los niños

Los niños están expuestos a doble riesgo del plomo porque el potencial mas alto de exposición ocurre cuando son mas vulnerables. Los niños ingieren mas contaminantes en el polvo y en el mugre ya que tienen una mayor actividad de "mano a la boca" que los adultos, gateando y jugando en el piso. Esta alta exposición ocurre cuando sus cuerpos están creciendo y desarrollando los órganos vitales y su estructura ósea y nerviosa. Es durante esta etapa de desarollo del sistema nervioso en los niños que el plomo es particularmente tóxico.

Desafortunadamente, la mayoría de los niños no presentan síntomas ostensibles de envenenamiento. Porque esos síntomas (desde irritabilidad hasta malestar del estómago) no pueden ser reconocidos inmediatamente como originados por el plomo, la mayoría de los casos pasan desapercibidos.

última revisión 11/5/2000

Share