Skip to main content

Reconstrucción de Nueva Orleans

Nuevas pruebas demuestran que los residentes están regresando a barrios y escuelas que aún están contaminados con residuos de sustancias químicas tóxicas.

[English]

 

Residentes del vecindario de Bywater

Residentes del vecindario de Bywater, preocupados por el moho y los sedimentos, usan equipo de protección mientras intentan recuperar sus posesiones de sus hogares inundados.

El moho

El moho infesta esta casa inundada -- niveles de moho peligrosamente altos pueden causar problemas respiratorios y reacciones alérgicas, entre otros riesgos para la salud.

New Orleans

Huracán Katrina el 29 de agosto de 2005. (cortesía de NOAA)

Tras el paso del Huracán Katrina, las aguas que inundaron Nueva Orleans arrastraron consigo petróleo, diesel y substancias químicas tóxicas de las estaciones de gasolina, plantas industriales y tiraderos de desechos tóxicos hacia barrios residenciales. Hoy en día, los residentes siguen regresando a comunidades envenenadas con contaminación peligrosa. La ronda más reciente de pruebas ambientales de NRDC en Nueva Orleans muestra que varias áreas de la ciudad -- especialmente donde se encuentran escuelas y patios de juego -- contienen altos niveles de arsénico en el suelo.

La inundación parece haber diseminado arsénico proveniente de plaguicidas o procesos industriales -- o del fango en el fondo de los canales y el Lago Lake Pontchartrain -- por toda la ciudad y en la superficie del suelo, donde la gente -- especialmente los niños pequeños -- puede tocarlo, respirarlo y llevarlo a su boca. NRDC encontró seis escuelas y dos patios de juego con grandes concentraciones de arsénico las cuales rebasan los parámetros de limpieza ambiental. El arsénico puede causar cáncer, defectos de nacimiento, trastornos neurológicos y otros problemas graves para la salud.

Es necesario tomar más muestras para determinar el alcance total de la contaminación y el grado de riesgo para la salud. Mientras tanto, la limpieza está muy retrasada. Los residentes pueden buscar [aquí] nuestras sugerencias para protegerse mientras se realiza la limpieza. Las pruebas más recientes son parte de la alianza continua de NRDC con las comunidades de Nueva Orleans para garantizar que el proceso de recuperación de Katrina sea seguro, justo y transparente. Semanas después del paso de Katrina, un equipo científico de NRDC estuvo en el sitio en Nueva Orleans, evaluando los impactos ambientales del huracán en ausencia de información de la EPA.

NRDC, en colaboración con nuestros aliados locales, sigue realizando pruebas ambientales en el área y mantiene informados a los residentes sobre amenazas potenciales para la salud. Al mismo tiempo, estamos presionando a las autoridades del medio ambiente estatales y federales para que hagan su trabajo: remover el sedimento tóxico y la tierra contaminada de las calles y patios de las comunidades afectadas de la Costa del Golfo; probar la calidad del agua y garantizar un abasto de agua limpia; y monitorear la calidad del aire y mantener a los ciudadanos informados de cualquier problema. Además de abordar las amenazas inmediatas, NRDC está trabajando con agencias federales, estatales y locales para garantizar que el proceso de reconstrucción incluya la participación del público, que sea seguro para el medio ambiente, equitativo y que brinde un futuro seguro para la Costa del Golfo.

Qué pueden hacer los residentes respecto al suelo contaminado

  1. No deje jugar a los niños en áreas donde haya tramos de suelo descubierto
  2. Si los niños juegan en exteriores, asegúrese de lavarles las manos inmediatamente
  3. No deje comer a los niños con las manos sucias, haga que se las laven primero
  4. Quítese los zapatos antes de entrar a su casa o remolque FEMA para evitar meter tierra
  5. Evite plantar jardines de frutos o verduras hasta que prueben o cambien el suelo
  6. Si trabaja en contacto con tierra o polvo, use guantes de trabajo de alta resistencia, y lávese al terminar.
  7. Evite barrer el polvo afuera de su casa, puede volar por el aire. Es mejor mojarlo primero y después limpiarlo con un chorro de agua o barrerlo mientras está mojado.
  8. Si le interesa organizar una limpieza en su cuadra o en la escuela de sus hijos, comuníquese con el Deep South Center for Environmental Justice en http://www.dscej.org/

última revisión 2/21/2008

Share