Skip to main content

Un mejor tratamiento contra las pulgas y garrapatas

Elige lo más sano para ti y tu mascota

Los tratamientos para pulgas y garrapatas pueden contener sustancias químicas tóxicas que podrían envenenar a las mascotas y ser peligrosas para los humanos. Incluso si se aplican como se indica en el empaque, muchas de estas sustancias químicas no son seguras para las mascotas ni para los seres humanos.

Evita las sustancias químicas tóxicas cuidando a tu mascota. Si la peinas y la bañas y aspiras tu casa periódicamente puedes reducir y controlar las pulgas. Cuando sea necesario usar sustancias químicas para controlar el problema, elige un tratamiento más seguro y evita las sustancias químicas tóxicas. Todos los pesticidas se deben usar con cuidado y con la asesoría de un veterinario. Pregunta a tu veterinario sobre uno de los productos o tratamientos marcados con una huella de pata amarilla que aparecen en nuestra Guía para mascotas seguras [en inglés].

 

Controla las pulgas en casa sin sustancias químicas:

Peine para pulgas
Peinar periódicamente a una mascota puede ayudar a reducir las pulgas y también a supervisar el éxito de un programa de control de pulgas. Las pulgas que atrapes con el peine debes ahogarlas en agua con jabón.

Baño frecuente
Los baños con jabón son una manera fantástica de controlar las pulgas porque cualquier jabón las eliminará. También se debe lavar con agua caliente la cama de la mascota una vez por semana. Las pulgas tienden a acumularse en las camas por lo que hay que tener cuidado de no diseminar sus huevos y las larvas que contienen.

Aspirado
Al aspirar se recogen pulgas y huevos de alfombras, pisos y grietas y debajo o en los muebles. Inmediatamente después de aspirar, hay que tirar las bolsas a la basura para evitar que escapen pulgas y se vuelva a infestar el área. Las infestaciones graves pueden requerir la limpieza profesional de alfombras con vapor.

Cuida las áreas exteriores
Si mantienes el pasto y los arbustos cortos en áreas donde pasa tiempo tu mascota estarán más secos e iluminados por el sol, lo cual ayudará a reducir el problema de pulgas. Se pueden usar nematodos –disponibles en tiendas que venden productos de jardinería- como una ayuda biológica sin sustancias químicas para ayudar a controlar las pulgas en estas áreas.

 

¿Usas productos herbales o naturales como tratamiento para pulgas?

No todos los aceites esenciales utilizados como tratamiento para plagas de mascotas son seguros para las mascotas o para las personas. Los productos herbales o naturales que contienen aceites de cítricos, canela, clavo, limoneno, geranio, árbol de té, lavanda, espliego, laurel, eucalipto y ruda se deben usar con moderación porque pueden causar reacciones alérgicas en las personas y se han reportado reacciones graves en gatos y perros. Evita usar productos para pulgas o garrapatas que contengan aceite de poleo. Puede causar convulsiones, coma e incluso la muerte en animales. También son más seguros los productos herbales o naturales que contienen cedro, yerba limón, hierbabuena, romero y tomillo. Obtén más información en el apartado ‘aceites’ de nuestra Guía para mascotas seguras [en inglés].

última revisión 12/3/2008

Share