Skip to main content

El sobreuso de antibióticos en los alimentos

El uso innecesario de antibióticos en las granjas es el factor principal del aumento de bacterias resistentes y un mayor riesgo a la salud pública.

Los antibióticos son un componente esencial de la medicina moderna, pero el sobreuso de aquellos en la producción ganadera es innecesario y peligroso.

El 80 por ciento de los antibióticos utilizados en EE. UU. se usan para tratar animales no para curar infecciones humanas. Peor aún, se calcula que el 83 por ciento de los antibióticos provistos para el ganado del país son suministrados a rebaños enteros o grupos sin tener en cuenta si estos están enfermos o no.

¿Por qué se utilizan los antibióticos en animales de granja?

Desde la década de 1950, se volvió rutinario en muchos países agregar bajos niveles de antibióticos en el forraje o agua de aves, bovinos y porcinos sanos para acelerar su crecimiento y evitar infecciones en animales alojados en condiciones insalubres o aglomerados.

¿Por qué es problemático el uso de antibióticos en las granjas?

El uso profiláctico e innecesario de antibióticos en las granjas es el factor principal del aumento de bacterias resistentes a antibióticos y un riesgo a la salud pública.

El uso excesivo de antibióticos en las granjas y su suministro a animales sanos rinden ineficaces a los medicamentos que doctores utilizan para tratar enfermedades como la neumonía, amigdalitis e infecciones del oído en infantes.

Desafortunadamente, ahora contamos con menos antibióticos nuevos para reemplazar los que son ineficaces.

¿Cuál es el resultado de este uso profiláctico de antibióticos en las granjas?

Muchos estudios muestran que la carne y el pollo contienen una multitud de microorganismos resistentes. Por ejemplo, en un estudio reciente de las carne y los productos avícolas de cinco ciudades de Estados Unidos se encontró Staphylococcus aureus en el 47 por ciento de las muestras. El 96 por ciento de las muestras eran inmunes a al menos un antibiótico y el 52 por ciento eran inmunes a una gama de antibióticos.

Se estima que las infecciones resistentes a los fármacos les cuestan hasta 26 millones de dólares al año a los estadounidenses.

¿Cómo contribuye el uso de antibióticos en granjas a crear enfermedades resistentes a los fármacos en las personas?

Cuando los animales de granja reciben antibióticos en dosis demasiado bajas para matar todas sus bacterias infecciosas, las bacterias que sobreviven y progresan lo hacen porque son ya inmunes a las drogas. Al multiplicarse las generaciones de bacterias futuras heredan la inmunidad o resistencia al antibiótico.

Estas bacterias además comparten los rasgos que las hace inmunes a medicamentos con otras especies de bacterias lo cual conduce a la resistencia generalizada y a la creación de superbacterias.

¿Cómo se proliferan las bacterias resistentes?

De varias maneras.

Por medio de los alimentos: varios estudios han encontrado bacterias inmunes a los fármacos en las carnes, las aves y en los cultivos regados con agua contaminada por residuos animales. Las bacterias en los alimentos pueden causar contaminación en la cocina donde tienen contacto con cuchillos infectados, tablas de cortar, nuestras manos y otras superficies. De ahí se puede transmitir a otros.

Por medio del aire y el agua: la bacteria inmune a los antibióticos se ha encontrado en el agua potable cerca de instalaciones porcinas en tres estados (en EE.UU.) y se ha detectado en la dirección del viento que proviene de estas instalaciones.

Por medio de los trabajadores: el personal que trabaja en ganadería puede accidentalmente acarrear bacterias inmunes a los antibióticos en su ropa, sus cuerpos y sin saberlo, contaminar a sus familias, amigos y comunidades.

¿Qué podemos hacer?

NRDC ha entablado una demanda contra la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para frenar el uso de antibióticos en la comida de los animales. Mientras tanto, estamos trabajando para acabar con el abuso de antibióticos de una vez por todas.

Protégete siguiendo estos consejos:

1. Compra carne con etiquetas que certifican que el producto proviene de granjas que sólo utilizan antibióticos en animales para curar infecciones y no para otros usos que no sean curativos:

2. Prepara tu comida en casa -- sigue nuestros consejos en la guía para asar saludablemente.

3. Pídele a la FDA que limite el uso de antibióticos que no sea para curar infecciones.

4. Pídeles a tus legisladores que apoyen el Acta de la Garantía del uso de Antibióticos sólo para Tratamiento Médico (Preservation of Antibiotics for Medical Treatment Act (PAMTA)).

Aprende más (en inglés)

última revisión 1/11/2012

Share