Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Jenny Powers, 212/727-4566, celular: 646/522-8949

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

La contaminación hace que se dupliquen los cierres de playas en las costas de Nueva York y Nueva Jersey

Se presenta en la región el mayor aumento en cierres de playas del país, según nuevo informe

NUEVA YORK (7 de agosto de 2007) -- Los cierres de playas y advertencias sanitarias por la contaminación casi se duplicaron en las costas de Nueva York y Nueva Jersey, según el 17o. informe anual de calidad del agua de las playas publicado por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC). El informe, titulado "Examinando las aguas: Una guía de la calidad del agua en las playas vacacionales", sumó más de mil cierres y advertencias sanitarias en las costas del océano atlántico de Nueva York y Nueva Jersey, y en Long Island Sound en el 2006, causando un aumento del 96% respecto al año anterior. Los días con cierres y advertencias sanitarias en Connecticut también tuvieron un aumento, sumando 12% más que en el 2005.

"Se están arruinando las vacaciones. Las familias no pueden ir a las playas de sus propias comunidades porque están contaminadas. Los niños se están enfermando. Todo por culpa de las aguas residuales y los escurrimientos contaminados de sistemas de tratamiento anticuados y carentes de fondos", dijo Sarah Chasis, directora de la Iniciativa de Océanos de NRDC.

Las playas del estado de Nueva York (incluyendo las de los Grandes Lagos) tuvieron 1,280 días con cierres y advertencias sanitarias en 2006, un aumento del 55% de los 827 realizados en el 2005. Aproximadamente dos tercios (67%) de esos días con cierres y advertencias sanitarias fueron advertencias preventivas que se emiten después de las lluvias que arrastran contaminación de la tierra y causan desbordamientos de los drenajes que van a dar al océano. Las pruebas de calidad del agua de las playas que mostraron niveles insalubres de bacterias representaron el 29% de los cierres y advertencias. Las principales fuentes conocidas de contaminación del agua de las playas es el agua de lluvia contaminada y las aguas residuales.

Las playas del condado de Suffolk representaron casi el 40% de los cierres y advertencias en el estado, más días con cierres y advertencias que en cualquier otro condado del estado. Esto se debe en gran parte a los escurrimientos de las lluvias que arrastran contaminación hacia el agua de las playas durante las fuertes lluvias. El condado de Suffolk también tuvo varias playas que excedieron los niveles seguros de bacterias casi una de cada cuatro veces que se les hicieron pruebas.

"Cada vez que cerramos una playa no sólo dañamos nuestra economía local, también disminuimos nuestra calidad de vida", dijo Adrienne Esposito, directora ejecutiva de Citizens Campaign for the Environment (Campaña ciudadana por el medio ambiente). "Vivimos cerca del agua para poder disfrutar del acceso a las vías fluviales y participar en actividades que enriquecen nuestras vidas, incluyendo la natación, la pesca de crustáceos y pasar tiempo en la playa con nuestros familiares y amigos. Las playas seguras y limpias mejoran nuestra vida y protegerlas debe ser una prioridad política así como es una prioridad pública."

La mayoría de los cierres y advertencias sanitarias en playas de la ciudad de Nueva York fueron preventivos. Estos suceden, por ejemplo, cuando el sistema de drenaje municipal descarga aguas residuales sin tratar directamente a las vías fluviales del área. Tan sólo la quinta parte de una pulgada de lluvia podría causar esas advertencias y cierres. La mayoría de los drenajes de la ciudad se diseñaron hace mucho tiempo para recolectar aguas residuales y pluviales pero hoy en día unos 27 mil millones de galones de esta mezcla cargada de bacterias se desbordan cada año a las aguas que rodean a la ciudad. Cuando la ciudad emite una advertencia sanitaria en una playa preventivamente, coloca un aviso en el lugar. Sin embargo, cuando las muestras del agua de la playa exceden las normas sanitarias de contenido de bacterias, la ciudad no exige automáticamente el cierre de playas, ni siquiera que se emita una advertencia sanitaria.

"Los intentos de la ciudad por contener el desbordamiento del drenaje se han concentrado en la construcción de enormes y costosísimos tanques y otros ‘parches’ de ingeniería que por sí solos no resolverán el problema", dijo Larry Levine, abogado de la oficina de NRDC en Nueva York. "Si incorporamos soluciones ‘verdes’– como árboles en las calles, techos verdes y pavimento poroso – podemos capturar el agua de la lluvia donde cae, en lugar de dejar que rebase la capacidad de nuestros drenajes, enviando aguas residuales sin tratar directamente a nuestras aguas recreativas."

Las playas de Nueva Jersey tuvieron 134 días con cierres y advertencias sanitarias en el 2006, un aumento del 70%, de los 79 que se realizaron en el 2005. Los cierres preventivos por lluvias representaron el 65% del total, y el 35% restante se debió a resultados en las muestras de agua que mostraron niveles inseguros de bacterias. El agua de lluvia es la principal fuente de contaminación en las playas de Nueva Jersey. Nueva Jersey también es este año hogar de un Enemigo de las playas – una de las playas más contaminadas del país. NRDC nombró Enemigo de las playas a Beachwood Beach West en el condado de Ocean, NJ porque no cumplió con las normas sanitarias el 60% de las veces que se hicieron pruebas a sus aguas.

Nueva Jersey exige que se repitan las pruebas a todas las muestras de agua de la playa que den resultados de altos niveles de bacterias antes de tomar cualquier medida de protección. Después de que se contamina el agua, pasan unas 48 horas antes de anunciar el cierre de una playa . Sin embargo, este verano por primera vez Nueva Jersey está realizando un programa piloto de pruebas rápidas que, si resulta efectivo, podría mejorar mucho los procedimientos de las pruebas y reducir los tiempos de respuesta en Nueva Jersey y en todo el país.

Las playas de Connecticut tuvieron un 12% de aumento en cierres y advertencias en el 2006, sumando un total de 224 días. Los cierres preventivos por lluvia representaron el 78% de los días con cierres y advertencias, mientras que las muestras de agua de las playas que mostraron altos niveles de bacterias representaron el 18%. Los escurrimientos del agua de lluvia son culpables por lo menos del 66% de los altos niveles de bacterias en las playas de Connecticut.

En todo el país, el informe sumó más de 25.000 días con cierres y advertencias sanitarias en las playas de océanos, bahías y de los Grandes Lagos en 2006. los derrames y desbordamientos de aguas residuales provocaron 1,301días de cierre de playas y advertencias de salud durante el 2006, 402 días más que en el 2005. Más de 14,000 días de cierre y advertencias se debieron a fuentes de contaminación desconocidas.

Los sistemas de drenaje de aguas residuales y pluviales anticuados y mal diseñados son en gran parte culpables por la contaminación del agua de las playas. El problema se agravó por el número récord de lluvias, el cual aumentó la carga a una infraestructura ya sobrecargada. Los autores también dicen que el crecimiento urbano desmesurado en áreas costeras está devorando los humedales y otras zonas de amortiguación natural como las dunas y la hierba de playa que ayudan a filtrar la peligrosa contaminación.

"Una tormenta de verano no debería significar que incontables cantidades de contaminación sean arrastradas a la playa, o que se desbordarán las alcantarillas. Podemos arreglar las tuberías con fugas; podemos exigir a los urbanizadores de las costas que siembren árboles y pastos que absorban la lluvia. Existen soluciones", dijo Nancy Stoner, directora del Proyecto de Agua Limpia de NRDC.

No solo es que las playas estén contaminadas, la forma de hacer las pruebas también le está fallando al público estadounidense, según expertos en salud pública y agua de NRDC. Las normas actuales de calidad del agua de las playas tienen 20 años de antigÜedad y se basan en métodos científicos y de monitoreo obsoletos que dejan a los bañistas vulnerables a una variedad de enfermedades transmitidas por el agua. Los riesgos incluyen gastroenteritis, disentería, hepatitis, enfermedades respiratorias y otros problemas graves para la salud. Para los adultos mayores, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos debilitados los riesgos son particularmente grandes.

No solo es que las playas están contaminadas, la forma de hacerles pruebas también está fallando al público, según los expertos en salud pública y agua de NRDC. Las normas actuales de calidad del agua de las playas tienen 20 años sin cambiar y utilizan métodos científicos y de monitoreo obsoletos que dejan a los bañistas vulnerables a una variedad de enfermedades transmitidas por el agua.

Los riesgos incluyen gastroenteritis, disentería, hepatitis, enfermedades respiratorias y otros problemas graves para la salud. Para los adultos mayores, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos debilitados, los resultados pueden ser fatales.

Además de reunir datos sobre 3,500 playas en EE.UU., este año el informe da un vistazo especial a las playas en mayor peligro de la nación – las más populares o que están cerca de fuentes de contaminación, o ambas cosas. De esas playas de alto riesgo, Ohio, Indiana, Illinois, Rhode Island y Minnesota se reconocieron como las peores por no cumplir con normas sanitarias nacionales. Esta nueva área de enfoque es el resultado de un proceso que emprendió NRDC con cinco profesionales de las agencias de la salud local y del estado, académicos, y profesionales. El informe detallado está en www.nrdc.org/water/oceans/ttw/titinx.asp (en ingles). Más información en español esta disponible en www.laondaverde.org.

Playas Amigas y Playas Enemigas
Basado en los resultados de la investigación, NRDC anunció hoy las playas mas contaminadas y aquellas menos contaminadas. Este año se nombraron 13 Playas Amigas, 6 Playas Enemigas y por primera vez, un Héroe de Playa.

Las Playas Amigas lograron este titulo porque monitorearon el agua de la playa periódicamente, no excedieron las normas de salud pública más del 10% del tiempo, y tomaron medidas importantes para reducir la contaminación:

  •  North Carolina: Kure Beach y playa Kill Devil Hills Beach
  • Wisconsin: Sister Bay Beach y North Beach
  • California: Laguna Beach
  • Michigan: Grand Haven City Beach y las playas del Grand Haven State Park
  • Maine: Las playas de Libby Cove, Mother’s, Middle, Cape Neddick, Short Sands y York Harbor

Este año por primera vez, NRDC reconoció a un individuo como Héroe de Playa. El Dr. Carl Berg de Hawai, ecologista marino y campeón de la calidad del agua, fue nominado por el personal del departamento de salud de Hawai por su trabajo con la organización Hanalei Heritage River y Hanalei Watershed Hui. El Dr. Berg trabajó para establecer los programas de monitoreo para las playas, los ríos y los arroyos de la bahía de Hanalei y para protegerlos substituyendo los pozos de aguas negras en los parques de la playa y en las propiedades privadas a lo largo del río, trabajando con los granjeros para reducir la descarga de sedimentos y desarrollando mejores practicas para proteger las cuencas superiores.

Las Playas Enemigas son aquellas que excedieron las normas de salud pública el 51% de las veces que se tomaron muestras:

  •  California: Avalon Beach (al norte del Green Pleasure Pier) (53%) y Venice State Beach (57%)
  • Maryland: Hacks Point (60%) y Bay Country Campground and Beach (56%)
  • New Jersey: Beachwood Beach West (60%)
  • Illinois: Jackson Park Beach (54%)

NRDC también está ofreciendo a los bañistas la oportunidad de nominar y comentar sobre sus propias Playas Amigas y Enemigas. Para comentar, visita el nuevo sitio de NRDC Tus Océanos (en ingles), donde también encontrarás consejos divertidos para pasar un rato seguro y sano en la playa esta temporada de verano.

NRDC también está ofreciendo a los bañistas la oportunidad de nominar y comentar sobre sus propias Playas Amigas y Enemigas. Para comentar, visita el nuevo sitio de NRDC Tus Océanos (en ingles), donde también encontrarás consejos divertidos para pasar un rato seguro y sano en la playa esta temporada de verano.

Acerca de la Ley de Protección a las Playas de 2007

En mayo se presentó el proyecto de Ley de Protección de las Playas de 2007 (H.R. 2537/S. 1506) en el Congreso de EE.UU. para reautorizar la Ley de Evaluación Ambiental y Salud Costera de las Playas (Ley BEACHES) del 2000. De promulgarse, la Ley exigirá el uso de métodos de prueba rápidos para detectar contaminación en el agua de las playas en dos horas o menos para que se pueda advertir de una manera oportuna a los bañistas sobre riesgos para la salud. BEACHES también aumentará la cantidad de dinero disponible para subvenciones a los estados de $30 millones a $60 millones anuales hasta el 2012, y ampliará los usos permitidos para el dinero de las subvenciones de modo que incluyan el rastreo de fuentes y la prevención de la contaminación. Los promotores de este proyecto de ley incluyen a tres miembros del Congreso de la región de los tres estados: El senador Frank Lautenberg (D-NJ), el Congresista Frank Pallone (D-NJ) y el congresista Tim Bishop (D-NY).