Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Craig Noble, 415-875-6100 (oficina), 917-470-7843 (celular)

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Las ciudades y las granjas de California necesitan un delta sano para tener agua limpia, dice NRDC

El fallo a favor del eperlano es la oportunidad para restaurar los flujos de agua dulce y resucitar el estuario enfermo

SAN FRANCISCO (6 de septiembre de 2007) – El delta de la bahía de San Francisco necesita una infusión de agua dulce y limpia para que California pueda abastecer a sus sedientas granjas y ciudades, según el demandante principal en la demanda por el eperlano en peligro de extinción. Los abogados y expertos del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés) dicen que la orden de un juez federal de reducir la cantidad de agua extraída del delta ofrece la oportunidad de restaurar un recurso invaluable para millones de californianos.

"El delta de la bahía de San Francisco no puede cumplir su función vital de abastecer agua al pueblo de California si está tan deteriorado que ni siquiera puede sustentar al diminuto eperlano del delta", dijo Barry Nelson, director adjunto del proyecto de agua en el oeste de NRDC. "Después de años de desviar el agua dulce del delta, enfermando cada vez más al ecosistema, finalmente tenemos la orden de un juez para darle un respiro a nuestras existencias de agua."

NRDC dijo que el fallo dictado por el Juez Oliver Wanger a fines de la semana pasada en el tribunal federal de Fresno puede ayudar a mejorar la calidad del agua potable obtenida del delta. Declaró que los agricultores del delta que batallan para irrigar sus cultivos con agua demasiado salada por el exceso de extracción del delta, también se beneficiarán por la orden del juez. Además, el fallo ayudará a proteger la pesca recreativa en el delta y los empleos de los pescadores de salmón de la costa norte.

"Este fallo ayuda a proteger a nuestros salmones silvestres, comida sana y deliciosa que no necesita subsidios para incluirla en nuestros platillos, y los empleos de hombres y mujeres trabajadores que llevan ese pescado al mercado", dijo Zeke Grader, director ejecutivo de la Federación de Asociaciones de Pescadores de la Costa Pacífico.

"Reduciendo la extracción de agua debe mejorar las fugas de flujo del delta, lo que aumentará la calidad del agua para los agricultores del delta y también para todos los usuarios de dichas extracciones", dijo Tom Zuckerman, abogado adjunto de la Agencia Central de Agua del Delta.

El juez ordenó a los operadores de plantas de agua estatales y federales que tomen ocho medidas específicas para proteger al eperlano del delta. Las medidas entran en tres categorías:

  • Mantener niveles de flujo mínimos en los ríos Old y Middle desde fines de diciembre hasta el mes de junio para ayudar al desove exitoso del eperlano y criar una nueva generación de peces, así como minimizar sus muertes por las bombas de las plantas de agua. Esto se puede hacer reduciendo el bombeo, aumentado los flujos del sistema fluvial San Joaquín o una combinación de ambas cosas.

  • Prohibir el cierre de barreras durante una parte de la primavera para ayudar a mantener al eperlano lejos de las bombas en la época de desove.

  • Mejorar el monitoreo de la ubicación y abundancia de eperlano en el estuario, y cerca de las bombas en particular para ayudar a los biólogos a determinar las medidas de protección necesarias y sus tiempos de implementación.

(NRDC ha preparado una matriz más detallada en una página donde se resumen las ocho medidas ordenadas por el tribunal. El documento está a disposición de los periodistas interesados que lo soliciten.)

Nelson dijo que las agencias estatales y federales pueden proteger al delta y al eperlano del delta y mantener al mismo tiempo un abasto adecuado de agua limpia y segura para los usuarios corriente abajo.

"La clave es usar el agua sabiamente", dijo Nelson. "Los administradores del agua saben cómo hacerlo. Ellos están preparados para el tipo de reducciones necesarias para proteger al eperlano del delta. Las agencias de agua han construido más de 6 millones de acres de depósitos de agua superficial y subterránea al sur del delta para ayudar a estar preparados para las reducciones de bombeo del delta por temporadas, lo que equivale a 1.5 veces el tamaño del lago Shasta, el embalse más grande del estado."

El plan de agua del estado, elaborado por el Departamento de recursos de Agua de California, identifica la conservación, el reciclado del agua y la mejora en la administración del agua subterránea como las mayores fuentes de agua nueva para el estado. Se pueden aprovechar todas esas fuentes para garantizar que haya suficiente agua dulce para mantener sano el delta y satisfacer las necesidades de los californianos.

La orden del juez Wanger es un recurso provisional hasta que el Servicio de Pesca y Caza de EE.UU. redacte una nueva opinión biológica sobre la forma de operar el Proyecto de Agua del Estado y el Proyecto del Valle Central sin poner a los peces en riesgo de extinción.

"Se supone que cuidemos nuestros recursos naturales, no que los explotemos hasta el punto del colapso", dijo Roger Mammon, presidente de la Asociación de Cazadores de Patos de la Parte Baja de la Isla Sherman y miembro del consejo directivo del Capítulo Oeste del Delta de la Asociación de Lubina Estriada. "Todo lo que hagamos para mejorar el delta también beneficiará a los pescadores, los agricultores y a las personas que beben su agua."

El eperlano del delta es un pez de 3 pulgadas que sólo vive en el delta de la bahía de San Francisco y está singularmente adaptado a la mezcla de mareas de agua salada y flujos de agua dulce. Pero a medida que se extrajeron cada vez mayores cantidades de agua del delta para el sur de California, se alteraron las corrientes, la temperatura y el contenido de sal del estuario. Esto no sólo dañó al eperlano, sino que ha llevado a todo el ecosistema del delta al borde del colapso.

"El eperlano del delta podría ser el primero de una serie de extinciones de peces en cascada", dijo Nelson. "Otros peces también están en apuros, incluyendo el salmón, el esturión, la lobina estriada, el eperlano de aleta larga y el sábalo de hilo. Eso no sólo es malo para los peces, es malo para la gente."