Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Serena Ingre, NRDC, 202-289-2378, cell: 703-296-0702, singre@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

NRDC pide a la administración proteger al oso polar como especie en peligro y frenar las emisiones causantes del calentamiento global

Los científicos indican que el cambio del clima es la principal amenaza para los osos polares y su hábitat

Washington D.C. (14 de noviembre de 2007) – Como resultado del repliegue del hielo marino este verano y la capa de hielo marino en el Ártico registrada en la historia, las poblaciones de osos polares silvestres del mundo están en riesgo de extinción si el hielo marino del Ártico sigue retrocediendo al ritmo actual.
 
“Los osos polares necesitan protección ya”, dijo Andrew Wetzler, director del Proyecto de Especies en Peligro del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC). “Todo en su vida depende de la capa de hielo, y esa capa de hielo está desapareciendo a un ritmo sin precedentes por el calentamiento global. Si continúan los niveles actuales de contaminación, simplemente ya no reconoceremos el Ártico.”
 
Es urgente que la administración Bush actúe para proteger al oso polar al amparo de la Ley de Especies en Peligro. Si no se hace algo, uno de los animales más populares del mundo puede ser llevado a la extinción en el transcurso de nuestra vida o la de nuestros hijos. Los Zoológicos serían el único lugar donde la gente podría ver osos polares. 
 
La Ley de Especies en Peligro es una de las legislaciones más fuertes y exitosas del mundo en lo que se refiere a salvar animales al borde de la extinción. Hoy, más del 98% de los animales y las plantas protegidos por la Ley de Especies en Peligro no esta extinto, en gran medida, gracias a la red de seguridad que les ofrece esta ley.
 
Hay 22,000 osos polares silvestres, pero si no se hace algo, la Encuesta Geológica de EE.UU. predice que 11 de las 19 subpoblaciones se extinguirán para mediados de este siglo, y tres subpoblaciones más se desvanecerán poco después. Otras amenazas para los osos incluyen la contaminación por sustancias químicas tóxicas, la caza furtiva y los trastornos industriales. Además, la cacería podría convertirse en una amenaza si no se administran bien las poblaciones.
 
“No queremos que los zoológicos sean el único lugar donde la gente pueda ver osos polares”, dijo Stuart Strahl, Presidente y Director General de la Sociedad Zoológica de Chicago. “Los datos son claros y convincentes, se necesita actuar ya. ¡Pedimos a la administración Bush que incluya a los osos polares a la Lista de Especies en Peligro antes de que el hielo empiece a derretirse el próximo año!”
 
El hielo marino del Ártico alcanzó un mínimo récord en septiembre, casi 20% menos que los récords anteriores registrados en septiembre del 2005. El área promedio de hielo marino del Ártico para septiembre del 2007 fue aproximadamente 40% menor que el área promedio de hielo marino en septiembre del 1979. Según los investigadores, el Ártico podría tener septiembres sin hielo en 30 a 50 años, o incluso dentro de 15 años.

El pasado mes de diciembre el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de EE.UU, propuso incluir al oso polar en la lista de especies amenazadas al amparo de la Ley de Especies en Peligro en respuesta a una Petición presentada por el Centro para la Diversidad Biológica, NRDC y otros grupos. Ellos dieron un plazo de un año para la decisión definitiva que se anunciará el 9 de enero del 2008.
 
Durante los primeros dos meses del período de comentarios, el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre se vio inundado con más de 500,000 comentarios pidiendo que incluya a los osos polares en la lista de especies en peligro, una respuesta de apoyo sin precedentes para los osos polares.
 
La probabilidad de un Ártico sin hielo, y la extinción del oso polar, dependen mucho del aumento en la atmósfera de la contaminación que atrapa el calor. La negativa de nuestro gobierno a frenar la contaminación causante del calentamiento global es una de las principales causas del derretimiento del hábitat y la difícil situación del oso polar. Hay que hacer algo. La administración Bush debe actuar sin demora para incluir al oso polar en la lista y designar su hábitat como “hábitat crítico” para su protección. Si desea información adicional, visite www.polarbearsos.org.