Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Craig Noble at 415-875-6100 (office) or 415-601-8235 (mobile)

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Consejos de compra de alimentos para una temporada festiva más limpia, verde y sana

Los consumidores pueden ayudar a luchar contra el calentamiento global y la contaminación del aire si eligen alimentos locales

SAN FRANCISCO (21 de noviembre de 2007) – Las personas que planifiquen las comidas para esta temporada festiva tienen otro buen motivo para elegir comida cultivada localmente. Un nuevo análisis del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) demuestra que el transporte de alimentos a través de distancias más cortas produce menos formación de smog y contaminación causante del calentamiento global.
 
“Muchas personas que cocinan en su hogar y chefs de restaurantes ya saben que la comida local es más fresca y sabrosa”, dijo la Dra. Gina Solomon, médico y científica principal de NRDC.“Pero hay otra buena razón para elegir alimentos cultivados localmente: son más sanos para la gente y para nuestro planeta.”
 
La mayoría de los productos agrícolas en los Estados Unidos viajan en promedio 1.500 millas antes de ser vendidos, según NRDC. La distancia recorrida es aún mayor cuando se envía la comida a través del mundo. “La comida típica estadounidense contiene ingredientes de por lo menos cinco países fuera de los Estados Unidos”, dijo Solomon. “Todas esas millas que recorre la comida se suman, y el resultado es más contaminación, amenazando el aire que respiramos y el clima de nuestro planeta.”
 
Importar comida de muy lejos es especialmente peligroso para las personas que viven cerca de puertos y otros centros de transporte. Sus vecindarios constantemente están cubiertos con niveles más altos de hollín de diesel y contaminantes que forman smog.
 
“Es un dato bien documentado que los índices de asma y otras enfermedades respiratorias son superiores en vecindarios cercanos a patios de ferrocarril y terminales portuarias”, dijo Solomon. “El nivel de concentración de la contaminación en esas comunidades impone una amenaza inaceptable para la salud de los seres humanos.”
 
Los consumidores pueden preparar comidas más sabrosas y reducir la contaminación si buscan alimentos locales con la ayuda de una nueva sección en el sitio Web de NRDC. Pueden buscar su estado y la época del año para saber cuáles alimentos están en temporada en su localidad. (Ver www.nrdc.org/health/foodmiles/) Por ejemplo, en el norte de California a finales de noviembre hay docenas de alimentos locales de dónde elegir, incluyendo almendras, alcachofas, zanahorias y naranjas. En el estado de Nueva York, esta época del año es buena para las manzanas, el brócoli, la calabaza y los nabos.
 
El sitio Web de NRDC ofrece otros consejos tales como la compra de comida en los mercados de productos agrícolas. Eso no sólo es bueno para el medio ambiente y la salud pública; también beneficia a las familias de agricultores y a la economía local. El grupo recomienda que al comprar en otro lugar revise las etiquetas para identificar las comidas que recorrieron menores distancias. Otra sugerencia: la gente puede pedir a sus tiendas y restaurantes favoritos que vendan más comidas locales.
 
El análisis de NRDC dio un vistazo más estrecho a los costos escondidos de importar comida a California. Calculó las emisiones de contaminación por el transporte de uvas de mesa de Chile, naranjas ombligonas de Australia, vino de Francia, ajo de China, arroz de Tailandia y tomates de México y Holanda. Tan sólo en el 2005, las importaciones agrícolas hacia California produjeron casi 250.000 toneladas de contaminación causante de calentamiento global, más de 6.000 toneladas de óxidos de nitrógeno que forman smog y 300 toneladas de partículas de materia con hollín. Aproximadamente 950 casos de asma, 16.870 días perdidos de escuela, 43 hospitalizaciones y 37 muertes prematuras podrían atribuirse a esa contaminación. Los consumidores de California cuentan con mejores opciones disponibles puesto que esos seis alimentos se producen localmente ya sea todo o la mayor parte del año. En www.nrdc.org/health/effects/camiles/contents.asp hay versiones para descargar de las hojas de datos “Millas de comida” de NRDC.