Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Erika Brekke, NRDC, 415/875-6100 (office); 415/794-0653 (cell)

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Los gases de diesel imponen una amenaza para la salud de los conductores de camiones en los puertos

Se necesitan nuevas reglas para disminuir las emisiones en los puertos y sus alrededores

OAKLAND (4 de diciembre de 2007) – Los conductores de camiones en los puertos de California enfrentan mayores riesgos para la salud por respirar niveles peligrosos de gases de diesel dentro de las cabinas de sus camiones, según un nuevo informe publicado hoy. El informe se publicó a unos días de que los organismos reguladores consideren exigir la limpieza de la flotilla de camiones de trabajo que transportan carga desde y hacia los concurridos puertos del estado. Los autores del informe dicen que su estudio demuestra la necesidad de revisar la flotilla, reducir los tiempos de espera en las terminales y limitar la contaminación de otras fuentes en los puertos.    
 
El informe titulado “Conducir entre el humo: Los conductores de camiones enfrentan elevados riesgos de salud por la contaminación con diesel”, preparado por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés) y la Coalición para Puertos Limpios y Seguros, detalla los riesgos para la salud de los conductores de camión que remolcan contenedores a y desde el puerto de Oakland. El informe reveló que la cantidad de partículas de materia de diesel encontrada en el interior de las cabinas de los camiones fue del doble del nivel considerado aceptable por la Administración de Seguridad y Salud Laboral (OSHA por sus siglas en inglés) y hasta 2,000 veces mayor que el nivel normalmente considerado como aceptable por las agencias estatales y federales de protección ambiental.
 
A menudo los conductores se ven obligados a esperar horas en largas filas, provocándo una exposición prolongada a viejos camiones contaminantes, así como a otras fuentes de contaminación en el puerto, como el equipo y las embarcaciones de carga.
 
Los motores diesel emiten una tóxica mezcla de contaminantes que causan impactos adversos para la salud como el asma, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, mayor número de visitas a las salas de urgencias, defectos de nacimiento, nacimientos prematuros y otras enfermedades respiratorias. Aunque estudios anteriores han demostrado que cada año mueren 2,400 habitantes de California prematuramente por los gases de diesel emitidos por los tubos de escape, el nuevo informe revela que los conductores de camiones en los puertos pueden enfrentar riesgos de cáncer aún mayores que otros residentes de comunidades en el puerto. 
 
Los camioneros dicen que la amenaza es demasiado real.
 
“Constantemente me da una tos que no se me quita en semanas y siempre me duele la garganta”, dice Lorenzo Fernández, que tiene dos años y medio conduciendo un camión en el puerto de Oakland. “Pero no tengo seguro médico, así que no puedo ir al doctor. Me preocupa lo que sucederá los próximos años. Si me enfermo demasiado para trabajar, no se cómo mantendré a mi familia.”
 
Pero según los autores del informe, muchos conductores no pueden pagar seguro médico para ellos o sus familias porque están mal clasificados como contratistas independientes y sólo se les paga por las cargas que entregan cada día, no por el tiempo que pasan en espera. Los conductores clasificados como contratistas independientes carecen de protecciones, ganan alrededor de $30,000 al año, y son responsables de comprar sus camiones y darles mantenimiento. Después de pagar gastos operativos, a menudo no ganan más de $8 por hora, lo que les dificulta adecuar sus vehículos para que sean más limpios y menos contaminantes.
 
“El sistema actual de camiones de transporte en el puerto está mal. No vamos a tener aire sano o un sistema de transporte seguro hasta que hagamos que los conductores sean empleados y traslademos la responsabilidad de la limpieza y la seguridad de los camiones a las compañías transportistas y sus clientes”, dijo Doug Bloch, Director de la Coalición para Puertos Limpios y Seguros, una coalición de diversos grupos ambientalistas, laborales y comunitarios que trabajan para llevar aire limpio y buenos empleos a los residentes de West Oakland.
 
El Consejo de Recursos del Aire de California (CARB por sus siglas en inglés) votará sobre la regla de camiones limpios propuesta en una audiencia en El Monte el viernes 7 de diciembre. La regla propuesta exigiría la mejora, el reemplazo o el reacondicionamiento de aproximadamente 18,000 camiones pesados para el 2009. La nueva regla es un primer paso primordial, según los autores del informe. Pero si no se hacen cambios al modelo de negocios del transporte en camiones de los puertos, la carga de la limpieza de la flotilla de camiones recaerá en los conductores de camiones empobrecidos y en los contribuyentes. En opinión de los autores del informe, el costo de operación de camiones más limpios debe trasladarse a donde debe estar: a las compañías transportistas y sus grandes clientes.
 
Los autores del estudio apoyan la implementación de contratos de concesión que incorporen normas ambientales, comunitarias y laborales como el traslado de la responsabilidad a las compañías transportistas para que usen los camiones y la tecnología más limpias disponibles, y convertir a los conductores en empleados. 
 
“Esos cambios al sistema de transporte en camiones del puerto irán de la mano con la regla de Camiones en el Puerto de CARB”, dijo Diane Bailey, científica de NRDC. “CARB debe garantizar las protecciones para la salud de los conductores de camiones y de la comunidad adoptando una regla firme y el puerto debe actuar de manera responsable para asegurarse de que se cumplan las normas de CARB instituyendo un plan de cumplimiento que incluya contratos de concesión.”