Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Craig Noble al 415-875-6100 (oficina) o 415-601-8235 (celular)

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

California gana el pleito sobre el calentamiento global y los automóviles limpios

California y 16 otros estados eluden a Detroit y ganan el derecho a establecer estándares de contaminación; requiriendo un mejor rendimiento en las emisiones y así una reducción significativa en la co

SAN FRANCISCO (diciembre 12 de 2007) – En lo que constituye una victoria para el aire limpio y la lucha contra el calentamiento global, un juez federal de Fresno rechazó hoy una demanda de la industria automotriz que desafiada las normas de referencia de California que exigían a los fabricantes de automóviles el fabricar autos que produzcan una contaminación que retenga menos el calor. La decisión significa que California y otros 16 estados que desean adoptar tales normas estarán a sólo un paso de reducir notablemente las emisiones que producen calentamiento global, según el Consejo para la defensa de recursos naturales (Natural Resources Defense Council, NRDC), el cual se unió al pleito de parte del estado.
 
En su decisión de 57 páginas, el juez Anthony W. Ishii de la Corte Distrital de los Estados Unidos del distrito este de California escribió que “Tanto la Agencia de protección ambiental (EPA) como California… tendrán la misma autoridad para promulgar normas que limiten las emisiones de gases de invernadero, principalmente el dióxido de carbono por parte de los vehículos automotores”.
 
La sentencia significa que la última dificultad que enfrenta el estado para implementar las normas sobre automóviles limpios consiste en que la Agencia de protección ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de los Estados Unidos le otorgue a California el permiso para implementar de manera rutinaria tales normas. Con anterioridad, la EPA ha otorgado permiso al estado para implementar sus normas acerca de contaminación ambiental en más de 50 ocasiones, pero éste ha permanecido rezagado por cerca de dos años en la última solicitud de California, lo cual motivó a que el estado estableciera un pleito contra la EPA en una demanda separada.
 
“La sentencia de hoy confirma el derecho legal de California a limpiar su atmósfera y proteger la salud de sus habitantes”, dijo Fran Pavley, un consejera climática perteneciente al NRDC y ex-miembra de la asamblea que escribió la ley AB 1493 sobre automóviles limpios en el año 2002. “La EPA debería dejar de andar frenada, y otorgar a California el permiso de rutina que necesita para comenzar a aplicar la ley”.
 
Bajo la ley federal, California es el único estado al que se le permite establecer sus propios estándares de emisiones de vehículos. Los demás estados pueden escoger entre las normas federales o las medidas más estrictas de California. Otros 16 estados – Arizona, Connecticut, Colorado, Florida, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont, Utah y Washington – están adaptando las normas de California. Junto con California, conforman el 45% de las ventas de vehículos nuevos de la nación.
 
La industria automotriz perdió sus impugnaciones en una demanda similar este mismo año en Vermont.
 
Los estándares de automóviles limpios de California surtirán efecto a partir de los modelos de vehículos del año 2009, y para los modelos del año 2016, implicarán una reducción de hasta el 30% en las emisiones generales que producen calentamiento global.
 
“Los fabricantes de automóviles tienen el conocimiento para producir autos más limpios y mejores, usando tecnología ya disponible”, dijo Roland Hwang, director de políticas vehiculares del NRDC. “Ya es hora que los fabricantes manden a sus abogados a casa y pongan a trabajar a sus ingenieros. Entre más pronto pongamos a circular en las carreteras estos vehículos limpios, más pronto comenzaremos a limpiar nuestra atmósfera y a luchar contra el calentamiento global; simultáneamente, les estaremos ahorrando dinero a los conductores a la hora de comprar gasolina”.