Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Jessica Lass, 202/513-6254 or 202/468-6718 (celular)

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

El Senado aprueba proyecto de ley y deja el voto definitivo a la Cámara

El voto mantiene las normas de rendimiento del combustible y eficiencia energética de la Cámara

WASHINGTON, DC (13 de diciembre de 2007) – El Senado confirmó hoy su determinación de enviar un proyecto de ley de energía al escritorio del presidente antes de la Navidad, con un margen de 86 a 8. Al no alcanzar los 60 votos necesarios para la clausura el viernes pasado, los líderes del Senado volvieron a someter a votación el proyecto de ley para su aprobación, manteniendo los aspectos fundamentales de la legislación aprobada por la Cámara. A continuación aparece una declaración de Karen Wayland, directora legislativa del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC):
 
“El pueblo estadounidense está exigiendo una nueva dirección para las políticas energéticas, y el congreso ha dedicado el último año justamente a eso. Los proyectos de ley que aprobaron la Cámara y el Senado, son una impresionante partida de los proyectos de ley de energía de las últimas tres décadas, en congresos con mayoría tanto Republicana como Demócrata.
 
“Este proyecto de ley es el primer paso en la lucha contra el calentamiento global. No es un sustituto para el límite de carbono, pero es necesario para ponernos en camino de lograr el tipo de reducciones que necesitamos. La aprobación de esta legislación nos dará un anticipo para la lucha contra el calentamiento global.
 
“Sin embargo, estamos decepcionados de que la norma de electricidad renovable se eliminó del proyecto de ley final, pues la inversión en fuentes de energía renovables y eficientes es crucial para sacar a Estados Unidos de su adicción al petróleo. Estamos ansiosos por obtener una aprobación independiente a través del Congreso en el futuro cercano.
 
“Esta histórica legislación hará que Estados Unidos sea energéticamente más independiente, más seguro, creará miles de nuevos empleos, fomentará el crecimiento económico, economizará dinero a los consumidores, disminuirá la contaminación y logrará avances reales para reducir las emisiones de carbono que calientan la Tierra.”
 
Las medidas que se conservaron en el proyecto de ley incluyen las siguientes:
  • Normas de eficiencia en el consumo de combustible, aumentando los promedios en toda flotilla a 35 millas por galón para el 2020.
  • Importantes salvaguardas ambientales para la producción de biocombustible; 36,000 millones de galones de combustibles renovables para el 2022 – cinco veces más que la norma actual.
  • Las normas de eficiencia de iluminación que exigen que las bombillas eléctricas comunes usen de 25 a 30% menos energía para el 2012-2014 y dos veces menos energía para el 2020.
  • El proyecto de ley excluye tecnologías de energía que imponen considerables riesgos ambientales y económicos, como nuevas plantas nucleares y proyectos de carbón líquido.