Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Serena Ingre, NRDC, 202-289-2378, singre@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Grupos ambientalistas demandan legalmente al gobierno de Bush para que proteja al oso polar

Pese a la innegable evidencia científica, el gobierno continua retrasando la adición al Acta de Especies en Peligro de Extinción debido al calentamiento global

WASHINGTON (Marzo 10, 2008) – Hoy el Centro para la Diversidad Biológica, Greenpeace y el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) demandaron legalmente al gobierno de Bush por no cumplir con la fecha límite para determinar si el oso polar será enlistado bajo el Acta de Especies en Peligro de Extinción debido al calentamiento global.

“El gobierno de Bush esta intentando cerrar a toda costa la pequeña ventana de oportunidad que tenemos para salvar a los osos polares”, dijo Kassie Siegel, directora del programa del Clima en el Centro para la Diversidad Biológica y autora principal de la petición del 2005, que busca la adición del oso al Acta de Especies en Peligro de Extinción. “Nosotros no nos sentaremos a observar la extinción del oso polar.”

Los grupos entregaron su demanda legal hoy en la Corte de Distrito de los Estados Unidos correspondiente al Distrito Norte de California. La demanda pide una orden judicial que obligue al gobierno a tomar la decisión final respecto a la protección del oso polar de inmediato.

"El Acta de Especies en Peligro de Extinción es absolutamente clara: El Servicio de Pesca y Vida Silvestre tendría que haber tomado una decisión final hace ya varios meses. Ahora depende de una corte federal el lanzar a este increíble animal un salvavidas", dijo Andrew Wetzler, director del Proyecto de Especies Amenazadas en NRDC. "Necesitamos que el gobierno tome acciones urgentes para proteger al oso polar y para reducir las emisiones de gases invernadero y no que posponga eternamente la toma de decisiones."

Listar al oso polar bajo el Acta de Especies en Peligro de Extinción garantiza que las agencias federales no autorizarán, realizarán o financiarán ninguna acción que ponga en riesgo a los osos polares o a su hábitat crítico. Así mismo exigirá al Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos la preparación un plan de recuperación y/o el planteamiento de medidas específicas para asegurar la protección de esta especie.

El oso polar vive únicamente en el Ártico y depende totalmente del hielo marino para satisfacer todas sus necesidades. El rápido calentamiento del Ártico y el derretimiento del hielo marino plantean una amenaza abrumadora para los osos polares, que podrían convertirse en el primer mamífero en perder cien por ciento de su hábitat como consecuencia del calentamiento global.

La disminución del hielo marino también restringe drásticamente la capacidad de los osos polares de cazar a sus principal presa, las focas marinas. Durante la primavera de 2006, los científicos encontraron los cuerpos de varios osos que había muerto por inanición. La reducción de la disponibilidad de alimentos debido al calentamiento global también ha causado que los osos polares recurran al canibalismo en el norte de Alaska y Canadá.

"Nuestra demanda ha obligado a la administración Bush a tomar con seriedad el problema del calentamiento global como no se había logrado anteriormente, a pesar de que el gobierno aun contempla el ceder derechos de perforación para desarrollo petrolero en territorio prístino del oso polar,” dijo Kert Davies, director de investigación de Greenpeace en EE.UU. “Si el gobierno federal esta realmente dispuesto a proteger al oso polar debe implementar inmediatamente un plan para disminuir drásticamente en las emisiones de contaminantes que contribuyen al calentamiento global en los Estados Unidos."

El calentamiento global está empeorando, y el impacto que ha tenido en el Ártico supera cualquier predicción. Durante septiembre del 2007 se rebasaron todos los registros anteriores cuando la capa de hielo Ártico se redujo un millón de millas cuadradas, lo equivalente a seis veces el tamaño de California, por debajo de la extensión del hielo marino de verano promedio de las últimas décadas, alcanzando así, niveles que no se preveían sino hasta para mediados del presente siglo.

En septiembre el Servicio Geológico de los EE.UU. predijo, en base a la actual distribución de oso polar y a proyecciones sobre el calentamiento global, que dos terceras partes de la población mundial de osos polares probablemente se extinguirá para el 2050, incluyendo a los osos polares dentro del territorio de los Estados Unidos. Varios de los científicos han predicho que el Ártico podría incluso encontrarse sin hielo durante los veranos para el 2012.

A la fecha, el Gobierno ha recibido 670,000 comentarios apoyando la protección del oso polar bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, incluyendo cartas de eminentes expertos en osos polares, científicos especializados en clima y más de 60 miembros del Congreso.