Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Serena Ingre, 202-289-2378

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Grupos ambientales ganan protección para el oso polar

En respuesta a la evidencia científica sobre el calentamiento global, a una orden judicial y a la presión pública el gobierno enlista al oso polar bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción

WASHINGTON (Mayo 14, 2008) – Después de tres años de batalla legal por proteger al oso polar de la extinción debido al calentamiento global, tres grupos ambientalistas ganan la protección de la especie cuando se anunció hoy, que el Servicio de Pesca y de Vida Silvestre de los Estados Unidos listó al oso polar como una especie amenazada.

La decisión fue tomada en respuesta a una petición científica presentada en el 2005 por el Centro para la Diversidad Biológica, el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) y Greenpeace y como consecuencia también a una orden judicial emitida dada la demanda legal que los grupos presentaron contra el gobierno por retrazar la decisión de listar al oso.

Mientras que el listado del oso polar es uno de los mas claros reconocimientos de la amenaza que implica el calentamiento global, el gobierno esta tratando, al mismo tiempo, de minimizar la protección que el oso recibirá bajo La Ley de Especies en Peligro de Extinción. Asegura en su decisión de listar al oso, que las agencias federales no necesitan evaluar el impacto que los contaminantes que promueven el calentamiento global pudieran tener en el oso polar. Así mismo ha propuesto una regulación adicional en donde se exenta de estas emisiones a entidades privadas como compañías petroleras y carbonífera, reduciendo aún mas la protección el oso polar.

"Esta decisión representa un evento importantísimo porque ha obligado al gobierno de Bush a reconocer el impacto brutal que el calentamiento global tiene sobre el oso polar", dijo Kassie Siegel, Directora del Programa sobre el Clima en el Centro para la Diversidad Biológica, y autora principal de la petición de 2005.

"El reconocimiento por parte de la Administración Bush de que de no ser controlado, el calentamiento global llevará a los osos polares a su extinción, representa un momento decisivo en la actual crisis climática", dijo Kassie Siegel, Directora del Programa sobre el Clima en el Centro para la Diversidad Biológica, y autora principal de la petición de 2005. "Aún no es demasiado tarde para salvar a los osos polares, y continuaremos luchando para asegurar que el oso polar reciba la ayuda necesaria para que obtenga la protección total que ofrece la Ley de Especies en peligro de Extinción. Los intentos del gobierno de reducir la protección al oso polar de las emisiones de gas invernadero son ilegales y no serán validas en la Corte."

El oso polar vive exclusivamente en el Ártico y depende por completo del hielo marino para satisfacer todas sus necesidades. El rápido calentamiento del Ártico y el consecuente derretimiento del hielo marino representan amenazas abrumadoras para los osos polares, que actualmente mueren de inanición y ahogados en el mar.

"El oso polar se encuentra actualmente en hielo muy delgado. Proteger al oso polar bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción representa un paso adelante, pero el gobierno de Bush ha propuesto explotar las ambigüedades de la Ley para permitir que la mayor amenaza para el osos polar, el calentamiento global, continué sin resolverse", dijo Andrew Wetzler, director del Proyecto de Especies Amenazadas en NRDC. "Si la principal amenaza al oso polar no se atiende pronto, el único lugar en donde nuestros nietos podrán ver osos polares será en el zoológico"

"El uso de este lenguaje por parte del gobierno ignora el impacto del calentamiento global sobre el oso polar y reduce cualquier protección que la Ley pudiera haber otorgado", dijo Melanie Duchin, activista de Greenpeace USA en Alaska. "El calentamiento global amenaza a los osos polares con la extinción, así que excluir a los contaminantes que promueven el calentamiento del planeta dentro de la formula para proteger a las especies, viola el propósito y el espíritu de la Ley de Especies en Peligro de Extinción"

Cada paso en el proceso para listar al oso ha requerido acción legal para implementar las fechas límites que la Ley de Especies en Peligro de Extinción establece. Los tres grupos ambientalistas demandaron a la administración Bush en diciembre de 2005, porque el gobierno hizo caso omiso de su petición para proteger el oso polar. Como resultado de esa demanda, en febrero de 2006 el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos Americanos declaró que la protección a los osos polares "podría estar justificada", y comenzó una evaluación completa sobre la situación de esta especie. Un acuerdo resolutivo para este caso comprometió al Servicio a realizar la segunda de tres resoluciones el 27 de diciembre del 2007, durante la cual el Servicio anunció la propuesta de listar al oso polar como una especie "amenazada". Por ley, el Servicio estaba obligado a tomar esta decisión en un plazo de un año a partir de que se entregó la propuesta, es decir el 9 de enero del 2008. Cuando el gobierno no cumplió con esta fecha, los grupos demandaron el 10 de marzo del 2008 exigiendo el término del retrazo. El 28 de abril, la Corte de Distrito emite una orden exigiendo que el gobierno tomara una decisión para el 15 de Mayo.

Los científicos previeron, y ahora han documentado, los estragos que el rápido calentamiento del Ártico esta teniendo en los osos polares. La disminución del hielo marino restringe drásticamente la capacidad de los osos polares de cazar a sus principal presa, las focas marinas. Durante la primavera de 2006, los científicos encontraron los cuerpos de varios osos que había muerto por inanición. La reducción de la disponibilidad de alimentos debido al calentamiento global también ha causado que los osos polares recurran al canibalismo en el norte de Alaska y Canadá. En septiembre del 2007 el Servicio Geológico de los Estados Unidos Americanos predijo, en base a la actual distribución del oso polar y a proyecciones sobre el calentamiento global, que dos terceras partes de la población mundial de osos polares probablemente se extinguirá para el 2050, incluyendo a los osos polares dentro del territorio de los Estados Unidos.

El calentamiento global está empeorando, y el impacto que ha tenido en el Ártico supera lo previsto. Durante septiembre del 2007 se rebasaron los niveles registrados cuando la capa de hielo Ártico se redujo un millón de millas cuadradas, lo equivalente a seis veces el tamaño de California, por debajo de la extensión promedio de hielo marino de verano de las últimas décadas, alcanzando así, niveles que no se preveían sino hasta para mediados del presente siglo. Varios de los científicos han predicho que el Ártico podría incluso encontrarse libre de hielo durante los veranos para el 2012.

La adición del oso polar a la lista garantiza que las agencias federales no autorizarán, realizarán o financiarán ninguna acción que ponga en riesgo a los osos polares o a su hábitat crítico. Así mismo exigirá al Servicio la preparación un plan de recuperación y/o el planteamiento de medidas específicas para asegurar la protección de esta especie.