Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Serena Ingre, NRDC, 202/289-2378, ó singre@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

EPA da un gran paso para proteger a los niños del envenenamiento con plomo

Nueva regla de la agencia en 30 años

WASHINGTON (16 de octubre de 2008) -- Por primera vez desde 1978, la EPA modificó la norma nacional de calidad del aire ambiental en contenido de contaminación con plomo, una toxina que amenaza la salud de millones de niños y adultos. La norma modificada de 0.15 microgramos por metro cúbico es coherente con los consejos de los asesores científicos de la EPA y de la comunidad de salud pública, y es un gran paso para la protección de la salud de los niños, según expertos del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).
 
A continuación aparece una declaración de la Dra. Gina Solomon, científica senior del programa de salud de NRDC respecto a la modificación a la norma de plomo de la EPA:
 
“Felicitamos a la EPA por dar un paso gigantesco en la dirección correcta, pero para hacer cumplir esta nueva norma necesitan ampliar más la red de monitoreo de plomo. La EPA ha seguido el consejo de sus propios asesores y defensores de la salud pública al fijar normas más estrictas para el plomo en el aire. Sin embargo, esta administración ha desmantelado la mitad de las estaciones de monitoreo del aire en todo el país. Con menos de 200 monitores de aire, los científicos ni siquiera saben cuánto plomo hay en el aire de la mayoría de las comunidades. Ahora que la EPA ha reconocido la gravedad de la exposición al plomo, debe reconstruir la red de monitoreo, poniendo monitores del aire en los lugares donde más se necesiten, o sea hacia donde sopla el viento desde las grandes contaminadoras. El plan de la EPA para sólo 236 monitores nuevos o reubicados no es adecuado para detectar problemas, pues hay miles de grandes contaminadores con plomo en todo el país.
 
“Me decepciona que la EPA permitirá que se promedien las exposiciones al plomo durante un período de tres meses. Eso significa que grandes pero breves ‘picos’ de emisiones de plomo de fundiciones y otros contaminadores podrían contaminar el suelo de los patios de juego y jardines de las casas incluyendo algunas áreas que cumplan con la nueva norma.”
 
Antecedentes
En mayo, la EPA propuso una gama de nuevas normas, de 0.1 a 0.3 microgramos por metro cúbico de aire, y aceptó comentarios para el nivel de 0.5, a pesar de las advertencias de sus científicos oficiales de que cualquier nivel superior a 0.2 no protege la salud pública. De hecho, destacados investigadores del plomo y casi 200 profesionales médicos y en salud pública recomendaron niveles incluso mucho menores de 0.02. Desafortunadamente, la industria de la fundición de baterías presionó para obtener un nivel de 0.5 microgramos por metro cúbico o mayor, lo cual impone graves riesgos a los niños.
 
El plomo es una peligrosa neurotoxina que se ha prohibido en la gasolina y en la pintura, después de décadas de investigaciones que demostraron la amenaza para la salud de los niños. Aún así, hasta 16,000 plantas industriales en Estados Unidos siguen funcionando con la antigua norma, expulsando cientos de miles de libras de plomo a nuestro aire todos los años. Las fundiciones de plomo que funden baterías viejas están entre las mayores contaminadoras con plomo.
 
Para ver quienes son las principales contaminadoras con plomo, visita nuestro mapa interactivo en línea en http://www.nrdc.org/laondaverde/health/effects/lead/lead_emitters_maps.asp.