Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Serena Ingre, 202/289-2378, singre@nrdc.org; Adrianna Quintero, 415/875-6123, aquintero@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

La Corte Suprema limita protección del radar de la marina

Cuatro medidas para proteger a mamíferos marinos permanecerán vigentes

WASHINGTON, DC (12 de noviembre, 2008) – La Corte Suprema de la nación emitió hoy su decisión sobre el uso de radares activos de frecuencia media por parte de la Marina durante sus ejercicios de entrenamiento en el sur de California.

“La resolución esencial de hoy es que las cortes menores no equilibraron apropiadamente los intereses competitivos en emitir y defender la orden”, dijo Joel Reynolds, abogado senior y director del programa mamiferos marinos del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).

“Sin embargo, esta es una resolución limitada que deja vigentes cuatro de las ordenes de las seis medidas de mitigación que protegen a los mamíferos marinos del daño causado por los radares de alta intensidad usados durante entrenamientos. La Suprema Corte eliminó dos de las medidas de mitigación contemplada por la orden por consideración a los reclamos hechos por la Marina de que los mismos interferirian con los entrenamientos. La corte no trastornó la determinación fundamental de que la Marina violó la ley al no preparar una declaración de impacto ambiental”.

“Es gratificante que la corte no aceptara el extensivo reclamo de la Marina de poder ejecutivo y que dos terceras partes de la orden permanezcan vigentes”, dijo Richard Kendall, co-asesor legal de NRDC.

La Marina reconoce que el radar puede ser mortal para los mamíferos marinos y que los ejercicios en cuestión podrían “llevarse” a alrededor de 170,000 mamíferos marinos e incluiria ocasionar daños permanentes a más de 500 ballenas así como soldera temporal a al menos 8,000 ballenas.


Información básica

En enero, la Casa Blanca emitió exoneraciones para la Marina después que una corte federal ordenara a la Marina que protegiera a los mamíferos marinos contra daños derivados de radares de alta y media intensidad usados en una serie de ejercicios en las costas del sur de California.

En marzo, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito mantuvo las medidas de mitigación emitida por la corte menor, exigiendo a la Marina mantener una zona de amortiguación libre de radares en 12 millas naúticas a lo largo de la costa de California, evitar otros importantes habitats de las ballenas, apagar los radares cuando los mamíferos marinos fueran vistos a una distancia de 2,200 yardas y monitorear la presencia de mamíferos marinos usando varios métodos. La Marina apeló dos de las seis medidas ante la Suprema Corte de los Estados Unidos: la de apagar el radar a unas 2,200 yardas MFA y la de apagar motores una vez los submarinos emergen.

Hace más de un año, la Comisión Costera de California urgió a la Marina a adoptar medidas de protección similares durante estos ejercicios, encontrando que los mismos eran necesarios para hacer que las maniobras cumplieran con las leyes que rigen las costas de California pero la Marina ignoró los requerimientos, dependiendo en su lugar en un plan de mitigación que la corte menor encontró “tristemente inadecuada e ineficaz”.

Los radares de alta intensidad MFA pueden ocasionar peligrosos niveles de ruido en vastas áreas submarinas del océano y ha matado mamíferos marinos en numerosos incidentes. Muchos científicos creen que los animales encontrados varados en las playas representan solo una pequeña parte de los efectos que ocasiona el uso de esa tecnología, dado que los animales que están severamente heridos raramente van a la costa. Las aguas de la costa sureste de California tienen algunos de los habitats marinos más ricos en el país e incluye cinco especies de ballenas en peligro, una importante población mundial de ballenas azules, el animal más grande que ha vivido en la tierra, así como siete especies individuales de ballenas de nariz corva, conocidas porque son particularmente vulnerables al sonido submarino.

La demanda fue interpuesta por una coalición de organizaciones conservacionistas liderada por NRDC, incluyendo la International Fund for Animal Welfare, League for Coastal Protection, Cetacean Society International, Ocean Futures Society y su presidente y fundador Jean-Michel Cousteau. Una demanda relacionada desafiando la acción de la Marina fue interpuesta por el Estado de California en representación de la Comisión Costera de California.