Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Adrianna Quintero, NRDC 415-722-9444, aquintero@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Días de Cierres de Playas en el País Sobrepasan los 20,000 por Cuarto Año Consecutivo

Nuevo informe ofrece una guía con calificaciones a 200 playas de Estados Unidos y análisis revela que el cambio climático empeorará la contaminación

WASHINGTON (29 de julio de 2009) – El agua en las playas de los Estados Unidos estuvo peligrosamente contaminada el año pasado y puso en riesgo la salud de los bañistas mientras que el número de días de cierres y advertencias sanitarias en playas de océanos, bahías y los Grandes Lagos rebasó los 20,000 por cuarto año consecutivo, según el 19 Informe Anual sobre la Calidad del Agua de las Playas publicado hoy por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).

“La contaminación por escurrimientos de agua de lluvia sucia y desborde de aguas residuales siguen llegando a nuestras playas. Esto no solamente enferma a los bañistas, también daña a las economías costeras”, dijo Nancy Stoner, Co-directora del Programa del Agua de NRDC. “Los estadounidenses no deberían sufrir las consecuencias del agua de playa contaminada. La falta de acción tendrá graves consecuencias, desde el contagio de gastroenteritis o conjuntivitis hasta poner en riesgo millones de empleos y miles de millones de dólares que dependen de la limpieza de las costas”.

Con información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos, el informe Examinando las aguas: Una guía de la calidad del agua en playas vacacionales confirma que el agua de las playas de nuestra nación siguen sufriendo una grave contaminación -- incluidos los desechos de seres humanos y animales -- que puede enfermar a la gente.

El informe de NRDC también ofrece una guía con calificaciones de hasta 5 estrellas para 200 de las playas más frecuentadas del país, basadas en indicadores de calidad del agua de las playas, frecuencia de monitoreos y notificación al público de la contaminación.Las playas que lograron calificación de cinco estrellas incluyeron la playa pública Gulf Shores (AL), Laguna Beach-playa principal (CA), playa estatal Bolsa Chica en Huntington Beach (CA), Newport Beach (CA), Ocean City (MD), Park Point – Community Club Beach en Duluth (MN) y Hampton Beach State Park en Hampton (NH). Algunas de las playas con menor calificación (una estrella) fueron Zach’s Bay en Jones Beach State Park de Wantagh (NY), Ocean Beach Park en New London (CT), playa pública Venice (FL) y Point Pleasant Beach–Central (NJ).

Aunque el informe descubrió una disminución del 10 por ciento en los días con cierres y advertencias sanitarias a nivel nacional respecto al año 2007, revela que esta reducción fue resultado de condiciones climatológicas secas en muchas partes del país y de la disminución del financiamiento para el monitoreo del agua en algunos estados el año pasado, en lugar de ser una señal de mejora a gran escala. La disminución sucede después de dos años de cifras récord de cierres y advertencias sanitarias, y la principal fuente de contaminación -- los escurrimientos de agua de lluvia después de las tormentas -- sigue siendo un problema grave que no se ha resuelto.

“Cuando vuelvan las lluvias -- dijo Stoner -- también regresará la contaminación, con lo cual las playas tendrán más cierres y advertencias sanitarias.”

Para ver el informe completo visita Examinando las aguas 2009.

Este año por primera vez el informe Examinando las aguas explora los efectos del cambio climático sobre la calidad del agua, revelando que este factor empeorará la contaminación. Los efectos combinados de los aumentos de la temperatura y las tormentas más frecuentes e intensas, producirán más escurrimientos de aguas pluviales, contaminación por aguas residuales y agentes patógenos causantes de enfermedades en las vías fluviales cercanas. Específicamente, se prevé que el cambio climático influirá en la presencia de agentes patógenos, que causan gastroenteritis, diarrea y problemas neurológicos, en el agua de las playas de los Estados Unidos.

A nivel nacional, el 7 por ciento de las muestras de agua de las playas infringieron las normas de salud, indicando la presencia de desechos de seres humanos o animales, lo cual demostró que no ha habido una mejora respecto de los años 2007 ó 2006. El nivel más alto de contaminación se encontró en los Grandes Lagos, donde el 13 por ciento de las muestras de agua de las playas infringió las normas de salud pública. De 2005 a 2008 los Grandes Lagos arrojaron sistemáticamente resultados de las aguas más sucias, mientras que el Sudeste y la península Delmarva fueron relativamente más limpias que otras regiones. Los estados con el porcentaje más alto de muestras que sobrepasaron las normas sanitarias en 2008 fueron Louisiana (29 por ciento), Ohio (19 por ciento), Indiana (18 por ciento) e Illinois (15 por ciento). Los que tuvieron el por ciento más bajo de muestras de agua que sobrepasaron las normas sanitarias el año pasado fueron Delaware, New Hampshire y Virginia (todos con el 1 por ciento).

Aunque hubo un descenso general en los días con cierres y advertencias sanitarias respecto a los niveles alcanzados en todo el país en el año 2007, de 22,571 a 20,341 días, a nivel regional el panorama fue diverso. En 2008 las condiciones climatológicas secas produjeron una disminución en los cierres y advertencias sanitarias en la península Delmarva (67 por ciento), Golfo de México (39 por ciento), California y Hawai (21 por ciento) y el Sudeste (12 por ciento). No obstante, las condiciones climatológicas más húmedas de lo común produjeron un aumento en los días con cierres y advertencias sanitarias en Nueva Inglaterra (64 por ciento) y los Grandes Lagos (13 por ciento).

La contaminación del agua de las playas hace a los bañistas más vulnerables frente a una gama de enfermedades transmitidas por el agua, incluidas la gastroenteritis, erupciones en la piel, conjuntivitis, problemas en oídos, nariz y garganta, disentería, afecciones respiratorias, trastornos neurológicos y otros problemas graves de salud. Para los adultos mayores, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos debilitados, los resultados pueden ser mortales.

“Nadie quiere que su viaje a la playa termine en el baño o, peor aún, en la sala de urgencias”, dijo Adrianna Quintero, directora de La Onda Verde de NRDC. “Es de vital importancia recordar que si llovió recientemente o si ves o hueles la descarga de un tubo a la playa, mantengas la cabeza fuera del agua o evites nadar”.

La mejor forma de proteger a los bañistas de la contaminación del agua de la playa es evitarla. Los gobiernos a nivel federal, estatal y local deben hacer de esto una prioridad exigiendo mejores controles sobre las aguas de lluvia y las residuales, las dos principales fuentes conocidas de contaminación del agua de las playas. Una solución fundamental es utilizar técnicas de urbanización de bajo impacto en las comunidades para retener y filtrar el agua de lluvia allí donde cae, permitiendo que sea reabsorbida por la tierra en lugar de escurrir hacia las vías fluviales. Esto incluye jardines estratégicamente ubicados en patios, jardineras para árboles en las aceras de la ciudad, techos verdes que usen vegetación absorbente en la parte superior de los edificios y pavimento permeable que permita que el agua penetre en el material, en lugar del asfalto o el concreto.

La Ley del Medio Ambiente Costero y Salubridad que está en trámite en el Congreso aportaría el dinero para la toma de muestras de agua de las playas y exigiría el uso de métodos de prueba más rápidos para que la gente pueda obtener información oportuna sobre la seguridad de nadar en ellas. Además, la Ley Estadounidense de Energía Limpia y Seguridad (siglas en Inglés ACES) que recientemente fue aprobada en la Cámara de Representantes, ayudará a las comunidades a prepararse para mayores impactos del cambio climático en las comunidades costeras como inundaciones, aumento en el nivel del mar, más contaminación del agua de lluvia y desborde de las aguas residuales, además de limitar la contaminación causante del calentamiento global.

Si deseas consejos para un viaje seguro a la playa este verano, visita: http://www.nrdc.org/laondaverde/water/oceans/gttw.asp.

*B-roll con calidad de emisión disponible en http://nrdc.mediaseed.tv*