Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Adrianna Quintero, 415-875-6123, aquintero@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

El hábitat del oso Polar recibe protección

200.000 millas cuadradas serán designadas como hábitat crítico

Washington, DC (22 de octubre de 2009)- El Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (The U.S. Fish and Wildlife Service) propuso hoy designar más de 200.000 kilómetros cuadrados de tierras costeras y aguas a lo largo de la costa norte de Alaska como “hábitat crítico” para el oso polar. Esta propuesta es una respuesta a una solución parcial en una demanda presentada por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council), el Centro para la Diversidad Biológica (Center for Biological Diversity) y Greenpeace.

Bajo la Ley de Especies en Peligro está la propuesta del hábitat, la cual llega la misma semana en que otra agencia del Departamento de Interior, el Servicio de Manejo de Minerales (The Minerals Management Service), aprobó los planes de una compañía petrolera para la perforación exploratoria en el hábitat del oso polar en el mar de Beaufort. El Departamento de Interior está estudiando una propuesta similar de perforación en el mar de Chukchi.

"Todos sabemos que los osos polares estarán en problemas graves a largo plazo. La designación de hoy de un hábitat crítico es un paso esencial para salvar a esta especie que esta cada vez más en peligro. Pero tenemos que hacer mucho más si queremos salvar al oso polar del peligro de extinción, el control de la contaminación de carbono, la reducción de la caza comercial en Canadá, y detener la ola de productos químicos tóxicos en su hábitat todos son necesarios para asegurar el futuro de este magnífico animal" dijo Andrew Wetzler, director del Proyecto de Conservación de Vida Silvestre de NRDC.

Una vez designado el hábitat, las agencias federales tienen prohibido tomar cualquier acción que pueda “modificar negativamente” el hábitat. Las especies para las cuales se designa un hábitat crítico muestran mas del doble de probabilidades de recuperarse, y menos de la mitad de probabilidades de estar en declive.

“Si los osos polares tienen que sobrevivir en un rápido derretimiento del Ártico, tenemos que proteger su hábitat crítico y no convertirlo en una zona industrial contaminada. El Departamento de Interior esta esquizofrénico, al declarar su intención de proteger el hábitat del oso polar en el Ártico, pero al mismo tiempo sacrificar el hábitat para alimentar a nuestra insostenible adicción al petróleo,” dijo Brendan Cummings, abogado del Centro para la Diversidad Biológica

En mayo de 2008, el oso polar se encontraba en la lista del Departamento de Interior como una especie amenazada en virtud de la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Al mismo tiempo, el Departamento de Interior emitió una norma especial que exonera las emisiones de gases de efecto invernadero de algunas disposiciones de la ley. En mayo de 2009 el nuevo Secretario de Interior, Ken Salazar Bush reafirmó esta exención para la industria de los combustibles fósiles. Un recurso judicial para este reglamento está en curso por el Centro para la Diversidad Biológica, el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales y Greenpeace

"La designación del hábitat del oso polar es un buen paso hacia la protección de esta especie, sin embargo, mientras el Secretario de Interior sostiene que no puede hacer nada acerca de las emisiones de efecto invernadero y el calentamiento global, la protección del oso polar en última instancia, será ineficaz," dijo Melanie Duchin, activista de Greenpeace en Anchorage, Alaska.

Bajo los términos del acuerdo de liquidación, el departamento de Interior, tiene hasta el 30 de junio de 2010 para concluir la designación del hábitat crítico para el oso polar.

El acuerdo de solución también requiere que el Departamento de Interior finalice las directrices para la disuasión no letal de los osos polares al considerar que constituyen una amenaza para la seguridad pública. A medida que el hielo retrocede más lejos de la costa y más osos polares se quedan varados en la tierra, el número de las interacciones entre humanos y osos esta en aumento, dando como resultado que numerosos osos se les dispare. Las directrices deben ser finalizadas el 31 de marzo de 2010. Al igual que con la designación de hábitats críticos, las directrices serán precedidas por una propuesta de norma, junto con los comentarios del público y las audiencias públicas.