Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Adrianna Quintero, (415) 875-6123, aquintero@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

NRDC y grupos del Golfo piden a las agencias federales mejorar la seguridad de las pruebas para los productos del mar después del derrame

Grupos preocupados por la falta de transparencia en los protocolos de seguridad de la FDA y NOAA.

NUEVA YORK, NY (17 de agosto de 2010) -- Hoy el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales y alrededor de doce grupos de la costa del Golfo pidieron a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en inglés) y a la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA en inglés) reforzar los actuales protocolos y los datos que se basan en determinar si es seguro el consumo de mariscos y volver abrir las áreas para la pesca. Los grupos afirman que a largo plazo, si no se mejoran los procedimientos actuales, pueden no proteger a las comunidades más vulnerables de los mariscos contaminados. Los grupos solicitan específicamente que todos los protocolos de muestreo y datos estén a la disposición del público en la red para aumentar la transparencia y mejorar la confianza del público en el programa de monitoreo.

“Con la apertura de la temporada de camaroneros y casi a diario se reabren zonas de pesca, en este momento la seguridad de los mariscos es una cuestión importante,” dijo la Dra. Gina Solomon, una científica sénior del NRDC. “El gobierno necesita poner fuertes criterios de seguridad y normas de investigación para asegurar que los mariscos del Golfo son seguros para comer en los meses y años venideros.”

La necesidad de esta investigación se destaca por la gran cantidad de aceite que queda en el Golfo. De acuerdo con la evaluación del gobierno, más de la mitad del petróleo que se derramó  -- las fracciones 'dispersas' y 'residuales' -- pueden estar todavía en el ambiente. Esto es sin duda mucho crudo, mas de 100 millones de galones, el equivalente de nueve derrames del tamaño del buque Exxon Valdez.

Cartas a la FDA y la NOAA solicitan que los organismos:

  • Aseguren un amplio monitoreo de la contaminación de los mariscos;
  • Aseguren la divulgación pública de todos los datos, métodos y supervisión de los mariscos; y
  • Aseguren que el criterio para reabrir áreas de pesca sea para proteger a las poblaciones más vulnerables, como los niños, mujeres embarazadas y las comunidades pesqueras.

Las cartas, enviadas a la apertura de la temporada de camaroneros en el Golfo y la publicación del Diario de la Asociación Médica Americana (Journal of the American Medical Association) con los comentarios de la Dra. Solomon sobre los efectos a la salud causados por el derrame de petróleo, fueron firmados conjuntamente por los siguientes grupos de la comunidad del Golfo, grupos ambientalistas y religiosos:

Iglesia Presbiteriana Bayou Blue; Subdivisión de Biloxi NAACP; Centro para la Justicia Ambiental y Económica; Centro para la Justicia Ambiental Deep South (Universidad de Dillard); Federación de Cooperativas del Sur; Red para la Restauración del Golfo; Asociación de Vecinos de la Santa Cruz; Huracán Creekkeeper; ¡El Liderazgo Cuenta!; Brigada del Cubo de Louisiana; Red de Acción Ambiental de Louisiana; Riverkeeper baja Mississippi; centro de Ward IX baja para el compromiso & desarrollo sostenible; Corporación para el Desarrollo de la Comunidad Vietnamita Reina María; Baykeeper Mobile; Fideicomiso de propiedad de la Comunidad de North Gulfport; Grupo Portersville Revival; Servicios de Defensa para la Justicia Ambiental de Texas; Alabama Chapter Sierra Club; Grupo de la Costa del Mississippi, Sierra Club; Grupo de Nueva Orleans; Sierra Club; Iglesia Unida de Cristo; Centro Cooperativo de los Caminantes de Zión.