Skip to main content

Para Publicación Inmediata [English]

Contacto para la prensa: Linda Escalante, 310-663-2246, lescalante@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Productos tóxicos para mascotas deben tener etiquetas de advertencia en California

Corte de California: Demanda legal de NRDC previene a los comerciantes y fabricantes de vender collares contra pulgas nocivos sin etiquetas de advertencias

SAN FRANCISCO (16 de diciembre 2010) –  Según el acuerdo extrajudicial en la demanda presentada por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC en ingles), los comerciantes y fabricantes de productos para mascotas no pueden vender collares contra pulgas y garrapatas que contengan algún químico cancerígeno sin una etiqueta de advertencia para los consumidores.

“Cuando compramos un collar de pulgas en la tienda para mascotas, el propósito es cesar el comezón que tiene el perro o el gato no poner en riesgo la salud nuestra familia”, dice la científica de NRDC, Miriam Rotkin-Ellman.  “Las etiquetas de advertencia ahora les permitirá a los dueños de mascotas evitar introducir químicos peligrosos en el hogar inadvertidamente”.

Según el acuerdo extrajudicial, 18 comerciantes y fabricantes de productos para mascotas, incluyendo a los más grandes en el mercado como PetSmart y PETCO, convinieron a no distribuir o vender collares de pulgas con el ingrediente propoxur sin una etiqueta advirtiendo que el collar contiene un químico registrado como un carcinógeno reconocido por California.  Por ley, estos productos debieron haber tenido estas etiquetas desde el 11 de agosto de 2007.

La demanda que puso NRDC contra esta compañías en la Corte Superior de California en el Condado de Alameda el año pasado por no cumplir con la Ley de California para Seguridad en Agua Potable y Tóxicos.  Esta ley le prohíbe a los negocios exponer a los consumidores con conocimiento a cualquier químico “reconocido en el estado por causar cáncer o danos reproductivos” sin tener advertencias adecuadas. 

Además de conseguir las etiquetas con advertencias en California, NRDC también le pidió a la Agencia para la Protección Ambiental (EPA en ingles) completamente prohibir estos químicos tóxicos en los productos para mascotas por todo Estados Unidos.  La petición aun está pendiente. Las pruebas y los cálculos cuidadosos hechos por NRDC revelan que la decisión de la EPA de permitir que estos productos permanezcan en el mercado presenta un significante riesgo para la salud de las mascotas y de sus dueños, especialmente para los niños pequeños.  Uno de los estudios más recientes de la EPA sobre los riesgos en los collares con propoxur confirma que estos productos representan riesgos inaceptables para los niños.

“La conclusión es que estos productos son peligrosos y no pertenecen el los estantes de los almacenes”,  dijo Rotkin-Ellman.  “La EPA, PETCO, PetSmart y el resto de la industria de productos para mascotas lo saben y deberían corregirlo.  La única forma de proteger realmente al público y sus animales de los químicos tóxicos en los collares de pulgas que causan cáncer es prohibiéndolos completamente”.

Un análisis de NRDC en 2009, Veneno en las mascotas II, descubrió altos niveles de propoxur y tetrachlorvinphos (TCVP) en el pelo de las mascotas después de usar collares de pulgas ordinarios.  Ambos de estos químicos son ingredientes comunes en productos para mascotas y pueden causar daños al cerebro y sistema nervioso aparte de poder causar cáncer.  Esto no solo amenaza la salud de las mascotas que tengan puesto el collar sino que también expone a los dueños humanos y sus familias a estos peligrosos químicos.  Es especialmente inquietante para los niños porque sus sistemas neurológico y metabólico todavía están en desarrollo.  Los niños pueden ingerir los residuos tóxicos cuando se metan las manos en la boca luego de acariciar sus mascotas.

El informe de NRDC en 2000, Veneno en las mascotas, ya ha resultado en la prohibición de seis pesticidas peligrosos en productos para mascotas, pero productos con propoxur y TCVP todavía se encuentran el los estantes de los almacenes.

Existen métodos más seguros para controlar las pulgas y las garrapatas que no envenenan a las mascotas ni a sus dueños como el uso frecuente de un peine contra pulgas, baños frecuentes, lavar su ropa de cama y aspirar sus áreas.  Si se necesita un método basado en químicos, las opciones más seguras, con los niveles de químicos tóxicos mas bajos, se dispensan por medio de una píldora.  NRDC ofrece una guía gratis en ingles de más de 125 productos para mascotas contra las pulgas y garrapatas, categorizándolos por su nivel de toxicidad.