Skip to main content

Para Publicación Inmediata

Contacto para la prensa: Linda Escalante, NRDC 310-663-2246, lescalante@nrdc.org

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Los convertidores de cable, satélite y los DVR consumen $2 mil millones de electricidad cada año

Los DVR lideran como el aparato de más alto consumo de energía ya que anualmente consumen más que el típico televisor de pantalla plana

SAN FRANCISCO, CA (24 de junio de 2011) – Las grabadoras de vídeo digital (DVR en inglés), cable y otras cajas receptoras de televisión de pago tienen un costo anual de $3 mil millones para los consumidores estadounidenses. Según un nuevo estudio que realizó el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC en inglés) estas cajas cuestan $1 mil millones para operar cuando están en uso activo y unos $2 millones adicionales, mientras están inactivas, pues aún así siguen funcionando a plena potencia. También conocidas como convertidores, anualmente el consumo de estos dispositivos equivale a la energía que expiden seis plantas de carbón (500 MW), ya que no están equipados para apagarse cuando no se utilizan.

“Los convertidores son definitivamente los vampiros de la energía, que en silencio chupan grandes cantidades de energía y dinero cuando nadie los usa. El consumidor, quién paga la factura de electricidad, merece tecnologías sin costos ocultos. En un momento en el que todos estamos tratando de reducir los gastos innecesarios en nuestro presupuesto y en la factura eléctrica, los proveedores de servicios no deben endosar a sus suscriptores con cajas que innecesariamente exprimen sus bolsillos". Dijo Noah Horowitz, científico de NRDC

El estudio de NRDC, La reducción del consumo nacional de energía de los convertidores (Reducing the National Energy Consumption of Set-Top Boxes), también encontró que actualmente las nuevas grabadoras de video digital de alta definición de cable (HD-DVR) consumen más electricidad al año que los televisores de pantalla plana a los que son conectados normalmente, y consumen un 40% más que su homólogo entre los convertidores básicos. Por el contrario, los teléfonos celulares, que también trabajan en una base de suscriptores con una necesidad de conexiones seguras, son capaces de utilizar niveles extremadamente bajos de energía cuando no están en uso, sobre todo para preservar la vida de la batería.

Hay aproximadamente 160 millones de convertidores instalados en los hogares de EE.UU., o el equivalente de una caja por cada dos estadounidenses. Estos dispositivos consumen tanta electricidad anualmente igual a la que consume el estado de Maryland y son responsables de 16 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono por año.

El consumo nacional de electricidad por los convertidores está en aumento a medida que más consumidores cambian de los convertidores básicos a DVR ya que estos ofrecen una manera conveniente de grabar y regresar partes de un episodio. Un hogar típico, con un DVR y un convertidor básico, al año tiene un consumo de electricidad casi igual que un refrigerador nuevo. Estos dispositivos continúan funcionando a pleno rendimiento, aún cuando el consumidor no vea o grabe un programa. El apagarlo sólo atenúa el reloj o la pantalla y no reduce significativamente la cantidad de energía que usa.

Grandes ahorros de energía se pueden alcanzar fácilmente al tener convertidores que vayan a una modalidad de baja potencia de forma automática cuando el consumidor no esté viendo o grabando un programa. Esta funcion está comenzando a aparecer en los convertidores utilizados en Europa. Para lograr esto en los Estados Unidos, los proveedores de la televisión por cable o satélite, como Comcast, Time Warner, Direct TV, Dish y las empresas de teléfono, que controlan la instalación, la configuración, las actualizaciones de los programas, la reparación, la restauración, el retiro y la reventa de servicios de los convertidores, podrían trabajar con los fabricantes para desarrollar e implementar dispositivos más eficientes en el consumo de energía.

Del mismo modo, los consumidores para asegurarse de que sus intereses están siendo satisfechos, pueden solicitar a su proveedor de servicios (por ejemplo, su compañía de cable o satélite) que el suministro de convertidores cumplan con la Versión 4.0 de ENERGY STAR.

“Hemos mejorado la eficiencia de todo tipo de aparatos electrónicos, desde televisores a las consolas de videojuegos por lo que es posible mejorar la eficiencia de nuestras grabadoras de DVR y otras áreas de la televisión por cable o satélite. Pero ellos no construirán una mejor trampa para ratones, a menos que los consumidores la pidan”. Dijo Horowitz.

Para más información, consulte los blogs de Noah Horowitz.