Skip to main content

Para Publicación Inmediata

Contacto para la prensa: Contacto para la prensa: Linda Escalante lescalante@nrdc.org (310)434-2300

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

Los centros turísticos invernales en EE. UU. se verán en dificultades si se ignora el problema del cambio climático

La industria de los deportes de invierno ha sufrido pérdidas de mil millones de dólares y los impactos futuros podrían ser mayores.

WASHINGTON, D.C. (6 de diciembre 2012) – Según un estudio preparado para los grupos sin fines de lucro, Protect Our Winters (POW en inglés) el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC en inglés), la industria de turismo invernal sufrió pérdidas de mil millones y una reducción de 27.000 empleos en los últimos diez años debido a nevadas reducidas y los cambios producidos por ello. La industria del turismo de invierno tiene ganancias de $12,2 mil millones distribuidos en 38 estados.

Podrían acercarse épocas aún más difíciles para la industria turística invernal, a menos que se frene, detenga o revierta el cambio climático, advierte el informe: Climate Impacts on the Winter Tourism Economy in the United States. (Impactos del clima en la economía de turismo de invierno en EE. UU.). El nuevo informe de POW-NRDC  realizado por investigadores de la Universidad de New Hampshire, Elizabeth Burakowski y Matthew Magnusson, concluye que ignorar combatir el cambio climático significará dificultades futuras para el turismo de invierno.

“Todos estos datos proyectan un paisaje invernal estadounidense que beneficia económicamente a más de tres cuartas partes (38) de los estados con industria de deportes de invierno, industria que, ya sea directa o indirectamente, produce 211.900 empleos”, dice el informe. “… sin intervención, se prevé que las temperaturas de invierno subirán de unos 4 a 10 grados Fahrenheit adicionales para fines del siglo, disminuyendo sucesivamente la cubierta de nieve, las nevadas y la temporada de nieve. Las profundidades de nieve podrían disminuir en el oeste entre 25 a 100 por ciento. La duración de la temporada de nieve en el noreste se reducirá a la mitad”.

El informe de POW-NRDC está disponible en línea: http://www.nrdc.org/globalwarming/climate-impacts-winter-tourism.asp y analiza las condiciones de nieve actuales y los impactos del cambio climático proyectados sobre las actividades en nieve: andar en moto sobre la nieve, el snowboard y el esquí. Según el informe, solo un número reducido de turistas practican los deportes de invierno por lo que esto también afecta las ganancias de establecimientos como los restaurantes, hoteles, gasolineras, tiendas y bares. 

Ya se siente el impacto de las nevadas reducidas y la escasez de personas en las pistas de esquí en EE. UU. El periodo de diciembre de 2011 hasta febrero de 2012 representa el cuarto lugar en la lista de los inviernos más cálidos desde 1896 y la capa de nieve es tercera en la lista de las más reducidas desde que los satélites empezaron a medirlas en 1966. Según una encuesta por la industria, el 50 por ciento de las áreas de esquí abrieron tarde en 2011 y un 48 por ciento cerraron temprano, con cada región registrando menos días de operación. La industria de motos de nieve que depende de la nieve natural, se ha mantenido al margen en inscripciones desde el año 2000.

“En la gran cantidad de estados en EE. UU. que dependen del turismo de invierno, el cambio climático se espera provoque inviernos más cálidos, nevadas reducidas y temporadas de nieve más cortas”, dijo Elizabeth Burakowski, investigadora de Universidad de New Hampshire y autora del informe. "Esto provocará una gran incertidumbre económica para una industria de deportes de invierno que depende obligatoriamente de nevadas fuertes y predecibles”.

“La situación de dependencia en nevadas constantes de la industria de los deportes de invierno es cosa seria," señaló Chris Steinkamp, director ejecutivo de Protect Our Winters. “Sin un clima estable, nuestra industria, nuestro trabajo, las economías de comunidades en las montañas y el valorado estilo de vida invernal desaparecerá. El cambio climático es el mayor problema ambiental de nuestra época y arriesga directamente la práctica de los deportes de invierno. Tomar medidas es nuestra obligación como deportistas y empresarios, padres y ciudadanos”.

“Para aquellos cuyo sustento depende de una temporada de invierno predecible, no poder contar con nevadas y la falta de nieve se puede convertir en pérdidas estrepitosas que indican los preeminentes impactos económicos del cambio climático. Con el fin de proteger el invierno y los cientos de miles de personas que dependen de una temporada llena de nieve para su sustento, debemos tomar acción inmediata y apoyar políticas que protejan los patrones climáticos y las pistas de esquí”, indicó Antonia Herzog, subdirectora del programa de clima y aire limpio de NRDC. “

Los mayores cambios en el número estimado de esquiadores en años de nevadas altas y bajas entre noviembre de 1999 hasta abril de 2010 (más de 1 millón de visitas) ocurrieron en: Colorado (-7.7 por ciento), Washington (-28 por ciento), Wisconsin (-36 por ciento), California (4.7 por ciento), Utah (-14%) y Oregon (-31 por ciento). La diferencia en el valor económico agregado a la economía de los estados osciló entre una disminución de entre $117 millones a $38 millones.

Al este de EE. UU., los estados con los mayores cambios en las visitas por esquiadores en años de nevadas tanto bajas como altas fueron: Vermont (-9.5 por ciento), Pennsylvania (-12 por ciento), New Hampshire (-17 por ciento) y Nueva York (-10 por ciento). La diferencia en el valor económico agregado a la economía del estado osciló entre una disminución de unos $51 millones a $40 millones.

Más de 23 millones de personas participaron en actividades deportivas de invierno entre 2009 y 2010 y produjo $1,4 mil millones en impuestos estatales y locales además de $1,7 mil millones en impuestos federales.

“Estos datos reafirman que los ejecutivos de los centros de esquí y los líderes de las asociaciones relacionadas tienen una responsabilidad fiscal en entender lo que significa el cambio climático y reaccionar debidamente”, manifestó Auden Schendler, vicepresidente de sostenibilidad, Aspen Ski Company. "[El cambio climático] Debe tomar precedencia en la industria”.

Escucha la conferencia de prensa en audio aquí.