Skip to main content

Para Publicación Inmediata

Contacto para la prensa: Linda Escalante lescalante@nrdc.org (310) 434-2300

Si usted no es miembro de la prensa, sírvase escribirnos a nrdcinfo@nrdc.org o consulte nuestra página de contactos.

NRDC: las playas de EE. UU. sufrieron 20.000 días de contaminación en conjunto

Informe revela 13 playas en buenas condiciones y 13 en igual mal estado

WASHINGTON (26 de junio de 2013) –Las playas de los Estados Unidos experimentaron más 20.000 días de cierres y advertencias por tercer año consecutivo debido a aguas contaminadas o con alto riesgo de contaminación, según el vigesimotercer informe anual de calidad en agua de las playas publicado hoy por NRDC. Más del 80 por ciento de los cierres y advertencias se debieron a niveles de bacteria en el agua que excedieron las normas de salud pública, confirmando que la contaminación de agua persiste en muchas costas del país. La principal causa de esta contaminación es la considerable escorrentía de aguas residuales y pluviales.

“Las aguas residuales y la escorrentía contaminada pueden arruinar unas vacaciones en familia, convirtiendo un día de descanso en la playa en un día en el consultorio con un niño enfermo”, dijo el abogado de NRDC, Jon Devine. “No sorprende que la contaminación de las olas afecte los negocios en comunidades costeras. Los gobernantes pueden apoyar las economías locales y proteger innumerables viajes de verano en el país abordando una importante causa del  problema, la escorrentía pluvial.”

En la edición número 23, el informe anual de NRDC sobre el estado de las playas, Testing the Waters: A Guide to Water Quality at Vacation Beaches (Examinando las playas 2012: una guía del agua en las playas de recreación), recopila y analiza los resultados de los datos más recientes de los 3,000 centros de prueba de playa administrados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) de EE. UU. y los coordinadores de playa de cada estado. El informe examina las causas de la contaminación de las playas de EE. UU. y presenta oportunidades importantes para mantener las playas, lagos y ríos libres de contaminación.

El informe del NRDC también incluye un mapa con búsqueda de código postal avanzado que contiene más de 300,000 playas en EE. UU. que te ayuda fácilmente a informarte sobre la calidad del agua, el monitoreo, los cierres y advertencias de ciertas playas en tu zona. Encuéntralo aquí: http://www.nrdc.org/beaches.

Este año, Testing the Waters destaca dos acciones críticas que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) puede tomar para proteger a los visitantes de las playa. En primer lugar, debido a que la escorrentía contaminada es la mayor causa de contaminación del agua de las playas, la EPA debe reformar y aplicar rigurosamente las normas nacionales que rige la escorrentía contaminada para asegurar un control al utilizar soluciones innovadoras de infraestructura verde. En segundo lugar, la EPA debe reconsiderar sus nuevos criterios de calidad de agua en lugares de recreación que dejan a los bañistas inadecuadamente protegidos e innecesariamente expuestos a bacterias, virus y parásitos que puedan enfermarlos.

“Superestrella”: las 13 mejores playas

Por años,el  NRDC ha utilizado estrellas para catalogar el estado de las 200 playas más populares del país.  Este año 13 playas fueron galardonadas con 5 estrellas:

  • Alabama: Gulf Shores Public Beach en el condado de Baldwin
  • Alabama: Gulf State Park Pavilion en el condado de Baldwin
  • California: Bolsa Chica Beach en el condado de Orange
  • California: Newport Beach en el condado de Orange (2 de 3 secciones monitoreadas)
    • Newport Beach – calle 38
    • Newport Beach - calle52/53
  • California: San Clemente State Beach en el condado de in Orange (2 de 2 secciones monitoreadas)
    • Playa Estatal San Clemente, Avenida Calafia
    • Playa Estatal San Clemente, Las Palmeras
  • Delaware: Playa Dewey-Dagsworthy en el condado de Sussex
  • Delaware:  Playa Rehoboth en el condado de Sussex
  • Maryland: Ocean City en playa 6 en el condado de Worcester
  • Michigan: Bay City State Recreation Area en el condado de Bay
  • Minnesota: Park Point Franklin Park/13th Street South Beach Park Point en el condado de San. Luis
  • Minnesota: Lafayette Community Club Beach en el condado de San. Luis
  • New Hampshire: Parque Estatal Hampton Beach en el condado de Rockingham
  • New Hampshire: Playa Wallis Sands en el condado de Rockingham

Las estrellas se otorgan a aquellas playas populares que demuestran un cumplimiento superior con las normas y prácticas excelentes de pruebas y de seguridad. Los criterios incluyen: rutinariamente hacer pruebas más de una vez por semana, notificación pública a la primera prueba que revele niveles de bacterias por encima de las normas sanitarias y publicación de cierres y advertencias tanto en línea y en la playa.

“Playas reincidentes”: las 13 peores playas

13 playas en EE. UU. se han destacado por tener problemas de contaminación persistente, las muestras de agua violan las normas de salud pública más del 25 por ciento cada año por los últimos cinco años de 2008 a 2012:

  • California:
    • Playa Avalon en Los Ángeles (4 de 5 secciones bajo monitoreo):
    • Playa Avalon a 100 pies al oeste del Green Pleasure Pier:
    • Playa Avalon a 50 pies al este del Green Pleasure Pier 
    • Playa Avalon a 50 pies al oeste del Green Pleasure Pier
    • Playa Avalon al este del Casino Arch en Los Pasos
  • California: Playa Estatal de Doheny en el condado de Orange (6 de 7 secciones controladas):
  • Playa Estatal Doheny, 1000' South Outfall 
  • Playa Estatal Doheny , 2000' South Outfall
  • Playa Estatal Doheny, 3000' South Outfall
  • Playa Estatal Doheny, Playa Norte
  • Playa Estatal Doheny, al norte de San Juan Creek 
  • Playa Estatal Doheny, Surfzone en Outfall
  • California: Playa del condado Poche en el condado de Orange
  • Indiana: Jeorse Park Beach en el condado de Lake (2 de 2 secciones controladas):
    • Playa Lake Jeorse Park I 
    • Playa Lake Jeorse Park II
  • Nueva Jersey: Playa Beachwood en el condado de Ocean
  • Nueva York: Playa Ontario en el condado Monroe
  • Ohio: Parque Lakeshore en el condado de Ashtabula
  • Ohio: Parque Estatal Euclides en el condado de Cuyahoga
  • Ohio: Parque Estatal Villa Ángela en el condado de Cuyahoga
  • Ohio: Edson Creek en el Condado de Erie
  • Wisconsin: Playa South Shore  en el Condado de Milwaukee

Es importante tener en cuenta que algunas de estas playas tienen varias secciones que se someten a prueba de calidad del agua y en algunos casos sólo ciertas secciones de una playa calificaron para la lista de las que repetidamente violan la ley de calidad.

Resultados nacionales de 2012

En conjunto, las playas de Estados Unidos emitieron un total de 20.120 días de cierres y advertencias. Mientras que estos resultados demuestran una reducción del 14 por ciento en días de cierres y advertencias que en 2011, esto es debido, en parte, a una temporada con substancialmente menos lluvias en 2012. Un 80 por ciento de los cierres y advertencias en 2012 se emitieron porque los niveles de bacterias en las pruebas de agua excedieron las normas de salud pública, potencialmente indicando la presencia de deshechos de humanos o animales. La escorrentía fue identificada como la mayor fuente de esta contaminación; causando o contribuyendo al 28 por ciento de los días de cierres y advertencias.

El informe de este año encontró que la calidad del agua en las playas de los Estados Unidos se mantuvo relativamente uniforme: las muestras de agua de las playas violaron las normas de salud pública en un 7 por ciento en 2012 comparado a un 8 por ciento en 2011 y 2010 y un 7 por ciento cada año desde 2006 hasta 2009.

La región de Great Lakes tuvo la tasa más alta de la violación de los estándares de agua de las playas, un 10 por ciento de las muestras en 2012. La región de Delmarva tenía la tasa más baja, un 3 por ciento. Al centro se encuentra la costa del Golfo (8 por ciento), estados al oeste del país (7 por ciento), la costa de Nueva York-Nueva Jersey (6 por ciento), Nueva Inglaterra (5 por ciento) y el sureste (4 por ciento).

Los Estados con los mayores índices de violación de muestras divulgados en 2012 fueron Minnesota (12 por ciento), Ohio (21 por ciento) y Wisconsin (14 por ciento). Los índices de contaminación más bajos el año pasado sucedieron en Delaware (menos del 1 por ciento), New Hampshire (1 por ciento) y Carolina del Norte (2 por ciento).

La ley federal de salud costera (Beaches Environmental Assessment and Coastal Health (BEACH), dictamina que cada estado regularmente haga pruebas para ver si el agua de las playas contiene bacterias de materia fecal. Estas bacterias a menudo indican la presencia de patógenos. Si los administradores de las playas determinan que la contaminación del agua excede las normas de salud, o si sospechan que los niveles podrían violar las normas, notifican al público a través de cierres de playa o avisos.

La solución: impulsar la infraestructura verde

Cada año, más de 10 billones de galones de aguas pluviales sin tratar, incluyendo cientos de miles de millones de galones de desbordamientos de aguas residuales no tratadas, llenan las vías navegables de los Estados Unidos, según la EPA. Esta descarga contaminada es la que afecta el agua en las playas.

La mejor manera de evitar la contaminación de agua en las playas de EE. UU. es previniéndola mediante la inversión en infraestructura más inteligente, más verde, tales como: el pavimento poroso, techos verdes, parques, barriles de lluvia y plantas al lado de las carreteras. La infraestructura verde combate la contaminación de aguas pluviales mediante la absorción de la lluvia por el suelo, evitando que esta se convierta en escorrentía que corre por calles sucias y llega hasta las playas y, en su lugar, permitiendo que la lluvia se evapore o se filtre naturalmente en el suelo.

Soluciones de infraestructura verde con sentido común previenen que las aguas pluviales se conviertan en aguas residuales y evitan desbordes de los sistemas de alcantarillado. Estas técnicas hacen que la lluvia se transforme de un problema de contaminación en un recurso abundante de abastecimiento local de agua y también colabora a embellecer comunidades, refrescar y limpiar el aire, reducir el asma y las enfermedades relacionadas con el calor, ahorrar en costos de calefacción y enfriamiento, impulsar la economía y crear empleos en el país.

Decenas de ciudades en todo el país ya están cosechando los beneficios de la infraestructura verde. Ahora, el gobierno federal debe garantizar que las comunidades en todo EE. UU. tengan el apoyo para hacer lo mismo. Por primera vez en muchos años, la EPA está reexaminando los requisitos pertenecientes a las fuentes de escurrimientos contaminados.  Estas mejoras permitirán que nuestras ciudades cumplan con metas de agua potable de manera más rentable y promuevan el uso de técnicas de infraestructura verde. La EPA tiene una gran oportunidad de eliminar la contaminación en las playas de los Estados Unidos por medio de una implementación robusta de infraestructura verde en todo el país.

Mejorar los criterios de calidad de agua que ahora permiten que una de 28 personas se enferme:

La contaminación del agua en las playas en EE. UU. causa una variedad de enfermedades transmitidas por el agua tales como: gastroenteritis, erupciones en la piel, conjuntivitis, problemas del oído, nariz y garganta, disentería, hepatitis, enfermedades respiratorias, trastornos neurológicos y otros problemas de salud graves que afectan a los bañistas. Para los ancianos, niños pequeños y personas con un sistema inmunológico débil, los resultados pueden incluso ser fatales.

La EPA es responsable de asegurar que las aguas en zonas de recreación sean seguras para todos. Uno de los elementos de esta responsabilidad es crear y aplicar normas federales (llamadas "criterios") que protegen adecuadamente al público de los contaminantes en el agua de las playas. Lamentablemente, los niveles permisibles de la Agencia en cuanto a bacterias en el agua protegen, en parte, aún menos que las normas de 25 años atrás que substituyeron.

Los criterios anteriores calcaban una violación después de una sola muestra, pero EPA ahora permite que la calidad del agua exceda los criterios hasta el 10% del tiempo sin que se active una violación. Este proceso podría encubrir un problema grave de contaminación y exponer a las familias a un riesgo innecesario. Eso no es todo, la EPA ha determinado que no importa que un nadador por cada 28 se enferme y resulte con problemas gastrointestinales tales como, diarrea, náuseas y vómitos al nadar en playas recreacionales. Este riesgo es inaceptablemente alto y no protege la salud pública. Además, la EPA no considera adecuadamente otros efectos de salud tales como erupciones e infecciones de oído, ojos y del seno, que a menudo experimentan los bañistas en las playas de Estados Unidos.

Para corregir estas fallas, la EPA debe revisar el nivel de riesgo a uno que verdaderamente proteja la salud pública. Una coalición de grupos preocupados por la calidad del agua, incluyendo NRDC, ya han dado su aviso de 60 días indicando su intención de demandar a la EPA para obligarla a tomar medidas de protección a bañistas en cualquier día y adoptar criterios que protejan adecuadamente la salud pública de todo tipo de enfermedades.

“Los estadounidenses no esperan bacterias, aguas negras y contaminación peligrosa en el agua cuando van a la playa a nadar, pero muy a menudo la agencia responsable de protegernos no lo hace,” asentó Steve Fleischli, Director del programa de agua de NRDC. “Para proteger nuestra salud en la playa, la EPA debe mejorar el nivel que considera seguro para el nado. Esto significa modificar los criterios debilitados de calidad de agua para que ofrezcan mejores protecciones a nuestra salud.”

Obtén más información: