Más allá de la pandemia: La urgencia de implementar soluciones hídricas en México y Chile

Este blog fue escrito junto con Andrea Becerra del Consejo Para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC), Adriana Chávez de la Oficina de Resiliencia Urbana (ORU) en México y Cristina Huidobro de Unidad de Ciudades Resilientes del Gobierno Regional Metropolitano.

Millones en América Latina están lidiando con COVID-19 sin acceso a agua potable para lavarse las manos y evitar el contagio, según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. En Chile, el 42,5 por ciento de la población rural—un total de un millón de personas—no cuenta con un abastecimiento confiable o regular del agua. En México, casi la mitad de la población no tiene acceso seguro al agua potable en sus hogares para satisfacer sus necesidades básicas. En casos extremos, como en el estado de Guerrero, solo el 5,7 por ciento de la población tiene acceso diario al agua en sus hogares.

Expertos de las Naciones Unidas han advertido que los esfuerzos mundiales para detener la propagación de COVID-19 tienen pocas posibilidades de éxito si la higiene personal, la principal medida para prevenir el contagio, no está al alcance de los 2.200 millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso al agua potable.  Según los expertos, los gobiernos deben prestar especial atención a los grupos marginados, que rara vez están en el centro de las políticas públicas relacionadas con el agua y el saneamiento. En la lucha contra COVID-19, este mensaje es aún más crítico.

Los efectos del cambio climático exacerban los problemas de la gestión del agua, limitando el recurso escaso aún más. La urgencia de implementar soluciones que amplían el acceso al agua potable y mejoran la resiliencia de las comunidades en América Latina se ha vuelto aún más claro ante la contingencia actual. Expertos de la sociedad civil y del sector público y privado discutirán estas soluciones e innovaciones en el contexto de Chile y México en un webinar organizado por el Proyecto de América Latina de NRDC , la Unidad de Resiliencia del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, y la Oficina de Resiliencia Urbana (ORU) en México.

El seminario en línea busca destacar la problemática que se vive actualmente en las zonas vulnerables con poco o sin acceso a agua potable segura y asequible, que ha sido exacerbada por COVID-19. En el fondo, la meta es analizar la brecha hídrica, discutir los aprendizajes y evaluar soluciones y mecanismos de implementación para abordar los desafíos en la gestión hídrica que ya enfrentamos bajo el cambio climático. El seminario en línea se divide en tres secciones que se llevarán a cabo cada dos semana: la primera sesión se enfocará en el rol del sector público, la segunda en el de los proveedores de agua potable rural y urbana, y finalmente la tercera sesión abordará las soluciones e innovaciones y los mecanismos de implementación para mejorar la resiliencia y suministro del agua a nivel local.

Para aprender más y inscribirte al primer seminario visita: https://bit.ly/2YqTSVJ.

About the Authors

Amanda Maxwell

Director, Latin America Project

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.