Un siglo de cambio en 30 años

El cambio climático está aquí. El nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), Cambio climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad, lo dice de manera clara y urgente. El informe describe nuestro presente y futuro en declaraciones claras y definitivas, como “El cambio climático ya ha tenido diversos impactos adversos en los sistemas humanos, incluida la seguridad del agua y la producción de alimentos, la salud y el bienestar, y las ciudades, los asentamientos y la infraestructura”.

Pero la predicción del cambio climático que más me impacta es una advertencia del reciente Informe técnico sobre el aumento del nivel del mar de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés): que en los Estados Unidos se producirá un aumento del nivel del mar en los próximos 30 años como lo hizo a través de todo el siglo anterior.

Treinta años es una escala de tiempo innegablemente humana, en comparación con los cientos o incluso miles de años a los que se hace referencia a menudo en los estudios climáticos. Es la duración de una hipoteca común, o aproximadamente la edad promedio cuando los padres estadounidenses tienen su primer hijo. Los informes del IPCC y la NOAA tienen una gran cantidad de información científica muy detallada, pero esa cifra de 30 años me parece personal. Estoy en mis treinta ahora; tres décadas no es mucho tiempo.

Mi abuelo en la playa, alrededor de 1950, cuando los niveles del mar en los Estados Unidos continentales tenían como promedio unas 8 pulgadas menos que en la actualidad.

Mi abuelo materno, Enrique, nació en 1920 en Popayán, Colombia. Era de las montañas pero amaba el océano, ¿quién no? Cuando mi hermano y yo éramos niños, visitábamos a nuestros abuelos en su casa en Florida, a unas cinco millas del Océano Atlántico. En la playa, mi abuelo flotaba de espaldas en el agua, balanceándose arriba y abajo con solo la cara y el estómago asomando por las olas.

Abuelo Enrique vivió hasta los 99 años y su vida se alinea casi perfectamente con el período 1920-2020 utilizado como referencia por el informe de la NOAA. Durante ese período, los niveles relativos del mar en los Estados Unidos continentales aumentaron alrededor de 12 pulgadas, en promedio.

Doce pulgadas es mucho, especialmente considerando que el vecindario de Florida de mis abuelos estaba (al menos cuando vivían allí) a unos 10 pies sobre el nivel del mar. Pero 100 años también es mucho tiempo. Estoy pensando en todo lo que vio mi abuelo durante su vida: cambios de régimen, una guerra mundial, el auge de los viajes aéreos, Internet. (Uno de los primeros en adoptar la tecnología, le gustaba enviar correos electrónicos breves y novedosos con líneas de asunto como “Un poquito de todo”). Estoy pensando en el valor de cambio de ese siglo, concentrado en sólo 30 años.

Nivel del mar (m)

a) Promedio global
b) Estados Unidos continentales

Observaciones de altimetría
Bajo
Observaciones del mareógrafo
Intermedio-bajo
Trayectoria actual
Intermedio
Intermedio-alto
Alta

Gráfica 2.2. Extrapolaciones basadas en observaciones utilizando datos de mareógrafos y cinco escenarios, en metros, para a) nivel medio global del mar y b) niveles relativos del mar para los Estados Unidos continentales desde 2020 hasta 2050 en relación con una línea de base de 2000.

Los gráficos de los escenarios de aumento del nivel del mar global y regional para los Estados Unidos ilustran los escenarios de aumento del nivel del mar hasta 2050.

Fuente: Gráfica 2.2. de Escenarios de aumento del nivel del mar global y regional para los Estados Unidos: Proyecciones medias actualizadas y probabilidades extremas del nivel del agua a lo largo de las costas de los EE. UU., Informe técnico NOAA NOS 01(Global and Regional Sea Level Rise Scenarios for the United States: Updated Mean Projections and Extreme Water Level Probabilidades Along U.S. Coastlines, NOAA Technical Report NOS 01).

La miembro más joven de mi familia es la hija de dos años de mi prima. Es una bebé pandémica y aún no nos conocemos en persona, pero he visto fotos de ella en la playa y está claro que le encanta. La costa de Nueva York que le gusta visitar ya experimenta una vez al mes inundaciones ocasionadas por la marea alta. Eso es un aumento de cinco días por año en 2000, en camino a suceder varias veces por semana para 2050.

Entre ahora y el trigésimo cumpleaños de mi prima bebé, el nivel promedio del mar en los Estados Unidos habrá aumentado al menos otras 12 pulgadas. Mi familia vive principalmente a lo largo de las costa este y del golfo, donde el aumento relativo del nivel del mar durante 2020–2050 será de más de 14 o incluso 18 pulgadas, debido al hundimiento de la tierra y otros factores regionales. El aumento anterior del nivel del mar de 12 pulgadas tomó la totalidad de la larga vida de mi abuelo, pero es posible que mi prima todavía esté en la escuela cuando las playas donde juega hoy estén bajo otro pie de agua.

Yo en la playa, ca. 1988, cuando yo tenía más o menos la edad que la bebé de mi prima tiene ahora, y cuando el nivel del mar en los Estados Unidos continental promediaba unas 5 pulgadas más bajas que en la actualidad.

El aumento del nivel del mar más allá de 2050 es un poco más incierto, pero 2050 está a menos de 30 años y las mareas ya van en aumento. Es por eso que necesitamos normas de desarrollo de llanuras aluviales que miren hacia el futuro, y no hacia el pasado; es por eso que debemos asegurarnos de que no estamos construyendo infraestructura e instalaciones gubernamentales que pronto quedarán bajo el agua. Es por eso que necesitamos una mejor capacidad de gestión de emergencias, financiamiento de resiliencia más equitativo y accesible, y nuevas herramientas para aplicar las lecciones de desastres pasados. Es por eso que debemos trabajar ahora para abordar los factores sociales subyacentes que crean las cargas desproporcionadas del cambio climático.

El cambio climático no está en un futuro lejano. Puedo ver el aumento del nivel del mar en la sencilla historia de mi familia, y estamos entre los privilegiados que (todavía) no han perdido un hogar, un trabajo o un ser querido por una tormenta o una inundación. Incluso si no notamos los efectos en nuestra vida diaria, están aquí y ahora, y no hay tiempo que perder.

About the Authors

Anna Weber

Policy Analyst, Healthy People & Thriving Communities program
Blog Post

The IPCC's latest report on climate impacts and adaptation efforts underscores the need to move swiftly to address the growing risks. Climate change has already locked in almost a foot of sea level rise by 2050 and more in the decades beyond. All levels of government in the United States need to recognize the peril they face and act accordingly.

Blog Post

Climate impacts are here and getting worse—so we can and must adapt starting now.

Blog Post

The latest IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) report is an urgent call to adapt to the impacts of climate change. The risks and impacts of the climate crisis can be reduced, it says, “if humans and nature adapt to the changing conditions.” The Biden administration has two actions it could undertake soon in the face of growing twin threats of sea-level rise and extreme flooding: (1) update the National Flood Insurance Program, and (2) fully implement the Federal Flood Risk Management Standard.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.