La adaptación al clima no debería causar desplazamiento injusto

Entre huracanes devastadores, incendios forestales furiosos e inundaciones extensas, empeorados por cambio climático parece que EE.UU. se encuentra en un estado de recuperación. Pero, la vulnerabilidad a estos fenómenos no se reparten de manera uniforme entre las geografías, los grupos raciales y étnicos o las posiciones socioeconómicas.

Algunos estadounidenses enfrentan un mayor riesgo de ser impactados negativamente no solo por el cambio climático, sino también por el desplazamiento, reurbanización y gentrificación causado por desastres provocados por el clima o como resultado de las actividades de adaptación al clima. Por eso, es imperativo que las medidas de adaptación al clima y los esfuerzos de reconstrucción después de eventos extremos sean diseñados para incluir a comunidades de bajos ingresos y comunidades de color para reforzarlos contra riesgos climáticos, sociales y económicos en el futuro.

La adaptación es hacer las cosas de manera diferente en un esfuerzo por lidiar con los impactos climáticos actuales y disminuir los impactos del futuro. La adaptación climática puede significar muchas cosas, desde actualizar los códigos de construcción hasta reubicar ciudades enteras hacia el interior, lejos del aumento del nivel del mar. Incluso se ha demostrado que las comunidades que son reconstruidas por la adaptación climática favorecen a los residentes más privilegiados y contribuyen al desplazamiento.

Tanto los impactos climáticos como la adaptación al clima pueden causar este desplazamiento relacionado con el clima, el movimiento forzado de personas de sus hogares. Los eventos alimentados por el clima, como la sequía, los huracanes y los incendios forestales, contribuyen al desplazamiento. Individuos expulsados ​​por factores relacionados con el clima a menudo no pueden darse el lujo de volver o no tienen nada a lo que volver. El desplazamiento puede aumentar los costos de la vivienda y reducir la disponibilidad a medida que las áreas se vuelven más deseables, y el resultado final es la eliminación de una cultura que cambia el carácter de las comunidades y regiones.

La gentrificación es un gran problema en muchas de las ciudades de Estados Unidos, pero la evidencia documentada de gentrificación impulsada por el clima apenas está empezando a emerger.

Miami es un ejemplo de gentrificación climática, donde las propiedades de mayor elevación han aumentado en valor más rápido que las propiedades en zonas de menor elevación. En respuesta, la Comisión de la Ciudad de Miami emitió una resolución en un esfuerzo por proteger específicamente a las comunidades de bajos ingresos y evitar que los residentes de Florida más ricos que están huyendo de las inundaciones costeras puedan competir en el mercado con los residentes que han vivido en lo zona por varios años.

Comunidades diversas como Little Haiti en Miami, FL enfrentan la amenaza de la eliminación de su cultura a medida que el cambio climático desplaza a los residentes de sus vecindarios deseables.

Marc Averette, Wikipedia/CC-BY-3.0

Un estudio sugiere que Florida tiene 22 de las 25 ciudades más vulnerables a inundaciones costeras en los EE. UU. Muchas de estas ciudades, incluyendo Miami, son el hogar de comunidades diversas con culturas ricas, pero experimentan desigualdad de ingresos, falta de transporte accesible y viviendas asequibles y un desarrollo desenfrenado. La migración climática también está contribuyendo a la crisis de vivienda en Arizona. Arizona es propenso a la sequía, y en 2016, Phoenix fue la segunda ciudad más grande del país con mayor calentamiento. Muchos residentes están buscando climas más fríos y menos secos. Flagstaff, una ciudad solo a dos horas al norte de Phoenix, enfrenta arriendos y valores de propiedad que aumentan rápidamente a medida que las personas del sur de Arizona y de otros lugares se mudan a su clima más cómodo. Según el alcalde Coral Evans de Flagstaff, aproximadamente el 25 por ciento de los hogares en Flagstaff son ahora hogares secundarios.

Las temperaturas elevadas en Phoenix están contribuyendo al desplazamiento en Flagstaff, AZ, mientras los residentes buscan áreas más frías para vivir.

Alan Levine, Creative Commons/CC0-1.0

Las personas más capaces de salir de ciudades sofocantes como Phoenix son típicamente mayores y más ricos, dejando atrás a los residentes de bajos ingresos en los centros urbanos inhabitables. Los nuevos desarrollos en lugares más deseables como Flagstaff están estresando la infraestructura y la asequibilidad de la ciudad y aumentando los costos de vida, causando que los residentes actuales tengan que salir de sus vecindarios. Aunque los funcionarios de la ciudad han expresado su preocupación por el creciente costo de vida, una propuesta de vivienda asequible de $25 millones fracasó en noviembre pasado.

A principios de diciembre de 2018, fui a la Inversión sin Desplazamientos del Reto de Comunidades Fuertes, Prósperas y Resilientes (SPARCC, por sus siglas en inglés) en Los Ángeles, California, otra ciudad que enfrenta una crisis de vivienda asequible, una gentrificación rampante, y cómo proteger a sus residentes más vulnerables. SPARCC trabaja con líderes comunitarios en Denver, Atlanta, Chicago, el Área de la Bahía de San Francisco, Memphis y Los Ángeles para cambiar los sistemas que históricamente han marginado a las comunidades, asegurando que los nuevos proyectos están centrados en la comunidad y las nuevas inversiones los hagan más saludables, equitativos y más resilientes al clima.

Durante la convocatoria, hubo un gran énfasis en cómo el racismo generacional en los Estados Unidos ha reforzado las disparidades socioeconómicas para las personas de color, lo que aumenta los impactos del cambio climático. Las personas de color tienen más probabilidades de vivir en áreas urbanas, lo que aumenta su exposición a la contaminación nociva y el calor extremo, o en la pobreza, un factor importante de vulnerabilidad climática. Además, las comunidades marginadas a menudo carecen de los recursos para luchar contra cosas como la gentrificación.

Tres generaciones de la tribu Tongva, los habitantes originales de la cuenca de Los Ángeles, abren la reunión con una bendición y un recordatorio de la larga historia del desplazamiento en América.

SPARCC

Los sistemas de formulación de políticas, inversión, poder y gobierno han producido y continúan exacerbando las disparidades basadas en la raza y ubicación en los riesgos para la salud y la vulnerabilidad climática.

Los socios de SPARCC trabajan con fundaciones, organizaciones locales sin fines de lucro, funcionarios de la ciudad y miembros de la comunidad para ayudar a garantizar que las inversiones estén centradas en la comunidad y brinden soluciones para el desplazamiento y la gentrificación causado por el clima. Algunas soluciones incluyen el desarrollo de fideicomisos comunitarios de tierras y cooperativas para viviendas asequibles permanentes, como se han visto en Atlanta. Esto incentiva las medidas de mitigación y adaptación para ayudar a proteger a las comunidades del cambio climático y compromete al sector de la salud para asegurar viviendas seguras y saludables.

En lugar de permitir que el cambio climático desplace a las personas de color y las personas de bajos ingresos, ya sea a través de impactos directos como el aumento del nivel del mar y el calor extremo o impactos indirectos como la gentrificación, los funcionarios de la ciudad, los promotores comunitarios y los inversores deben reconocer y abordar los determinantes sociales de los impactos climáticos.

El desarrollo equitativo y justo debe tomar en cuenta las necesidades y deseos de los miembros de la comunidad, fortalecer los negocios y la cultura local, y trabajar para aumentar la calidad de vida de los residentes en sus propios vecindarios. Es imperativo que los planes de adaptación climática consideren la equidad social e incluyan soluciones para proteger y elevar a las comunidades más vulnerables, para que todos puedan prosperar.

About the Authors

Clare Morganelli

Program Assistant, Congressional & External Affairs, Climate & Clean Energy Program

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.