2020: el Año sin Arrepentimientos

En este nuevo año debemos estar abierto a los cambios y hacer todo a nuestro alcance para proteger y mantener los recursos naturales vitales para sobrevivir y resguardar esos lugares especiales que llamamos hogar. Nuestras vidas dependen de ello.

El Golfo de México, frente a la costa de Grand Isle, Luisiana. Según la NOAA la combinación de nivel de agua ascendente y de tierras en hundimiento hacen que la isla sea uno de los lugares más propensós al aumento del nivel del mar en el planeta.

Drew Angerer/Getty Images

No hay duda al respecto: los desafíos que tenemos por delante son desalentadores. Los científicos no podrían ser más claros. La crisis climática ya nos golpea fuertemente y nos golpeará aún más a menos que tomemos medidas audaces ahora. La gente en todo el mundo siente cada vez más cerca de su hogar los impactos tanto de inundaciones y huracanes como de olas de calor, sequías e incendios forestales.

Equipos para la supervisión de los incendios entre las ciudades de Orbost y Lakes Entrance en el este de Gipplsland, Australia, 2 de enero de 2020

Darrian Traynor/Getty Images

Al iniciar mis funciones como presidenta y directora general de NRDC, veo el año 2020 como el año en que iniciamos una década de acción climática innovadora para dar a nuestros hijos el futuro que se merecen. No puede haber arrepentimientos.

Debemos hacer del 2020 el año en que hagamos todo lo posible para proteger y mantener los recursos naturales que necesitamos para sobrevivir y esos lugares especiales que llamamos nuestro hogar. Sé que podemos tener éxito si nos mantenemos unidos, tanto jóvenes como mayores, si adoptamos las soluciones que ya tenemos disponibles, si mantenemos la esperanza y nos comprometemos y si exigimos que los gobiernos, empresas, organizaciones e individuos inviertan en un futuro libre de carbono como si nuestras vidas dependieran de ello. Porque indudablemente es así.

Durante mi infancia, las chimeneas y los tubos de escape emitían hollín negro, la basura se quemaba en vertederos abiertos y el puerto de Boston estaba contaminado con aguas residuales. Ahora el humo negro es la anomalía, no la norma. Ha tomado fuerza la transición de los materiales desechables y plásticos hacia materiales biodegradables. Boston es una ciudad de categoría mundial que celebra la limpieza de su puerto como su motor económico.

Un hombre salta al agua en el puerto de Boston

David L. Ryan/The Boston Globe via Getty Images

Las ciudades y las comunidades rurales de todo Estados Unidos demuestran continuamente que no tienen que elegir entre la economía y el medio ambiente. Estados Unidos es la economía más fuerte del mundo porque fue construida sobre una base de leyes y regulaciones ambientales fuertes. En las últimas cinco décadas, hemos logrado avances increíbles en la limpieza de nuestro aire, agua y tierra, mientras que nuestro PIB per cápita se ha más que triplicado. Es bastante sencillo: cuando las personas están seguras y saludables, la economía prospera.

Pero gran parte de ese progreso se ve amenazado, y aún queda mucho por hacer. Es por eso que estoy emocionada de asumir el mando de NRDC. Después de reflexionar, fue facil arribar a la decisión de hacer del 2020 mi año sin arrepentimientos. Simplemente no hay un grupo mejor equipado que NRDC para liderar el camino hacia un futuro mejor, pues lo ha hecho durante los últimos 50 años.

Mientras que la administración Trump intenta retroceder nuestro progreso, NRDC dice “no tan rápido”. Desde que Trump asumió el cargo NRDC ha demandado a la administración más de 100 veces, y hasta ahora ha tenido una tasa de éxito de más del 90 por ciento. En mi experiencia, eso muestra por qué NRDC es el mejor. NRDC sabe cómo hacer lo imposible posible.

La gente decía que no podíamos salvar la capa de ozono porque necesitábamos los CFC. NRDC demostró que eso no era cierto. La gente decía que teníamos que vivir con plomo en nuestro aire y agua porque era un ingrediente crítico en la gasolina. NRDC demostró que eso no era cierto. La gente decía que no se puede hacer una máquina expendedora con mayor eficiencia energética... o un televisor... o un refrigerador... o un decodificador de cable... o una bombilla eléctrica. NRDC demostró que nada de eso era cierto.

Cuando la gente dice que no podemos detener el cambio climático, que es demasiado costoso, que el desafío es demasiado grande y que no podemos vivir sin combustibles fósiles, NRDC demuestra que están equivocados. Estamos alejándonos de nuestra dependencia de los combustibles fósiles hacia energías renovables limpias, seguras y eficientes.

Esto es lo que nos define como estadounidenses. Cuando las cosas se ponen difíciles, nos arremangamos las mangas, nos ponemos a trabajar e innovamos.

A través de mi vida, he visto revoluciones en comunicaciones, comercio minorista, periodismo, entretenimiento, medicina y más. En lugar de máquinas de escribir, tenemos internet. En lugar de teléfonos rotativos, tenemos teléfonos inteligentes. Jóvenes, ¿alguna vez han oído hablar de una sección para fumar? Búsquenlo en el diccionario. Entonces, ¿por qué nuestro sistema energético debería ser diferente?

Nada permanece estático. Así que no tengamos miedo al cambio; seamos audaces. Vamos a abrazarlo y darle forma para beneficiarnos todos. Reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles dará como resultado reducciones sorprendentes en la contaminación del aire, el agua y la tierra.

Gran parte de la tecnología necesaria para frenar el cambio climático ya está aquí, y es cada vez más barata y más accesible. ¿Adivina cuáles son los tres estados que lideran el país en la producción de energía eólica? Texas, Iowa y Oklahoma. ¿Por qué? Debido a la oportunidad económica que brinda.

Turbinas eólicas en el Texas Hill Country

Jason Jacobs via Flickr

Solo el año pasado el costo de la energía solar y eólica cayó un 26 por ciento, los expertos en la red han identificado formas sin costo para hacer que la generación de electricidad de los Estados Unidos sea un 79 por ciento renovable en el futuro cercano. Los automóviles producen hoy en día un 70 por ciento más de potencia que en 1975 con aproximadamente la mitad de la gasolina. Durante el mismo período, la seguridad de los vehículos mejoró dramáticamente. Sí, es cierto: el 100 por ciento de la energía limpia está al alcance si seguimos invirtiendo en la innovación.

Durante mi mandato como administradora de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés), pusimos a la nación en el camino hacia un futuro más saludable. Emitimos el Plan de Energía Limpia para reducir la contaminación de las centrales eléctricas y y consolidar la transición hacia la energía renovable. Hicimos un trato con los fabricantes de automóviles para continuar el avance en el ahorro de combustible. Fomentamos la diplomacia ambiental de Estados Unidos que ayudó a producir el histórico Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

En 2020, NRDC continuará liderando la carga contra el esfuerzo de esta administración para revertir este progreso y socavar las protecciones críticas de los recursos ambientales y naturales que este país ha disfrutado durante mucho tiempo y muchos de nosotros consideramos intocables. Y si la historia es una indicación, prevaleceremos.

Entonces, al comenzar mi primer día de trabajo, estoy inspirada, llena de energía y decidida; el 2020 es nuestro año sin arrepentimientos. Nos comprometeremos totalmente y avanzaremos la energía limpia en las comunidades, las ciudades y los estados de todo el país y alrededor del mundo. Abordaremos la crisis climática y construiremos un mejor mañana. Se puede hacer y se debe hacer, ahora.

Take the pledge to commit to personal climate action in 2020

About the Authors

Gina McCarthy

President and Chief Executive Officer

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.