No, no necesitamos una mina en el lado sureste

Sí lo leíste correctamente.

Vista aérea de 11118 S Buffalo Avenue, la ubicación propuesta para Invert Mine

Imagínese que va caminando por la calle donde vive y se encuentra con una mina en funcionamiento.

Aunque la minería está prohibida en Chicago, por años el lado sureste ha sido considerado una zona de sacrificio por los funcionarios de la ciudad y ahora nos enfrentamos a la posibilidad de tener una mina cerca de nuestras casas, parques, y nuestra escuela secundaria.

Es agotador, pues vivo en el lado sureste de Chicago, tener que luchar contra un contaminante tóxico tras otro, vigilar a los que ya están aquí y luchar por una visión de un futuro diferente. Lamentablemente, además de luchar contra la ciudad para detener una trituradora de metal masiva, también luchamos para evitar que una mina de piedra caliza llegue a nuestro vecindario.

Invert es un proyecto de minería subterránea de Ozinga Bros. que incluso está tratando de abrirse camino hacia los corazones y los pulmones del ya sobrecargado lado sureste . Está justo al norte del área propuesta para la instalación de trituración de automóviles de General Iron.

Parece obvio por qué una mina en medio de un vecindario es una idea terrible. La amenaza a la seguridad y a la salud pública es una preocupación importante, además de la posible contaminación que se agregará a una comunidad que ya está sobrecargada.

No deberíamos tener que decirle a la ciudad que una mina es lo opuesto a lo que quiere o necesita el lado sureste.

La mina se construiría durante un período de 13 años, estará de 250 a 350 pies bajo tierra y se podrá usar para fabricación, almacenamiento u otros usos, y quién sabe qué se almacenará o fabricará allí cuando esta instalación esté terminada.

Se trata de un proyecto minero disfrazado de almacén subterráneo donde se utilizan palabras como “infraestructura sostenible” y “paneles solares” para distraer a los residentes de los 10 a 15 años de perforaciones, explosiones y excavaciones que se llevarán a cabo literalmente en sus patios traseros.

Invert es otro proyecto que tiene en cuenta las preocupaciones de la comunidad DESPUÉS de que el proyecto ya comenzó.

Ozinga ignoró claramente los datos de impacto acumulativo que, como era de esperar, revelan que el lado sureste enfrenta algunas de las cargas de contaminación más altas en la ciudad, mientras que también se ocupa de otros factores ambientales y socioeconómicos superpuestos.

El investigador de NRDC Yukyan Lam ilustró a través de un mapa de toda la ciudad de Chicago los vecindarios que enfrentan las mayores amenazas tóxicas, que incluyen La Villita, Pilsen y el extremo sureste. Encontró que la mayor exposición a la contaminación del aire, el agua, y la tierra recae en comunidades con altas concentraciones de residentes afroamericanos y latinos. En una entrevista con The Better Government Association, dijo: “Los lugares que están más agobiados son los últimos lugares en los que se deben poner fábricas. Si se va a construir otra instalación de almacén, esto aumentará la contaminación del aire. Cualquier tipo de planificación, cualquier tipo de zonificación debe tener en cuenta la carga”.

Si bien capitaliza una oportunidad inmobiliaria, la empresa no ha mostrado ningún reconocimiento por la gravedad del problema o lo que realmente necesita la comunidad. Necesitamos un esfuerzo de conservación histórico en el orden de los esfuerzos que llevaron a la creación de los Parques Nacionales a principios del siglo XX.

Necesitamos el desarrollo y/o la preservación de nuestra tierra que elevará el valor de nuestras propiedades y hará que la calidad de vida sea mucho más alta en vez de lo que esta idea de mina subterránea nos proporcionaría. Ese es el resurgimiento fundamental que merecemos y debemos aceptar con los brazos abiertos. Lo que no necesitamos es más desechos en el suelo que nadie podrá o estará dispuesto a desenterrar de nuevo.

Entonces, cada vez que vea un anuncio patrocinado por Invert con un residente hablando de todos los beneficios de la mudanza de Invert a Southeast Side, piense en la imagen de una mina que operará de 7 a 15 años en el lado sureste y las consecuencias que traerá.

Y QUIZÁS veamos todas esas lujosas comodidades que tratan de vender en sus elegantes testimonios filtrados ... pero yo no me haría ilusiones.

About the Authors

Gina Ramirez

Midwest Outreach Manager

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.