Cumbre Climática en Copenhague (1era Parte): Las Expectativas

Se acerca la Cumbre de Cambio Climático de las Naciones Unidas en Copenhague, quería darles un breve resumen de donde estamos hoy después de 2 años de negociaciones internacionales, y hacia donde nos encaminamos.

Hemos definido que existen 6 elementos claves para lograr forjar un acuerdo internacional:

  1. Fuerte liderazgo de los países industrializados con metas firmes y agresivas de reducción de emisiones a corto plazo (por ejemplo en 2020 y 2030), y fuertes señales de que reducirán significativamente las emisiones a medio plazo (ej., 2050).
  2. La voluntad de los países en desarrollo para llevar a cabo reducciones importantes de emisiones que sometan perceptiblemente el crecimiento de sus emisiones a corto plazo (digamos en 2020) y sentar las bases para disminuirlas aún más a medio plazo.
  3. Avances en la lucha contra la deforestación mundial.
  4. Incentivos adecuadamente diseñados en los países industrializados para fomentar aún más reducciones de emisiones en países en desarrollo.
  5. El apoyo de programas de adaptación a los impactos por el cambio climático en los países más vulnerables.
  6. Disposiciones precisas para garantizar que los países "abran sus libros y los respalden." Tenemos que saber que los países están logrando las metas propuestas en la reducción de sus emisiones y están prestando el apoyo ofrecido a otros países para avanzar la reducción de sus emisiones y la adaptación al calentamiento.

Antes de entrar en detalles sobre los 6 elementos, quiero cubrir un poco sobre las expectativas de la Cumbre en Copenhague.

¿Qué podemos esperar de la Cumbre en Copenhague? La Cumbre en Copenhague trata de aumentar la tracción creciente que ha surgido en el último año sobre el clima para que sirva de base sólida para el logro de un acuerdo jurídicamente vinculante final en meses y no en años. Los gobernantes de más de 70 países, incluyendo los que más emisiones producen, han confirmado su asistencia a las negociaciones de Copenhague convirtiéndola en la primera "Cumbre real" sobre el calentamiento global donde los países deben asumir objetivos cuantificados de limitación y reducción de emisiones. Este es un muy buen paso ya que para solucionar este reto será necesario el enfoque de los mandatarios de todos los países, y su atención constante al problema los próximos 40 años o más.

En este último año, todos los principales países industrializados, con algunas excepciones, han propuesto compromisos serios y firmes para reducir sus emisiones (en la segunda parte les cuento más). Las principales economías emergentes han nombrado claramente las medidas que tomaran para reducir sus emisiones o han dicho que pronto lo harán (más sobre eso en la tercera parte). Por lo tanto, hemos avanzado mucho en uno de los elementos más importantes de un acuerdo internacional – señales de acción por los países clave para hacerle frente a su contribución al calentamiento global reduciendo sus emisiones.

Se espera que en Copenhague se logrará un acuerdo con detalles que se establecerán durante las negociaciones y un plazo para finalizar el pleno acuerdo legal el año próximo – "un acuerdo, dos pasos."

Se espera que se hagan avances substanciales en cada uno de los seis elementos que menciono arriba para que el acuerdo alcanzado en Copenhague tenga valor. De ser así, podría dar lugar a verdaderos compromisos para tomar medidas que reduzcan las emisiones mientras se finaliza el acuerdo legal el próximo año.

El resultado esperado de Copenhague. La expectativa actual es que habrá un acuerdo político de 6 á 8 páginas que esboza las líneas generales del acuerdo internacional y, a continuación una serie de "anexos" al acuerdo político que especifican más detalles. Se espera que la combinación de estos dos conjuntos de documentos se integraran el próximo año en un acuerdo legal que pueda ser ratificado por los países en los años siguientes. Por lo tanto, el resultado como se discute actualmente propuesto por el Secretario Ejecutivo de la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), Yvo de Boer, es para que se llegue a un acuerdo sobre los siguientes elementos en Copenhague: 

  1. Metas más altas en reducción de emisiones en los países industrializados - la expectativa es que todos los países industrializados muestren un plan con aún más reducciones de emisiones y que en el próximo año estos se traduzcan en compromisos legales.
  2. Los países en desarrollo exponen medidas específicas de reducción de emisiones  (llamados "Compromisos de mitigación apropiadas a nivel nacional") – Se espera que todos los principales países en desarrollo expongan el tipo de medidas de reducción de emisiones que se comprometen emprender.
  3. "La pronta financiación puesta en marcha" para la energía limpia, la reducción de la deforestación, y la asistencia para la adaptación en los países en desarrollo. La expectativa actual es que los países industrializados detallen los compromisos específicos para apoyar a los países en desarrollo hasta el 2012 – los países industrializados tienen como objetivo acumular 10 mil millones de dólares por año para estos fines. Además, habrá un debate para determinar el suministro de fondos, las necesidades de apoyo financiero y la sostenibilidad de financiación para después del 2012. 
  4. Las decisiones sobre los principales elementos arquitectónicos de dicho acuerdo sean legalmente vinculantes. Los negociadores se han centrado en delinear la arquitectura para el nuevo acuerdo internacional, por lo que estas decisiones tratan de certificar lo que esta en acuerdo y establecer un camino claro a la finalización de las normas adicionales el próximo año. Se esperan acuerdos sobre todos los elementos del Plan de Acción de Bali, como:
  • La reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques (REDD) y otras actividades forestales (REDD +);
  • El apoyo a la transferencia de tecnología así como el acceso a ellos en países en desarrollo;
  • Asistencia a los más vulnerables a adaptarse a los impactos del cambio climático; y
  • El numero de países que tendrán que controlar, informar y verificar las medidas de reducción de emisiones y el apoyo que prestaran a los países menos adelantados.

El emocionante viaje a Copenhague. Cualquiera que este siguiendo las negociaciones internacionales sobre el calentamiento global de cerca, no se sorprenderá por este período de sesiones. Será un "paseo salvaje" donde figuraran un montón de quejas, altas y bajas, acuerdos, amenazas (o posibilidades) de paros, momentos en que parece que las cosas avanzan y luego retroceden, etc.

Con suerte, si los países son capaces de dejar a un lado sus diferencias y ver el bien de todos (nuestro futuro), encontraran una manera de acercarnos hacia un camino que nos lleve a resolver el problema del calentamiento global. Delinearan un nuevo conjunto de medidas para abordar el calentamiento global y limpiar el camino hacia su firme legalización el próximo año.

Así que, ya saben, estén atentos a mis próximas entradas. Estaré allí todo el tiempo, al igual que varios de mis colegas. 

Sitios relacionados:

Videos: http://unfccc.int/portal_espanol/newsletter/items/5040.php (Yvo)

http://unfccc.int/portal_espanol/newsletter/items/5039.php (Adaptación)

Boletin:

http://news.unfccc.int/web/nllp.asp?o=sev1ojxo&s=klh7f2z1fspvcb7b

http://unfccc.int/resource/docs/2009/cop15/spa/05s.pdf

About the Authors

Jake Schmidt

Managing Director, International program

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.