La Seguridad Hídrica del Desierto Chihuahuense está en sus Derechos

Este blog fue escrito junto con Oscar Leal, director del Programa de Agua para Pronatura Noreste y líder de las iniciativas para proteger los recursos hídricos en Chihuahua, y Andrea Becerra del Consejo Para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC).

Se calcula que al nivel global los pastizales absorben hasta 42 toneladas de CO2 por hectárea capturando hasta el 32 por ciento del CO2 del planeta, siendo una solución basada en la naturaleza para abarcar el cambio climático. Los pastizales se consideran entre los ecosistemas más amenazados en el mundo y son claves en la acción climática y la seguridad hídrica. En territorio mexicano, los pastizales se ubican dentro de la ecorregión del Desierto Chihuahuense, cubriendo el 12% de su área (De la Maza et al. 2018).

Para conocer más sobre la importancia de los pastizales, vea el video abajo.

Desafortunadamente, estos ecosistemas beneficiosos están amenazados por la inseguridad hídrica. La reducción de la superficie de los pastizales naturales en México tiene una relación directa con las actividades que realizan la extracción hídrica de los mantos acuíferos; ya que en las regiones donde existe disponibilidad de los recursos hídricos se ha favorecido la expansión de las actividades agrícolas y ganaderas, lo que ha implicado la degradación de los pastizales naturales por la reconversión de tierras para uso agrícola.

La solución ante este panorama requiere de una combinación estratégica de carácter legal, técnico, económico y administrativo, dirigida a regular los volúmenes de agua que corresponden de manera legítima a las actividades productivas.

El manejo sostenible de los acuíferos es un reto nacional. En México, los acuíferos aportan alrededor del 52 por ciento del volumen de agua que demandan las ciudades, donde habitan 60 millones de personas. De los 653 acuíferos en México 32 tienen suelos salinos o agua salobre, 18 tienen intrusión de agua salada marina y 105 se encuentran sobreexplotados. Todo esto se ve agravado por el cambio climático, lo que hace que el agua sea un recurso cada vez más vulnerable y escaso.

Abarcar el tema desde la fuente: el caso de Cuatro Ciénegas

El Valle de Cuatro Ciénegas es el hogar de un humedal singular en el desierto Chihuahuense y uno de los más importantes en México. Desafortunadamente, los ecosistemas del valle se encuentran en peligro de desaparecer por la falta de regulación en la explotación hídrica. Por ello, Pronatura Noreste, una asociación civil mexicana, diseñó e implementó una estrategia, con la finalidad de fortalecer los procesos técnicos, administrativos y legales que permitan dar a conocer información real de la disponibilidad de los acuíferos y sus títulos de concesión en el Registro Público de Derechos del Agua, además de promover el uso sostenible de los recursos hídricos. La ONG decidió abarcar el tema desde la fuente del problema a través de una estregia legal que es replicable en todo México y alredor del mundo, ya que la sobreexplotación de los recursos de agua subterránea es un desafío global, exacerbado por el cambio climático.

Cuatro Ciénegas

Wikimedia Commons

El resultado del análisis mostró que más de la mitad de los títulos de concesión otorgados hasta el 2018 (84 de 156) presentan errores de registro relacionados con su ubicación. Esta situación contribuye a subestimar la disponibilidad del acuífero, prospectando una inminente sobreexplotación del acuífero por 5.95 millones de metros cúbicos, ocasionando el colapso de los ecosistemas acuáticos y poniendo en riesgo a la población que depende de estos recursos hídricos.

Por tales motivos se determinó de urgente necesidad aplicar los mecanismos jurídicos para evitar el sobre concesionamiento del acuífero, promoviéndose un amparo indirecto en 2018 contra la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), que obtuvo fallo favorable en marzo del 2019. En dicho fallo, el juez federal otorgó la suspensión definitiva por la omisión por parte del ejecutivo federal, de emitir los lineamientos y disposiciones para sujetar el aprovechamiento, uso o explotación de las aguas nacionales a que se refiere el artículo cuarto del decreto por el que se establece como zona reglamentada el valle de Cuatro Ciénegas. En esta resolución, se obliga la autoridad del agua a no expedir nuevas concesiones y/o asignaciones, para el aprovechamiento, uso o explotación de las aguas nacionales respecto a la zona protegida del valle de Cuatro Ciénegas. Este acto judicial fue un híto para la seguridad hídrica y establece un precedente jurídico trascendental en materia de omisión, por parte del ejecutivo, en el manejo de los recursos naturales del país.

Para saber más sobre este caso de estudio haz click en el video abajo.

Expansión de este trabajo alrededor de Chihuahua

El 60 por ciento del agua que se consume en el estado de Chihuahua proviene de los mantos acuíferos. De acuerdo con análisis realizados por Pronatura Noreste con datos del Registro Público de Derechos del Agua, en Chihuahua se han otorgado 22,301 títulos de concesión, siendo el sector agrícola es principal usuario de las aguas subterráneas con el 90 por ciento del volumen total asignado, en contraste con la media nacional del 70 por ciento. Esta situación refleja la importancia de las fuentes subterráneas para mantener la producción agrícola en la región, así como la presión hídrica que representa esta actividad productiva, por lo que cualquier iniciativa que tenga como objeto la regularización de los títulos de concesión tendría que estar dirigida principalmente a los usuarios agrícolas.

En la Área Prioritaria para la Conservación de los pastizales (GPCA), correspondiente a los Valles Centrales en Chihuahua, se presenta una pérdida anual del 6% (cifra que representa únicamente la pérdida por transformación a tierras agrícolas) proyectando un panorama en donde desaparezcan completamente los pastizales para esta región en el 2025 (Pool et al., 2013).

Debido a la importancia de las aguas subterráneas para la conservación de los pastizales del desierto Chihuahuense, se llevó a cabo un análisis de los acuíferos y títulos de concesión en la GPCA (Grassland Priority Conservation Area) de Valles Centrales. Esta área se compone por 18 acuíferos o unidades geohidrológicas. En el año 2011, ocho acuíferos presentaban problemas de sobreexplotación, actualmente la tendencia ha ido en aumento, y en la publicación de la disponibilidad en el Diario Oficial de la Federación del año 2018, los acuíferos con problemas de sobreexplotación aumentaron a 12. Mediante este análisis se identificó que los títulos de concesión otorgados en los acuíferos que comprenden la GPCA de Valles Centrales constituyen el 39 por ciento con respecto al estatal, extrayendo 967.1 millones de metros cúbicos anuales de las fuentes subterráneas. El 12 por ciento de los registros tiene errores relacionados con su ubicación y/o registro; este error se traduce en un volumen de 115 millones de metros cúbicos al año. Esto sin contabilizar las extracciones irregulares.

Este analisis también revelo que actualmente están pendientes de titulación 71.026 millones de metros cúbicos anuales, en nueve acuíferos con déficit hídrico, por lo que es necesario generar acciones que impidan el otorgamiento de nuevos títulos en tanto no se realicen las correcciones necesarias a los títulos de concesión para impedir que se agrave el déficit en estos acuíferos.

Siguientes pasos 

Los resultados de los análisis muestran que es necesario revisar a detalle los títulos de concesión del Registro Público de Derechos del Agua, para identificar y corregir las inconsistencias, con la finalidad de obtener datos confiables con respecto a la disponibilidad de las aguas subterráneas, y con esto establecer estrategias para una gestión hídrica sostenible.

Las irregularidades administrativas encontradas ofrecen los fundamentos para desarrollar una estrategia jurídica integral que detenga las extracciones ilegales de agua y garantice el estado de derecho, para otorgar certidumbre a los usuarios que cuentan con un título de concesión.

Al final, es necesario desarrollar estrategias y aplicar las leyes para mejorar la conservación de los pastizales del desierto Chihuahuense y los ecosistemas en general. Con ese fin, la creación de alianzas entre diferentes sectores, e incluso países, puede ser una herramienta importante para compartir ideas y estrategias para impulsar el cambio que necesitamos para promover practicas sostenibles y proteger los recursos hídricos que abastecen la biodiversidad única y crítica de nuestro pastizales.

NRDC trabaja con American Bird Conservancy (ABC) y Pronatura Noreste (PNE) para conservar y restaurar los pastizales en el desierto Chihuahuense. Junto con nuestros colegas, trabajamos para cultivar una mayor consciencia sobre la importancia de los pastizales y para apoyar la preservación del hábitat y la resiliencia de las comunidades en estas áreas tan importantes. Para aprender más sobre los pastizales de Chihuahua, visita nuestro story map, y sigue #EnArmoníaConLosPastizales en Twitter, Facebook e Instagram. También puedes aprender sobre el trabajo que están liderando  nuestros colegas, incluído este video de Pronatura Noreste sobre la importancia de las especies de los pastizales y este blog de ABC sobre la amenaza de los grandes proyectos agrícolas.

Literatura Citada

Pool D., Panjabi A., Macias-Duarte A. & Solhjemc D. 2013. Rapid expansion of croplands in Chihuahua, Mexico threatens declining North American grassland bird species. Biological Con-servation 170, 274– 281.

De la Maza, M., Banda, I., Mendoza, G., Leal, O. y Rendón G. 2018. Reporte del estado de los pastizales del Desierto Chihuahuense: Una perspectiva sobre gestión. Pronatura Noreste, A.C. 58 pp.

About the Authors

Jessica Carey-Webb

ACLS/Mellon Public Fellow, Latin America Campaign Advocate

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.