Fiestas verdes y sanas para tu familia y nuestro planeta

Se acerca la Navidad y las fiestas de fin de año y con ello todos los quehaceres que nos trae: comprar el arbolito, los regalos, preparar la comida, planear las fiestas y mucho más. Todos estos preparativos frecuentemente resultan en desperdicios innecesarios—generamos un millón de toneladas de basura por semana, desde el Día de Acción de Gracias hasta el Año Nuevo. Aquí te regalamos unos consejos prácticos para que disfrutes de unas fiestas más sostenibles y responsables para nuestro planeta y para que nuestras futuras generaciones también tengan una razón para celebrar.

Arbolito de navidad: ¿real o artificial?

Escoge un árbol de verdad y luego recíclalo o conviértelo en abono. Aunque da pesar cortar un árbol, considera que la mayoría de los árboles de Navidad se cultivan expresamente para este propósito y como consecuencia no estás contribuyendo a la deforestación. Sin embargo, muchos árboles terminan en el vertedero donde se descomponen, lentamente emitiendo metano, que es 25 veces más potente que el carbono de dióxido en el calentamiento del planeta. Contacta tu autoridad local de residuos para averiguar si tienen un día especial de recolección de árboles para convertirlos en abono.

Los arboles plásticos, por el contrario, requieren mucha energía y recursos como el petróleo para su manufactura y no pueden ser reciclados fácilmente. Además, algunos son tratados con químicos tóxicos; pueden contener cloruro de polivinilo (PVC), que libera gases que pueden irritar los ojos, la nariz y los pulmones.

Kieran White/Unsplash

Regalos sin desperdicio

Cuando vayas a envolver tus regalos, escoge un papel reciclado y reciclable (el menos brillante es mejor) y recicla el papel después de abrir los regalos. Mejor aún, renúncialo por completo. Intenta hacer tu propio papel de envolver con periódicos, bolsas de papel, proyectos de arte, ropa, toallas y más.

Juguetes

En vez de gastar dinero en juguetes y otras cosas que realmente no necesitamos, ¿Por qué no regalar un curso de aprendizaje o una invitación al cine o al teatro? Regalos hechos a mano o en casa, ya sean deliciosas galletas o una bufanda tejida a mano casi siempre dejan un mejor y más duradero recuerdo ya que muestran el verdadero amor y esfuerzo.

Sin embargo, todos sabemos que los niños (y algunos adultos) quieren sus juguetes, así que, si vamos a dar un juguetico, asegurémonos que estos sean sanos y saludables. En general, evita los juguetes hechos de plástico que no se pueden reciclar y que pueden contener químicos dañinos como ftalatos, los cuales causan trastornos hormonales. Aquí te damos consejos de cuales puedes preferir.

Invitaciones

Cerca de 6.5 mil millones de tarjetas se compran cada año en EE.UU. Este año envía un correo electrónico o una tarjeta virtual o hasta una presentación de PowerPoint con fotos. Evitarás el desperdicio y protegerás los bosques al hacerlo. Si es que recibes invitaciones, úsalas como decoración o recíclalas. Desafortunadamente, no se pueden reciclar las tarjetas decoradas con purpurina.

Ilumínate

Usa tu creatividad y limita el número de luces que usas en tu casa y en el patio. Si deseas decorar con luces, prefiere las luces LED las cuales utilizan el 80% menos de energía que las luces de navidad convencionales y tienden a durar 25 veces más. Aunque las luces LED tienen un costo inicial más alto que las luces convencionales, ese dinero se recupera con una factura de energía reducida y eventualmente te ahorrará dinero.

Luces navideñas LED

N./Unsplash

Escoge Electrónicos Eficientes

Usa el guía de Energy Star de productos eficientes para hacer tus compras en estas fiestas y todo el año. Podrás averiguar cuáles son los televisores, refrigeradores, congeladores, computadoras, monitores, lavadoras y secadoras de ropa, y lavadoras de platos que consumen menos energía y cuestan menos.

Bájale al termostato

En partes de EE.UU., la mitad de la energía de nuestras casas se puede dedicar a la calefacción. Este invierno luce un lindo suéter navideño, protege tu hogar del frio con un buen aislamiento, y bájale a la calefacción. Además, si estas cocinando y tienes invitados en casa, lo más probable es que el calor humano (y el del horno) ayude a compensar.

Utiliza platos reales y servilletas de tela

Además de lucir más elegante, utilizar vasos de vidrio y platos de vajilla cerámica en lugar de los desechables limita la generación de basura y plásticos. Si decides usar desechables, intenta de comprar los reciclables y por favor evita ante todo los vasos y platos de icopor (styrofoam), que no son degradables.

Hannah Busing/Unsplash
 

Sirve menos carne

La producción de carne tiene un impacto enorme en el medio ambiente y contribuye significativamente al calentamiento global. Así que, en lugar de servir el cerdo, junto al pavo y el pernil considera remplazar algunas de las carnes con soya o verduras. Mejor para tu salud y para la salud del planeta. No te olvides de evitar el desperdicio. En EE.UU. se desperdicia el 40 por ciento de la comida, equivalente a pérdidas de más de $162 mil millones cada año.  Compra solo las porciones necesarias y si te sobra comida, empácale a tus invitados para que lleven a su casa o llama a tu banco de comida cercano para averiguar si puedes donar lo que te sobre de manera salubre.

Disfruta en casa

Todos queremos visitar a nuestros familiares y amistades durante las fiestas, pero ¿sabías que una gran parte de los peores daños ambientales provienen del dióxido de carbono emitido por el transporte? Considera la posibilidad de limitar tus viajes en avión y viajes en auto de larga distancia. Si vas a usar tu auto evita conducir durante las horas de mayor tráfico para reducir el desperdicio de combustible y proteger la salud. Si es que vas a viajar también puedes calcular las emisiones de tu recorrido con una calculadora de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para comprender tu huella ecológica.

Recuerda el motivo de la celebración

Así no seas una persona religiosa, las fiestas son para celebrar lo que nos da la vida y para compartir con los demás.

Ante todo, disfrutemos de esta linda época con un corazón lleno de ilusión y agradecimiento, y sin olvidar darle gracias a nuestro bello planeta que nos da tanto sin pedirnos nada.

¡Felices Fiestas!

About the Authors

Linda Escalante

Southern California Legislative Director

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.