Vieques toma protagonismo en el futuro energético de Puerto Rico

Luis Martinez

NRDC se asoció una vez más con Resilient Power Puerto Rico para instalar otra red de energía solar en Puerto Rico. Esta vez, la instalación se realizó en la isla de Vieques, que fue severamente impactada por el huracán María y donde se necesitaba con urgencia.

La conexión eléctrica principal de Vieques se cortó durante la tormenta y los esfuerzos para restaurar la energía han sido lentos. Mientras tanto, los residentes de Vieques tienen que usar generadores diesel y vivir con los impactos que esto produce a la calidad del aire.

Para Vieques y sus más de 10,000 residentes, las dificultades no son nada nuevo. Después de todo, la isla sirvió como un campo de bombardeo militar durante más de 70 años, incluso cuando residentes de Vieques nacían y se criaban cerca de los objetivos del bombardeo. Y aunque las prácticas de bombardeo en vivo se detuvieron a principios de la década de 2000, después de protestas y desobediencia civil, el final del bombardeo en vivo fue solo el comienzo de un proceso de décadas para eliminar municiones en vivo y restaurar las hermosas tierras y playas.

Luis Martinez

El sitio del proyecto en sí es el Fortin Conde de Mirasol, uno de los lugares más visitados de Vieques. Construido en 1845, este sitio histórico administrado por el Instituto Puertorriqueño de Cultura fue el último pequeño fuerte construido por los españoles en las Américas. El Fortín ahora alberga un museo de arte e historia y Radio Vieques. Radio Vieques, la estación comunitaria administrada por Robert Rabin, es importante porque evolucionó de uno de los principales grupos comunitarios que lucharon para poner fin a los bombardeos en vivo, el Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques.

Luis Martinez

Con esta instalación inicial, el Fortin ahora tiene un sistema solar y de batería que no solo reducirá sus costos eléctricos, sino que también es capaz de mantener el sitio operando con una capacidad limitada a través de las frecuentes interrupciones en el servicio eléctrico. Fortin también planea ofrecer refugio y compartir su electricidad y agua con la comunidad en situaciones de emergencia. Esta instalación de energía solar y de batería es solo uno de los muchos proyectos de energía renovable distribuida que tienen lugar en Vieques y Puerto Rico.

Esta pequeña isla está dando grandes pasos para poner fin a su dependencia de los combustibles fósiles y volverse más resistente y el resto de Puerto Rico puede aprender mucho de Vieques.

Puerto Rico se enfrenta a una decisión importante. Puede invertir en un sistema eléctrico renovable y distribuido que ayude a la isla a ser más resistente al clima. O puede construir un sistema eléctrico con combustibles fósiles que cimente su dependencia de los combustibles fósiles importados. Combustibles que pueden no estar disponibles cuando ocurren emergencias. Y quizás aún más doloroso, una infraestructura de combustibles fósiles que se volverá obsoleta en unos pocos años a medida que el mundo se mueva rápidamente para hacer la transición de todo el uso de energía a energía limpia.

A través de proyectos como estos, seguimos demostrando que un sistema eléctrico distribuido y renovable es el camino correcto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la resiliencia climática para Puerto Rico.

About the Authors

Luis Martinez

Director, Southeast Energy, Climate & Clean Energy Program

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.