Informe: Los arrendatarios de bajos ingresos enfrentan barreras para obtener energía limpia

In English »

Un informe nuevo y avanzado descubre que existen barreras numerosas que evitan que comunidades desamparadas de bajos ingresos obtengan los beneficios de energía eficiente y programas de energía renovable. Además, el reportaje recalca maneras en que el estado podría mejorar el acceso a programas de energía limpia para que todos los californianos puedan reducir el desperdicio de energía y ahorrar dinero.

NRDC y otros miembros de la coalición Energy Efficiency for All y numerosos participantes contribuyeron a los descubrimientos del reportaje de la California Energy Commission, que incluyen 12 sugerencias para la política estatal.

¿Quiénes son  los residentes de California de bajos ingresos?

Los residentes de bajos ingresos en California representan una porción importante de la población y enfrentan desafíos considerables de vivienda asequible:

  • Un tercio de los hogares en California tienen ingresos de $32,000 o menos para una familia de dos;
  • 54 por ciento de los hogares de bajos ingresos usan un idioma principal distinto al inglés;
  • 70 por ciento de los residentes de California de bajos ingresos son arrendatarios y, de ellos, más de 2 mil millones de hogares se encuentran en propiedades con dos o más departamentos de alquiler; y
  • Un tercio de los arrendatarios a nivel estatal gastan más de la mitad de sus ingresos en viviendas (muy por encima de la norma federal para la accesibilidad de viviendas).

Estas características presentan  varios retos únicos para hacer actualizaciones de energía limpia y las inversiones solares, sin mencionar que los residentes de bajos ingresos en California tienden a vivir en casas deterioradas y departamentos que por décadas no han tenido mejoras en eficiencia energética ni aislamiento adecuado para mejor climatización. Como resultado, generalmente gastan más de sus ingresos en cuentas eléctricas en comparación a residentes de ingreso promedio.

Además, los propietarios tienen menos incentivo para invertir en mejoras de eficiencia energética que tienden beneficiar a los arrendatarios que pagan las cuentas. Los dueños de propiedades asequibles también tienden que tener presupuestos limitados con oportunidades restringidas para asumir una deuda adicional, limitando aún más su habilidad para actualizar la propiedad.

¿Qué impide el acceso a los programas de energía limpia?

El informe encuentra que mientras las políticas y los programas inteligentes pueden ayudar a vencer las barreras estructurales, la abundancia de programas en California en realidad crea más barreras, veamos:

  • Los desafíos con los programas fragmentados y la distribución: Mientras que existen programas numerosos para este sector, cada programa tiene su propia definición para bajo ingreso o lo que es una comunidad desamparada y cada programa requiere aplicaciones distintas. Estos programas no están coordinados y los costos los cargan los clientes con lento procesamiento de reembolso e incentivos solventados solamente después del término del proyecto.
  • El financiamiento deficiente e inseguro: Muchos programas dependen de ciclos de financiamientos limitados e impredecibles y no se prestan a ser combinados con otras ofertas. Además,  la mayoría de términos de financiamiento para programas no reflejan los ciclos largos de construcción que necesitan las actualizaciones de multifamiliares.
  • Las metas inconsecuentes y las limitaciones de datos: En vez de enfocarse en metas tales como los ahorros de energía o la reducción de gases de invernadero, que reducen las cuentas eléctricas,  los programas apuntan a minimizar costos y no toman en cuenta los beneficios colaterales, como la salud familiar mejorada, la seguridad, la comodidad, y la retención de los inquilinos. En adición, cada programa monitorea los datos de manera distinta, lo que hace casi imposible comparar el éxito de los programas individuales, combinar las ofertas del programa y usar los datos para poner estrategias innovadoras al alcance de los residentes.

¿Cómo puede el estado hacer la energía limpia accesible para todos?

La noticia buena es que el informe delinea 12 recomendaciones viables para extender los beneficios a todas las comunidades desfavorecidas y de bajos ingresos de California. El mensaje primordial es: nivelar los programas, ofrecer asistencia técnica, proveer financiamiento seguro y a largo plazo  y así como financiamiento realzado.

Entre otras recomendaciones, el informe aconseja:

  • El estado debería facilitar la coordinación de la gestión de los programas de energía, agua, capacidad de adaptación a los cambios climáticos, vivienda, e infraestructura de transporte entre todas las agencias. Para alcanzar a más clientes, se deberían alinear los requisitos de elegibilidad a programas, se deberían reducir las redundancias, y se deberían mitigar los gastos de estructura administrativa.
  • El Estado debería activar las ventajas económicas de la energía solar comunitaria para hacerla accesible a poblaciones desfavorecidas y de bajos ingresos en California.  
  • La Legislatura debería requerir la colaboración entre todas las agencias que suministran programas para que establezcan medidas comunes y recopilen y usan los datos sistemáticamente entre los programas para mejorar el desempeño de estos en comunidades desfavorecidas y de bajos ingresos.
  • El Estado debería establecer  un centro único regional para proveer asistencia técnica, participación dirigida y servicios de financiamiento para facilitar que los dueños y los arrendatarios de vivienda de bajos ingresos realicen las mejoras de eficiencia energética, energía limpia, infraestructura de transportación cero-emisión y bajo-emisión, y reducción del uso de agua en sus edificios.
  • La Legislatura debería dirigir el financiamiento para todos los programas del estado a que colaboren con organizaciones comunitarias calificadas de confianza  y con gobiernos locales, quienes están muy bien preparados para comunicar las oportunidades a los clientes, empresas pequeñas, y para expandir las oportunidades de empleo local.

La implementación de estas sugerencias para simplificar la elegibilidad y los requisitos de cumplimiento, establecer metas y medidas de desempeño común y  facilitar combinar el financiamiento entre los programas resultará un uso más sabio del financiamiento, incrementa la participación en los programas ya existentes y aumenta las reducciones de gases de invernadero,  los ahorros en las cuentas eléctricas, y los beneficios de salud pública para todos de los residentes de California.

¿Y ahora qué?

Ahora que el estudio inicial de barreras se ha completado, la Energy Commission trabajará con las agencias de otros estados, grupos comunitarios, depositarios interesados, y la legislatura para acelerar y transformar el acceso a inversiones de energía limpia en las comunidades de bajos ingresos.

Entre los otros próximos pasos, la comisión planea tener talleres de implementación al principio del 2017, desarrollar una línea de tiempo para llevar a cabo algunas soluciones e identificar fuentes potenciales de financiación. 

El informe ha ya desatado acción en la legislatura. En febrero, la asambleísta Susan Talamantes Eggman introdujo Assembly Bill 1088 para mejorar la accesibilidad de los numerosos programas californianos para residentes y dueños de propiedades de arrendamiento.

California ahora entiende la magnitud con qué la complejidad de los programas y las barreras del costo están bloqueando que la economía de energía limpia llegue a sus residentes. Es hora de adoptar soluciones masivas y significativas para asegurar que todos se beneficien de estos programas. Las comunidades de California y nuestro clima no pueden esperar.

About the Authors

Maria Stamas

Technical Strategist, Equitable Building Decarbonization, American Cities Climate Challenge

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.