Nueva normativa modelo de la ONU, representa ahorros de US$ 18 mil millones

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció esta semana una innovadora normativa modelo para mejorar la eficiencia energética de los focos de luz convencionales que puede ser fácilmente adoptada por las economías en desarrollo y emergentes. Los ahorros potenciales de pasar de los focos incandescentes hacia los focos LED en naciones que todavía no cuentan con este tipo de normativa, podría ser enorme—US$18 mil millones de dólares en costos de electricidad y más de 160 millones de toneladas en emisiones de dióxido de carbono serían evitados cada año. Una vez que todas las lamparas en estos países usen focos LED, la cantidad de electricidad ahorrada podría ser equivalente al consumo anual de energía de México.

iStock/StreetMuse

La normativa modelo anunciada en el Foro Global de Eficiencia Energética, en Copenhague, es el resultado de una colaboración entre la compañía de iluminación más grande del mundo, Philips Lighting, ahora llamada Signify, y el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés), bajo los auspicios del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El establecer una normativa modelo única para la eficiencia energética de un tipo de producto con el fin de que múltiples países en vías de desarrollo l adopten es un concepto muy poderoso. Esperamos que en un futuro no muy lejano iniciativas similarmente ambiciosas sean desarrolladas para otros productos a fin de transitar hacia un mejor uso de la electricidad y evitar la contaminación asociada con el calentamiento global que se deriva del consumo de combustibles fósiles.

¿Por qué es esto importante?

La iluminación representa el 15 por ciento del uso total de electricidad a nivel mundial. En el planeta, hay millones de focos incandescente y halógenos instalados y millones más están en venta alrededor del mundo. Una normativa que gradualmente eliminará del mercado a estos focos ineficientes entrará en vigor en la Unión Europea en el transcurso de este año, y en Estados Unidos en el 2020 (en California ya está en operación). En cambio, en la mayoría de los países en desarrollo o emergentes aún no existen políticas similares.

iStock

La normativa modelo brinda todo lo que un país interesado necesita para avanzar en la eliminación de los focos que más desperdician energía: definición del alcance de los productos cubiertos, métodos de prueba, niveles mínimos de eficiencia para cada tipo de foco, y algunos requerimientos básicos de desempeño para asegurar que los consumidores tengan una buena experiencia con los focos LED. La normativa modelo está lista para “ser copiada y pegada” en la legislación de cualquier país que esté preparado a dar el siguiente paso y adoptarla.

La normativa modelo será compartida con los países interesados en Asia, África y América Latina. Los países que implementen esta normativa también reducirán las barreras comerciales y proporcionarán oportunidades para compartir recursos, incluyendo facilidades de prueba, contratación conjunta y monitoreo del mercado. Esta normativa modelo brinda a los países dos opciones: la primera, y preferida, opción, requerirá que todos los focos nuevos sean tan eficientes como un foco LED. La segunda opción también permitirá el uso de focos CFL, que son un poco menos eficientes y contienen mercurio, lo que requiere de recolección especial y reciclaje.

Los posibles ahorros en las facturas de electricidad y emisiones de carbono se deben al hecho de que los focos LED utilizan hasta 90 por ciento menos energía que los focos incandescentes. En otras palabras, un foco LED de 10 vatios producirá la misma cantidad de luz que los viejos focos de 60 vatios que éste reemplaza. Adicionalmente, el consumidor puede fácilmente ahorrar entre US$50 y US$100 en sus facturas de electricidad durante la vida útil de cada foco LED que sea instalado. (Nota: los LEDs duran entre 10 y 25 años bajo operación normal—alrededor de 3 horas diarias—dependiendo del modelo seleccionado.)

¿Qué tan rápido ocurrirá este cambio?

A través del proyecto Unidos por la Eficiencia (U4E por sus siglas en inglés), la ONU podrá llegar a las economías en desarrollo y emergentes como Tailandia, Turquía y Sudáfrica, para alentarlos a adoptar la normativamodelo y dejar de vender los focos de luz ineficientes tan pronto como sea posible. La iluminación representa una oportunidad única para generar ahorros rápidos, ya que los focos de luz incandescentes y halógenos regularmente se reemplazan después de sólo un año o dos de uso, debido a su corta vida útil. Por ello, el cambio puede ocurrir más rápido que con otros productos como los refrigeradores que se cambian una vez cada 10 a 15 años. El cambio a la iluminación con focos LED representa una de las maneras más rápidas y baratas de disminuir en grandes cantidades la contaminación por carbono (CO2).

¿Cómo fue que sucedió todo esto?

El proyecto de la ONU, Unidos por la Eficiencia, es una alianza público-privada única que está enfocada en asegurar que los focos de luz y otros productos clave, tales como aires acondicionados y motores, que todavía se venden en economías emergentes, sean tan eficientes como aquéllos que se venden en países desarrollados. Para evitar un posible mosaico de normativas levemente distintas de país en país, Philips Lighting trabajó con NRDC para desarrollar niveles mínimos de eficiencia y estándares de rendimiento, incluyendo algunos criterios clave (p.ej. evitar la falla temprana de los focos, asegurar calidad de color aceptable, etc.). Las compañías de iluminación se benefician bastante de un sólo set de métodos de prueba y requerimientos, además de que el costo de los focos LED puede disminuir al producir un mayor número de focos del mismo tipo, debido a las economías de escala. Philips Lighting ha respaldado oficialmente la normativa modelo, y se espera que otros fabricantes y organizaciones en el sector de la iluminación hagan lo mismo.

¡Todos ganan!

Al dejar de estar estancados con las tecnologías viejas e ineficientes, los países en desarrollo pueden evitar ser sitios donde se utilizan los focos que gastan más luz y que ya están prohibidos en otras naciones. Los países que adopten la normativa modelo también evitarán altas cuentas de electricidad, la mala calidad del aire y reducirán un poco de la carga a la que se enfrentan sus redes eléctricas que a menuda ya están saturadas.

Hacemos un gran reconocimiento al Programa de Medio Ambiente de la ONU y a Philips Lighting/Signify por apoyar este logro para los focos de luz.

Esperamos ver más anuncios similares por parte del Programa de Medio Ambiente de la ONU en cuanto a normativas modelo de eficiencia para productos de gran consumo energético como los son los aires acondicionados y refrigeradores, los cuales serán comprados en cada vez mayores cantidades en los países en desarrollo y emergentes.

About the Authors

Noah Horowitz

Senior Scientist and Director, Center for Energy Efficiency Standards, Energy & Transportation program

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.