Las nuevas regulaciones para camiones promueven el aire limpio

La industria caminera tiene un impacto enorme en la contaminación del aire y las emisiones de carbono. Afortunadamente, los estados ahora pueden adoptar dos nuevas regulaciones para abordar el problema: la regulación de Camiones Limpios Avanzados (ACT por sus siglas en ingles), que garantiza la venta de más camiones eléctricos con cero emisiones cada año, y la regulación de Autobús de Servicio Pesado (HDO por sus siglas en ingles), que reduce los contaminantes tóxicos en el aire provenientes de los nuevos camiones de combustible fósil.

Las reglas traerán grandes beneficios económicos, ambientales y de salud a los estados que decidan adoptarlas. Sin embargo, regulaciones transformacionales siempre vienen con cierta incertidumbre y desinformación. Para informar a los legisladores, aclaremos las cosas y disipemos los mitos que rodean las dos reglas.

¿Cuándo se implementan estas reglas y son estas factibles?

La regulación de Camiones Limpios Avanzados comienza dos años después de su adopción, lo que brinda a los fabricantes y al mercado tiempo para prepararse. Los nuevos requisitos de ventas anuales comienzan bajos y aumentan gradualmente. Como muestra la gráfica a continuación, para el año 2026, la medida requeriría que entre el 10 y el 13 por ciento de todas las ventas de camiones nuevos de servicio mediano y pesado no contengan combustibles fósiles. La disponibilidad de estos modelos se ha expandido lentamente. Durante el moderado desarrollo de la regla, nuevos tipos de camiones y autobuses eléctricos ingresarán al mercado.

Crecimiento de la disponibilidad del modelo

ZETI Analytics-Programa CALSTART Drive to Zero

La regla de Autobús de servicio pesado sigue una trayectoria similar. Las normas más estrictas de emisión de óxido de nitrógeno (NOx) y partículas para los nuevos camiones de combustible fósil comienzan en el año modelo 2024 y se endurecen nuevamente en 2027. Esto reducirá la contaminación de NOx causante de ozono de los nuevos camiones en un 75 por ciento en 2024 y un 90 por ciento en 2027. California pasó casi una década trabajando con expertos de la industria y en emisiones para identificar una norma de emisiones que se pueda lograr con las tecnologías actuales y que sea rentable. Algunos fabricantes ya han entregado camiones que cumplen con las normas de 2024, lo que muestra que existe la tecnología para alcanzar estos objetivos.

Ambas reglas tienen flexibilidad incorporada para ayudar a los fabricantes a gestionar los nuevos requisitos. Por ejemplo, los fabricantes son recompensados con créditos de acción temprana por camiones que cumplen con las normas vendidas antes de que las reglas entren en vigor. L a regla ACT tiene en cuenta el hecho de que la tecnología de camiones eléctricos está progresando más rápido para algunas clases de vehículos que para otras. Los fabricantes pueden contar las ventas adicionales de un tipo de vehículo para cumplir con las normas de otro que podría no ser inmediatamente adecuado para la electrificación.

¿Son caros los camiones eléctricos?

Si y no. El precio de un camión eléctrico es actualmente más alto que su contraparte diésel. Sin embargo, debido al gran ahorro de combustible y a los menores costos de mantenimiento durante la vida útil de los vehículos, algunos camiones eléctricos son competitivos en términos de costo total de propiedad. Estos costos iniciales disminuyen a medida que los precios de las baterías, el componente más caro, continúa bajando de precio. En los últimos 10 años, los costos de la batería cayeron un 89 por ciento y siguen cayendo.

Los ahorros en costos de combustible y mantenimiento combinados con políticas estatales inteligentes como incentivos de compra, programas de jubilación para camiones sucios y reembolsos para estaciones de carga, que ya existen en varios estados, hacen que la transición de la economía a camiones eléctricos sea especialmente favorable.

Marcin Jozwiak a través de Unsplash

¿Necesitamos primero una infraestructura de carga?

Los estados deberán continuar la construcción de la infraestructura de carga para respaldar una transición completa a una flota de camiones eléctricos. Pero no es necesario que ocurra de la noche a la mañana. Ya varios estados están expandiendo las redes de carga para respaldar los objetivos de electrificación del transporte existentes. En todo el país, las empresas de servicios eléctricos están invirtiendo cientos de millones de dólares en infraestructura de carga, con un número cada vez mayor de programas específicos para camiones y autobuses.

Además, la adopción de la regulación de Camiones Limpios Avanzados les dará a los estados una ventaja para asegurar más inversiones en infraestructura de carga, especialmente estaciones de carga de mayor potencia que necesitarán muchos camiones de servicio pesado. Las nuevas inversiones en infraestructura pueden respaldar buenos empleos en los estados.

chuttersnap a través de Unsplash

¿Por qué hacer que los fabricantes vendan camiones eléctricos?

Las flotas han demostrado un nivel de demanda a la par con la cantidad de ventas de principios de año de la regla ACT. El Servicio Postal de EE. UU., Amazon, PepsiCo y otros ya han reservado decenas de miles de vehículos eléctricos. Lo que más necesitan los propietarios de flotas en este momento es un suministro confiable y diverso de camiones limpios.

La regla de camiones limpios proporcionará ese suministro y sentará las bases para las políticas posteriores al estimular el mercado de vehículos eléctricos, justificar nuevas inversiones en infraestructura y respaldar trabajos de energía limpia. Otras políticas, como un requisito de compra, seguirán y respaldarán los requisitos a medida que aumentan en sus etapas posteriores.

¿Qué harán los fabricantes de camiones limpios para eludir nuevos requisitos?

Los fabricantes de camiones operan en un mercado global. China y varios países europeos fortalecen las regulaciones en torno a la contaminación de vehículos de servicio mediano y pesado, la capacidad de producir camiones eléctricos se ha convertido en un activo cada vez más crítico en la industria del transporte de mercancías.

Como resultado, en los últimos años surgieron nuevas empresas de vehículos eléctricos como Chanje, Arrival y Rivian. Mientras tanto, los gigantes automotrices tradicionales como Volvo y General Motors luchan para mantenerse al frente en el panorama de los camiones limpios. No tendría sentido que los fabricantes de automóviles multinacionales abandonaran un mercado en expansión solo para invertir exclusivamente en uno que esta moribundo.

¿Por qué no seguir una estrategia nacional en lugar de una en cada estado?

En primer lugar, no hay ninguna razón por la que no podamos hacer ambas cosas. Pero lo que es más importante, necesitamos reducir las emisiones inmediatamente. Los camiones de combustible fósil arrojan grandes cantidades de NOx y material particulado, los cuales son tóxicos para respirar. Los contaminantes dañinos de los camiones a menudo se concentran en comunidades de color y comunidades de bajos ingresos, que han sufrido las consecuencias de esta contaminación durante décadas. Los estados pueden instituir estas regulaciones y mejorar la calidad del aire prontamente.

Es hora de que los estados se decidan a tomar parte.

California finalizará pronto el proceso de implementación formal de ambas reglas, dando luz verde a otros estados para seguir su ejemplo (la Ley de Aire Limpio permite que los estados adopten las normas de emisiones de California en lugar de los federales).

La adopción de las reglas ACT y HDO acelerará las mejoras en la calidad del aire, reducirá las emisiones de carbono y apoyará los trabajos de energía limpia en los estados participantes. Nueva Jersey fue el primero en anunciar planes para adoptar las reglas ACT y HDO de California, y es la mejor manera para que otros estados aceleren sus transiciones a flotas de cero emisiones.

About the Authors

Shelby Parks

Schneider Fellow, Eastern Region, Climate & Clean Energy Program

Patricio Portillo

Transportation Analyst, Climate & Clean Energy Program
Blog Post

In a groundbreaking win, CARB adopted the world’s first zero-emission commercial truck requirement, the Advanced Clean Trucks rule. The rule, which requires truck makers to sell an increasing number of clean, zero-emission trucks in California in place of dirty diesel and gasoline, will cut toxic fossil fuel emissions in polluted communities throughout the state.

Blog Post

The California Air Resources Board voted unanimously today to adopt the Heavy-Duty Omnibus (Omnibus) rule—a comprehensive update to slash toxic air pollution from fossil fuel heavy-duty trucks.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.