Caos climático: los incendios forestales de California ponen en peligro a millones

Mientras el “estado dorado” combate incendios forestales catastróficos, no podemos perder de vista el costo que ocasiona a la salud.

Un voluntario ayuda a evacuar unos caballos durante el incendio “Easy Fire” en Simi Valley, California.

Christian Monterrosa / Prensa Asociada

Al igual que muchos estadounidenses, estamos horrorizados por los incendios forestales devastadores y mortales que arden en California. Tras la temporada de incendios forestales más mortal y costosa en la historia del estado el año pasado, estos incendios son un recordatorio desgarrador del futuro peligroso que enfrentamos debido a la aceleración del cambio climático.

Nuestra crisis climática alimenta incendios más fuertes

El cambio climático y el desarrollo urbano continuo en áreas propensas a incendios hace a los californianos más vulnerables a los peligrosos incendios forestales durante períodos más largos. A medida que aumentan las temperaturas, cambian los patrones estacionales de lluvia y disminuye la humedad del suelo y la vegetación, la temporada de incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos se vuelve más severa. El área anual quemada por los incendios forestales en California aumentó en un 500 por ciento entre 1972 y 2018, una tendencia que solo empeorará a medida que el estado se vuelva más cálido y seco.

Los incendios desencadenan problemas de salud peligrosos

Los incendios forestales representan numerosas amenazas para la salud pública, incluso para las personas directamente en peligro y para millones más expuestos a contaminantes tóxicos del aire provenientes del humo de los incendios forestales, los que afectan áreas a cientos de millas a sotavento.

Un estudio de NRDC encontró que en 2011, el área afectada por el humo de los incendios forestales en los Estados Unidos era casi 50 veces más grande que el área quemada directamente por los incendios. Eso es preocupante, porque el humo de los incendios forestales contiene muchos contaminantes perjudiciales para la salud, tales como las partículas finas (PM 2.5), uno de los contaminantes atmosféricos más mortales conocidos por los seres humanos. Respirar el humo de los incendios forestales está relacionado con una gran cantidad de problemas de salud importantes, como infecciones respiratorias, paro cardíaco, cáncer de pulmón, accidente cerebrovascular, bajo peso al nacer, afecciones de salud mental, asma exacerbada y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Mientras más estudian este contaminante del aire, más riesgos de salud descubren los científicos.

California enfrenta una intensa y persistente lucha para reducir la contaminación del aire exterior, la cual ha empeorado por los incendios forestales, con más de 19 millones de residentes que viven en áreas que exceden los límites federales establecidos por la Ley de Aire Limpio. La calidad del aire en los Estados Unidos empeoró en 2018 después de años de mejoras, en parte debido al creciente problema del humo proveniente de los incendios forestales.

El grave y alto precio para la salud

En nuestro estudio reciente de GeoHealth, nuestro equipo de coautores destacó los impactos de los incendios forestales a la salud y arrojó una nueva luz sobre los costos de salud relacionados con incendios en Washington y Colorado durante 2012. También analizamos el daño reciente provocado por los incendios en Oregón.

NRDC realizó un análisis más detallado para comprender mejor la escala de los riesgos de salud continuos causados por los incendios forestales en California. Según el estimado del Centro Nacional de Bomberos Interagencial (NIFC, por sus siglas en inglés) en 2012 unos 7,950 incendios forestales destruyeron más de 860,000 acres en California. Para obtener estimaciones del impacto y los costos de salud para California, el equipo analizó datos a nivel estatal de un estudio de vanguardia que estima los impactos de salud atribuibles al humo de incendios forestales en los Estados Unidos. En ese estudio, los investigadores de la calidad del aire y la salud, dirigidos por científicos de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés), combinaron las estimaciones de exposición al humo de los incendios forestales con la mejor ciencia de salud pública disponible para estimar los efectos anuales a la salud de las exposiciones al humo (muertes tempranas e ingresos hospitalarios por enfermedades respiratorias y cardiovasculares).

El horizonte de Los Ángeles se ve a través del humo mientras el incendio de Getty arde en Brentwood, California.

Apu Gomes / AFP a través de Getty Images

Los incendios forestales imponen enormes costos de salud. Nuestro equipo de coautores estima que, en 2012, solo el humo de incendios forestales en California causó 693 muertes prematuras. Más allá de esa cifra, el humo provocó unas 4,690 visitas a la sala de emergencias y 375 ingresos hospitalarios por problemas pulmonares y cardíacos. Utilizamos los mismos métodos de valoración de costos de salud que aplicamos en nuestro nuevo estudio de GeoHealth, los daños a la salud relacionados con el humo de los incendios forestales de 2012 en California totalizaron $6.5 mil millones (en dólares de 2018). Esto comprende los costos de vidas perdidas, atención médica en salas de emergencia y hospitales, medicamentos recetados, necesidades de atención ambulatoria y perdida de salarios.

Dado que el cambio climático aumenta los riesgos de incendios forestales, nuestros cálculos indican que los incendios forestales en los últimos años, incluidas las devastadoras temporadas de incendios de 2017 y 2018, afectaron considerablemente la salud pública, lo que agrega miles de millones en costos de salud. Estos costos de salud estan casi ausentes en los análisis públicos del daño económico provocado por los incendios forestales.

Nuestro estudio GeoHealth también identificó riesgos de salud desproporcionados para pacientes de Medicare y Medicaid por enfermedades causadas por los incendios forestales. Ese hallazgo se alinea con nuestro entendimiento de que los ancianos y las personas económicamente desfavorecidas se encuentran entre los más vulnerables a los efectos sobre la salud de los eventos sensibles al clima. Las personas especialmente sensibles a PM 2.5 y otras exposiciones a la contaminación del aire generadas por los incendios forestales incluyen niños, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con enfermedad cardiopulmonar preexistente, personas económicamente desfavorecidas y personas con afecciones inflamatorias crónicas preexistentes como diabetes y obesidad.

Los problemas de salud mental persisten

Los altos costos de salud relacionados con los incendios forestales probablemente se subestiman porque dejan de lado otros sufrimientos graves causados por los incendios forestales, tales como los efectos sobre la salud mental. Hemos visto que el daño a los hogares, la reubicación forzada, el tiempo de trabajo perdido y la pérdida de seres queridos pueden provocar estrés severo, depresión y comportamientos de afrontamiento poco saludables como el uso de drogas. Si bien cualquiera puede sufrir problemas de salud mental por un corto tiempo debido a los incendios forestales, las personas económicamente desfavorecidas, las personas que ya viven con enfermedades mentales y los niños son especialmente vulnerables. Seis meses después del incendio “Camp Fire”, la Oficina de Educación del Condado de Butte recibió más solicitudes de las escuelas de las que podían suplir para recibir apoyo de salud mental.

Las temporadas de incendios más severas también pueden aumentar los problemas de salud mental entre los socorristas, que tienden a tener una alta prevalencia de afecciones de salud mental como ansiedad, trastorno de estrés postraumático y trastornos del sueño. A nivel nacional, los bomberos forestales ya parecen estar en mayor riesgo de suicidio que los bomberos no forestales. Alrededor de 46 bomberos en California han muerto por suicidio en los últimos cinco años. A medida que la temporada de incendios forestales se alargue, las demandas mentales, físicas y emocionales (y los riesgos para la salud) que se imponen a los bomberos y otros socorristas solo aumentarán.

Como mantenerse seguro

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recopilaron una lista de consejos para disminuir los riesgos para la salud de los incendios forestales. Éstos incluyen:

  • Preparación para incendios: Confirme los planes de evacuación de la comunidad y reúna los suministros de emergencia. Considere comprar un respirador para reducir la exposición al humo, pero asegúrese de que le quede bien.
  • Evacue si se le aconseja: Siga las noticias para conocer las órdenes de evacuación vigentes. Siga las instrucciones de los funcionarios locales sobre cuándo y dónde evacuar.
  • Verifique la calidad del aire local: Escuche y esté atento a las noticias o advertencias sanitarias sobre el humo.
  • Protéjase durante la limpieza de incendios: Tenga en cuenta que los trabajos de limpieza pueden exponerlo a cenizas y otros restos tóxicos de incendios que pueden irritar los ojos, la nariz, los pulmones o la piel.

Este verano, la EPA publicó una guía actualizada sobre el humo proveniente de los incendios forestales para ayudar a informar al público sobre estos riesgos para la salud y las estrategias de protección de la salud a considerar durante los eventos de incendios forestales.

Abordar los problemas de fuego de California

En los últimos años el aumento de la desgracia humana causada por los incendios forestales en California deja más claro que nunca que debemos equipar mejor a las comunidades en cómo prepararse para los daños a la salud física y mental que infligen los incendios forestales. Para evitar aún más sufrimiento en el futuro, debemos tomar en serio la advertencia climática e implementar acciones ambiciosas para frenar el cambio climático global que salvará vidas y economizará unos dólares.

Para obtener más información sobre nuestro trabajo sobre los altos costos de salud del cambio climático, consulte los recursos en esta página.

Dile al Congreso que exigimos nuevas medidas sobre el clima

About the Authors

Vijay Limaye

Staff Scientist, Science Center

Juanita Constible

Senior Advocate, Climate and Health, Climate & Clean Energy Program
Blog Post

Los estadounidenses pagan miles de millones cada año para reconstruir después de desastres provocados por el clima. Nuestro estudio muestra que los impactos en la salud están agregando muchos miles de millones más.

Blog Post

The time for ambitious action to curb carbon pollution is now.

Blog Post

It’s time for President Trump to stop falsely blaming others for these deadly tragedies and start acting on climate to save lives.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.