Press Release

Oficiales de Estado en Newark, Demandados por Altos Niveles de Plomo en Agua Potable

Margie Kelly, NRDC, mkelly@nrdc.org, 312-651-7935

Fabiola Nunez, NRDC, fnunez@nrdc.org, 212-727-4695

NEWARK – Este día, dos grupos demandaron a oficiales estatales de Newark y Nueva Jersey acusándolos en relación a que las violaciones que han cometido a la ley federal han resultado en peligrosos niveles de plomo para el agua potable de Newark. La demanda presentada por el Caucus de Trabajadores de la Educación de Newark (NEW Caucus por sus siglas en inglés) y el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés), podría forzar a la ciudad y a los oficiales de estado a atender las fallas recurrentes y sistemáticas para acatar la normatividad federal que protege al público de las dañinas exposiciones al plomo. Los niveles del tóxico metal en el agua potable de Newark son de los más altos que se han registrado recientemente por un gran sistema de aguas en la nación.

“El acceso al agua segura debería ser un derecho básico para todos. Sin embargo, para muchas personas de la clase trabajadora no lo es. Al unirnos en esta demanda, esperamos hacer responsables a los gobiernos de la ciudad y estatal, de proveer agua potable segura para todos en casas y escuelas de Newark”, expresó Al Moussab, residente de Newark, quien también es presidente del NEW Caucus.

“Los oficiales de la ciudad y los estatales están fallando en dar los pasos requeridos por la ley para proteger a los residentes de Newark del plomo en el agua potable”, fueron las palabras de Claire Woods, una abogada de NRDC. “El agua de Newark es corrosiva, lo que causa que muchos ductos de plomo liberen mucho de su tóxico químico al agua potable que es dotada a los grifos de los residentes. Si lo que se necesita es una demanda para acabar con las violaciones a la ley federal de agua potable, lo haremos”.

La demanda de hoy alega que los oficiales de la ciudad y el estado están violando en múltiples formas la Ley de Agua Potable Segura, que es la ley federal de agua potable. Los oficiales han fallado en establecer e implementar la calidad del agua y la normatividad en el tratamiento de agua para asegurar que la corrosiva agua de Newark no cause que el plomo se vaya de los ductos de agua, hacia los grifos de agua potable de los residentes. Adicionalmente, la ciudad está fallando en cumplir con los requerimientos federales para evaluar los materiales dentro del sistema, monitorear y tomar muestras del agua de grifo para hacerle pruebas de plomo, así como notificar al público sobre los resultados de estos estudios.

“Newark tiene un problema de agua potable que amenaza la salud de nuestros niños, no obstante la ciudad prefiere negar el problema que salir a solucionarlo. Necesitamos movilizarnos más allá de la crisis para que nuestra comunidad pueda sanar de los años de exposición a los altos niveles de plomo, especialmente de los daños ocasionados a nuestros niños”, dijo Yvette Jordan, residente de Newark y miembro del NEW Caucus.

A pesar de las afirmaciones por parte de los oficiales de Newark de que el agua de la ciudad es “segura”, la muestra de agua de los propios grifos de la Ciudad, confirma peligrosos y altos niveles de plomo en muchas localidades. En 2017, a través del sistema de agua, más del 10 por ciento de muestras recolectadas tenían exceso en los niveles de plomo en 26 partes por mil millones—casi el doble de los niveles permitidos por la federación que son de 15 partes por mil millones, de acuerdo a lo señalado por la Ley de Agua Potable Segura. Aproximadamente 20 por ciento de las muestras exceden los límites federales permitidos, y algunas muestras individuales en algunas locaciones éstos exceden entre los 3 y 9 niveles más de lo permitido. La tendencia ha continuado en el 2018, incluyendo un resultado reciente que muestra que hay plomo en 182 partes por mil millones—más de 12 veces el nivel permitido.

Los niveles de plomo del agua potable son tan altos que la agencia ambiental del Estado—el Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey—emitió notificaciones de incumplimiento a la Ciudad de Newark en junio de 2017 y enero de 2018. Nueva Jersey ha estimado que existen alrededor de 22 mil 100 hogares en Newark con líneas de servicio de plomo (tuberías de plomo que llevan el agua de la tubería de agua debajo de la calle a una residencia), un indicador de que el agua potable contaminada por plomo no está limitada únicamente a unas cuantas casas.

“NRDC y nuestros aliados, hemos tratado por mucho tiempo de que la Ciudad se comprometa en esta crisis de salud pública con menos medios de conflicto. En cada ocasión, la Ciudad ha sido lenta en actuar y rápida en brindar respuestas evasivas y nulas, todo esto mientras aseguran al público en repetidas ocasiones que el agua es segura para beber. Por eso es que hemos realizado esta queja hoy”, dijo Sara Imperiale, una abogada ambiental de NRDC.

El 24 de abril de 2018, NRDC y el NEW Caucus enviaron una notificación de intención  de 60 días para demandar a la ciudad y a los oficiales de la ciudad y del estado por violar la Ley de Agua Potable Segura y simultáneamente presentó una queja contra la Ciudad por fracasar en brindar registros públicos, amparados bajo la Ley de Registros Públicos Abiertos de Nueva Jersey. En una audiencia del 22 de junio de 2018, la corte falló a favor de NRDC y ordenó a Newark entregar los registros públicos reservados, referentes a la contaminación por plomo dentro del rango de 20 días. El juez encontró que la Ciudad había estado realizando un patrón de prácticas ilegales al ocultar registros públicos.

No existe un nivel seguro de exposición al plomo. Las mujeres embarazadas y los niños están en el mayor de los riesgos: incluso los niveles bajos de plomo están asociados a daños serios e irreversibles en los cerebros en desarrollo y los sistemas nerviosos. La exposición al plomo también está asociada a problemas de fertilidad, efectos cardiovasculares y renales adversos, disfunciones cognitivas, y presión sanguínea elevada en adultos considerados sanos.

Los altos niveles de plomo que contiene el agua potable de la Ciudad, son especialmente preocupantes debido a que representan preocupaciones desde hace tiempo sobre la exposición de los niños a los niveles tóxicos de plomo en Newark. Durante años, Newark ha tenido el mayor número de niños envenenados a causa de plomo en Nueva Jersey, mientras que el 2016, las examinaciones mostraron que 30 escuelas públicas tenías agua con altos niveles de plomo en sus instalaciones. El acceso a agua potable segura es particularmente importante para las comunidades étnicas de bajos ingresos, donde los residentes a menudo se enfrentan a distintas fuentes de exposición, así como factores de estrés hacia su salud a consecuencia de lastres ambientales.

Recursos Adicionales:

Página de Newark (incluye casos de demandas)

###

El Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC) es una organización ambiental internacional sin fines de lucro con más de 3 millones de miembros y activistas online. Desde 1970, nuestros abogados, científicos y otros especialistas ambientales han trabajado para proteger los recursos naturales del mundo, la salud pública y el ambiente. NRDC tiene oficinas en la Ciudad de Nueva York, Washington, D.C., Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Bozeman, MT y Pekín. Visítanos en www.nrdc.org y síguenos en Twitter @NRDC.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.