Nuevos datos: 2 millones de puertorriqueños en riesgo de contaminación de agua

Niños en la comunidad de La Perla en San Juan tras el paso de María

Thais Llorca/EFE/Newscom

Más de dos tercios del pueblo puertorriqueño estuvo en riesgo de exponerse a contaminación bacteriana luego del paso de María, según muestran los resultados de evaluaciones efectuadas por el gobierno y obtenidos por NRDC. Más de 2.3 millones de residentes se vieron abastecidos por sistemas de agua potable que obtuvieron al menos un resultado positivo para coliformes totales o E. coli luego de que el huracán arrasara la isla en septiembre.

Recientemente el Departamento de Salud de Puerto Rico, en respuesta al paso de los huracanes, llevó a cabo una evaluación para medir el nivel de bacterias, según comunicó la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). NRDC obtuvo resultados directamente de fuentes gubernamentales para la presencia de coliformes y E. coli, pero no ha recibido resultados que muestren los niveles de otros contaminantes. Además, se ha solicitado a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico (AAA) que remita los resultados de sus pruebas, pero la AAA no ha dado respuesta alguna.

El gobierno de Puerto Rico declaró en su solicitud de asistencia federal para recuperación por el desastre que más del 70 por ciento de los sistemas de tratamiento y distribución de agua de la isla se habían visto afectados por el huracán.

Las pruebas llevadas a cabo por el Departamento de Salud confirmaron que los abastecimientos de agua de varias ciudades de la isla se encuentran en riesgo de contaminación bacteriana tras el paso de María. La documentación muestra que cuarenta y dos ciudades obtuvieron resultados positivos para coliformes totales, lo cual indica posible contaminación de patógenas en el agua. Entre dichas ciudades se encuentra la capital de San Juan, cuyo sistema de abastecimiento suple agua a más de un millón de personas. Fueron cinco las ciudades que obtuvieron resultados positivos de E. coli, una bacteria que indica presencia de materia fecal en el agua. Posteriormente, muchas de las ciudades obtuvieron resultados negativos para ambas bacterias; otras ciudades oscilaron entre muestras positivas y negativas. (Una de las principales limitaciones de este tipo de estadísticas es que la presencia de coliformes o E. coli en un lugar en particular dentro de un sistema de agua, únicamente indica un posible problema de contaminación en un área determinada, pero no necesariamente supone que todo cliente del sistema se encuentre en riesgo; es decir, cabe la posibilidad de que una sección del sistema de distribución esté contaminada y que otras secciónes permanezcan seguras.) Los estudios fueron llevados a cabo entre octubre y noviembre del 2017.

Los coliformes son una familia de bacterias comunes en la tierra, la vegetación y los intestinos de animales. La presencia de coliformes indica que los procesos de desinfección no están funcionando, lo cual significa que el agua podría contener organismos que causan enfermedades. No obstante, un resultado único que muestre coliformes totales no necesariamente comprueba la presencia de contaminación patógena. Y una muestra única que obtenga un resultado positivo de coliformes totales o E. coli no siempre constituye una violación a la Regla del Coliformes Totales. Pero sí han habido informes noticiosos y de proveedores de salud independientes que advierten de posibles brotes generalizados de enfermedades microbianas transmitidas por el agua, posiblemente a causa de contaminación bacteriana del agua potable.

Los datos que llegaron a manos de NRDC sugieren que varios de los sistemas de distribución de agua de Puerto Rico fueron afectados por el huracán. Se ha emitido un aviso de que se hierva el agua, pero hay una gran cantidad de hogares todavía sin electricidad, o con apagones frecuentes. A más de dos meses del paso de María por Puerto Rico, hervir agua sigue siendo tarea difícil para muchos, y para algunos, imposible.

Décadas y décadas de falta de inversión en la infraestructura del sistema de agua potable en Puerto Rico han dejado a la isla vulnerable a la contaminación tras fenómenos climáticos extremos como María. Incluso antes del paso de María, el agua en Puerto Rico se consideraba la de peor calidad dentro de la nación estadounidense, con un 99.5% del pueblo—es decir, prácticamente la isla entera—abastecidos por un sistema en violación de la ley de calidad del agua, conocida como la Ley de Agua Potable Segura. (Este informe escrito por NRDC en colaboración con socios comunitarios en Puerto Rico aclara el tema.) La lista de violaciones ya incluía contaminación bacteriana, contaminación química, falta de tratamiento adecuado del agua y la falta de monitero o informes como lo exigen las normas federales.

Siempre que baja la presión en un sistema de agua tras un evento climático extremo, como los huracanes, aumenta el riesgo de contaminación bacteriana al sistema de abastecimiento. Y para un sistema desatendido y plagado con fugas, como el de Puerto Rico, exacerba dicho riesgo.

Los últimos datos confirman la necesidad crítica de una inversión sustancial en la infraestructura del sistema de abastecimiento de agua potable de Puerto Rico, para arreglar un sistema roto. Teniendo en cuenta que la salud del pueblo está en riesgo, el Congreso de los Estados Unidos tiene que actuar ya para prevenir una futura crisis de agua en la isla.

La Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Salud de Puerto Rico deberían además llevar a cabo un estudio amplio para determinar si las incidencias de enfermedades bacterianas en la isla están relacionadas con la contaminación del agua.

Esta publicación aparte contiene todas las redes de abastecimiento que obtuvieron resultados positivos para coliformes totales o E. coli (Escherichia coli) en los meses posteriores al Huracán María.     

Esta publicación proporciona información general y no asesoramiento legal. En caso de requerir asesoramiento legal, favor de consultar con un abogado en su estado. 

About the Authors

Mekela Panditharatne

EJW Law Fellow, Science and Data, Health and Food, Healthy People & Thriving Communities Program

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.