Todo lo que hay que saber sobre el plomo

El envenenamiento con plomo no es cosa del pasado: el metal tóxico es una amenaza en comunidades a través de Estados Unidos.

El plomo no es solo un metal pesado – es una carga pesada para la salud y el ambiente. En cierto sentido, el problema lo hemos creado nosotros mismos. El metal existe naturalmente en pequeñas cantidades en la corteza terrestre, pero el ser humano lo ha extraído desde las profundidades mediante minas, liberando el químico tóxico al ambiente por milenios y milenios.

Las amenazas presentadas por el plomo se han conocido desde el siglo II a. C. Pero no ha sido hasta años recientes que la ciencia ha demostrado el peligro neurológico y cardiovascular y los problemas de infertilidad y renales que pueden ocurrir a raíz de la exposición a cantidades mínimas del metal. En el caso de los niños, la exposición a rastros del metal ha sido vinculada a problemas de aprendizaje y comportamiento, así como a un coeficiente intelectual más bajo y otras deficiencias de salud que pueden durar toda la vida.

La exposición al plomo puede ocurrir con sencillamente respirar polvo o partículas en el aire que contengan rastros o al ingerir tierra, pintura, alimentos o agua contaminados. La contaminación con plomo en el aire ha disminuido drásticamente en décadas recientes, luego de que el NRDC y otras organizaciones propulsaran su eliminación de la gasolina y otras emisiones industriales. Los niveles de plomo en la sangre para el ciudadano promedio han disminuido en un 75 por ciento desde los años 70. No obstante, aún quedan en la tierra, así como en las paredes y tuberías de casas y edificios antiguos, remanentes de la contaminación pasada. El problema es reparable, pero muy a menudo el costo es prohibitivo.

Los contratistas Luis Benítez, en primer plano, y José Díaz quitan pintura a base de plomo de un edificio contaminado en Providence, Rhode Island.
Chitose Suzuki/Associated Press

“Desafortunadamente, aunque sí hay buenas noticias por lo general, la realidad que tenemos hoy en día es una disparidad crasa entre los que se ven afectados por el plomo y los que no”, dice Miriam Rotkin-Ellman, científica sénior en el programa de Salud del NRDC. Hemos disminuido significativamente la cantidad de plomo inyectada al medio ambiente en su totalidad, pero son las comunidades de bajos ingresos las más afectadas entre los cuatro millones de familias estadounidenses que se encuentran en riesgo de envenenamiento día a día. Son sus hogares los que probablemente contengan pintura a base de plomo o un patio con tierra contaminada o los que colindan con instalaciones contaminantes. (La principal fundición de plomo estadounidense, a cargo de la compañía Doe Run del suburbio Herculaneum en las afueras de St. Louis, Missouri, cerró en el 2013. No obstante, todavía existen fundiciones secundarias –generalmente instalaciones donde se reciclan baterías– amenazando comunidades en 11 estados).

Los expertos coinciden en que cualquier nivel de plomo en la sangre, independientemente de cuán pequeño sea, es preocupante. Rotkin-Ellman asevera que es precisamente por esto que el NRDC trabaja mano a mano con comunidades a través del país para enfocarse en desmantelar las mayores fuentes de contaminación y reforzar la legislación. El NRDC proporcionó la ayuda técnica y legal que facilitó el cierre en el 2015 de la altamente contaminante planta de reciclaje de baterías de la compañía Exide en el centro de Los Ángeles. Desde entonces, el NRDC ha estado trabajando con grupos locales para lograr la disponibilidad de examinaciones de la tierra y para obligar a las entidades estatales a limpiar sin demora la tierra alrededor de unos 10,000 hogares.

“Cada vez que surge otro caso de contaminación con plomo, se echan la culpa unos a otros sin asumir responsabilidad”, asevera Rotkin-Ellman. Especialmente en áreas urbanas, con frecuencia es difícil encontrar al verdadero culpable. Aun así, hay ciertas medidas básicas, tales como darle el mantenimiento adecuado a superficies que contengan pintura a base de plomo, quitar tierra contaminada o instalar barreras protectoras, remplazar tuberías de plomo – todas estas medidas pueden marcar una diferencia real en la salud de los niños. Desafortunadamente, hay instalaciones industriales y pequeños aviones, cuyo combustible contiene plomo, que continúan despidiendo plomo al aire.

La situación se ha visto empeorada por los recientes recortes en fondos federales designados a la detección y extracción de plomo. Los gobiernos locales han tratado, a duras penas, de absorber los costos de la diferencia. Para muchos economistas y expertos de la salud, los recortes parecen no tener sentido. Por cada generación con un número significativo de niños pequeños expuestos al plomo, se estima que al gobierno le cuesta muchos miles de millones de dólares al año, entre los ingresos reducidos, la pérdida en impuestos y el costo de atención médica y educación especial. Por el contrario, se estima que cada dólar invertido en remediar el problema de plomo, acaba ahorrando entre $17 y $221 a largo plazo.

Si usted vive en un área de alto riesgo o en un hogar construido antes del 1978, tanto usted como su familia podrían estar expuestos a plomo. Aunque existen exámenes de pintura disponibles en ferreterías y tiendas de mejoras al hogar, los mismos no son igual de fiables que otras alternativas. Para obtener resultados fiables, buscar un centro de examinación de tierra y pintura acreditado o un especialista certificado en renovaciones y examinación del polvo.

Explainer

America is facing its second lead crisis. This time around, the effects are less obvious, but no less worrying.

Explainer

Everything you need to know in order to fill a glass from your faucet with confidence.

Victory

How NRDC spearheaded the solution to an “impossible” environmental problem and protected the health of millions of children.

Personal Action

Quick and easy things you can do to reduce water pollution and runoff.

onEarth Story

Vague regulations let government officials hide drinking water contamination from the public.

Jeff Turner/Flickr
onEarth Story

I went on a search to find our right to clean drinking water in U.S. and international law.

Midwest Dispatch

Because it can take years before the government does anything about it.

NRDC in Action

These four NRDC lawyers would finish each other’s thoughts—at any odd hour of the day or night—in their quest to help victims of the city’s lead crisis.

Personal Action

Any lead exposure is unsafe, but levels of the toxic metal in the Newark, New Jersey, water supply are nearly twice the federal action level. Here’s what to do if this crisis affects you.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.