Skip to main content

10 cosas sencillas que puedes hacer para mejorar el agua de las playas

 

Protege tu salud

Todos podemos ayudar a reducir la contaminación del agua de las playas. Por ejemplo, podemos tomar medidas para reducir la cantidad de agua enviada a las plantas de tratamientos de aguas residuales, que tienen el potencial de desbordarse, así todos podemos jugar un papel en la reducción de la escorrentía contaminada. Asimismo, al educarnos y expresar nuestro deseo para mejorar el agua de nuestras playas, podemos hacer una diferencia.

 

  1. 1. Actúa como un buen ciudadano en la playa. Si traes una merienda a la playa, recoge tu basura y no alimentes las aves u otros animales. Las gaviotas y otros animales se sienten atraídos por la basura y por los desperdicios de comida que la gente suele dejar en la playa, por lo tanto darles de comer sólo las animará a que estén permanentemente en ella. Los residuos de los animales son una de las tres principales fuentes de contaminación bacteriana que puede causar cierres de las playas. Pide a tu agencia local de administración de playas invertir en zafacones de basura con tapas ajustadas. Asegúrate que los niños pequeños que aún no están entrenados para usar el baño se vistan con pañales de baño, pantalones de goma o una prenda similar exterior ajustada. Además del pañal de baño es necesaria una capa adicional de protección para ayudar a evitar que las bacterias entren en el agua.

  2. 2. Limpia los desechos de tu mascota. No dejes el excremento de tu mascota en el suelo. Podría contener bacterias dañinas y el exceso de nutrientes pueden llegar a los desagües pluviales y, finalmente, contaminar las aguas locales. Pon los desperdicios en una bolsa, o busca avisos en los parques públicos que dirigen a los dueños de mascotas a los recipientes de desechos adecuados.

  3. 3. Conserva el agua. Grandes cantidades de agua sobrecargan las plantas de tratamientos de aguas residuales lo que contribuye a desbordamientos de aguas negras. Aquí hay algunas maneras que puedes reducir la cantidad de agua que usas en casa:
    1. 1. limpia los platos sucios, no los laves antes de ponerlos en el lavavajillas;
    2. 2. no dejes correr el agua innecesariamente al lavarte los dientes o cuando te afeitas;
    3. 3. instala un inodoro que consuma poca agua y así conservar miles de galones al año;
    4. 4. instala aireadores de grifos y una ducha que ahorra agua de esta forma reducirás la cantidad de agua que usas y ahorrarás energía reduciendo el uso de agua caliente.

  4. 4. Dirige los escurrimientos hacia la tierra, no a la calle. Ayuda a evitar que el agua de lluvia escurra de tu vivienda hacia las vías fluviales y los sistemas de drenaje locales. Desconecta los canales para la lluvia y desagües de tu hogar y dirígelos hacia las áreas con tierra, pasto o grava y no sobre pavimento, cemento u otras superficies duras. Infórmate sobre la forma de crear un jardín de lluvia o el uso de barriles para lluvia. Lava tu auto en el pasto, en lugar de hacerlo en la calle. Barre las calles y banquetas en lugar de regarlas con manguera.

  5. 5. No los tires por el desagüe. Al tirar pintura, aceite, limpiadores fuertes y otros productos peligrosos por el desagüe, estos pueden encontrar su camino en los cuerpos de agua cercanos. Contacta a tu oficina local de saneamiento, obras públicas, o departamento de salud ambiental para saber cuáles son los días de recolección de residuos peligrosos o a qué lugar los debes llevar. No laves el coche en la entrada de la casa o en la calle, en su lugar, hazlo en un lavadero de autos, donde el agua contaminada del enjuague puede ser tratada antes de ser vertidas al sistema de alcantarillado.

  6. 6. Mantén tu sistema séptico. Limpia tu tanque séptico cada tres o cinco años. El mantenimiento prolonga la vida de tu sistema y puede ayudar a prevenir la contaminación del agua subterránea y del agua de las playas.

  7. 7. Cuida tu jardín correctamente. En tu jardín usa fertilizantes naturales como el abono vegetal y reduce al mínimo el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y herbicidas. Para reducir la cantidad de escorrentía contaminada, diseña tu jardín con vegetación natural en lugar de césped, que requieren fertilizantes y herbicidas. No permitas que el agua que usas para regar tus jardines llegue a las superficies pavimentadas y a las escorrentías.

  8. 8. Desecha apropiadamente los desperdicios de tu barco. Deshazte de las aguas residuales de tu barco en las instalaciones sanitarias provistas en tierra. No tires residuos o basura por la borda. Los desechos vertidos en las aguas costeras pueden ser una causa significativa de las altas concentraciones de patógenos.

  9. 9. Apoya legislaciones locales, estatales y federales que promuevan la limpieza de las fuentes de contaminación. Comunícate con tus representantes y senadores y hazles saber que apoyas una fuerte legislación para las playas y las protecciones del agua potable. Dile a tu gobierno local que avance con rapidez para afrontar los desbordamientos de aguas residuales y pluviales. Asegúrate de informar a los funcionarios que estás dispuesto a pagar por los programas para vigilar las playas y reducir la contaminación causada por las escorrentías.

  10. 10. Infórmate sobre la calidad del agua en las playas locales y elije con cuidado las playas que visites. Ve al sitio web de NRDC las playas vacacionales, también al sitio web de la EPA: Avisos de cierres de playas y advertencias sanitarias, o contacta al local de la playa (por lo general la autoridades locales de salubridad), todos disponen de datos sobre la vigilancia de las playas, las políticas de notificación de cierres y advertencias. Además, para demostrar tu preocupación, has las siguientes preguntas al administrador local de la playa: ¿Cuáles son las fuentes de contaminación que afectan a las aguas donde nado? ¿Qué clase de control de calidad del agua se realiza en esas playas? ¿Las playas son siempre cerradas cuando el monitoreo muestra que el nivel de bacterias es alto? ¿Qué señales de advertencia puedo buscar? Siempre que sea posible, báñate en las playas que tu investigación muestra que son más limpias o son cuidadosamente supervisadas con el cierre estricto de la misma u otros procedimientos en vigor. Mantente alejado de las playas que tengan las tuberías de descarga visibles y evita nadar en playas urbanas después de una fuerte lluvia.

última revisión 6/26/2013

Share