Press Release

Nuevo informe sobre el agua potable: las comunidades de color tienen más probabilidades de sufrir violaciones del agua potable durante años

Flint y Newark reflejan los datos de la EPA que confirman la protección desigual bajo la ley federal del agua

Margie Kelly, NRDC, mkelly@nrdc.org, 541-222-9699

Eric Whalen, EJHA/CC, ericwhalen@comingclean.org, 971-998-8786

Fabiola Nunez, NRDC, fnunez@nrdc.org, 917-890-6209 (Spanish language)

WASHINGTON (24 de septiembre de 2019) - La raza es el motivo más fuerte para una reacción gubernamental lenta e ineficaz de la ley federal de agua potable en comunidades a través del país, según un nuevo informe publicado hoy. Watered Down Justice es un nuevo análisis de los datos de la EPA que confirma que existe un acceso desigual al agua potable segura, basado mayormente en la raza, una conclusión científica que refleja la experiencia vivida por personas de color y residentes de bajos ingresos en los Estados Unidos.

El informe, en coautoría con el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés), Coming Clean,y la Alianza de Salud y Justicia Ambiental (EJHA, por sus siglas en inglés), refuerza la creencia generalizada de que la contaminación constante del agua en comunidades donde la mayoría de la población es de raza negra como Flint, Michigan y Newark, NJ, está relacionada con una historia de desinversión comunitaria, segregación residencial y discriminación.

“Como científica, me sorprendió descubrir que la raza es el motivo más fuerte que por mucho tiempo las personas tuvieron que vivir con violaciones del agua potable. Pero como mujer negra, no me sorprendió en lo absoluto. Es inaceptable que la ley de agua potable de la nación no protejan a todos por igual. Nadie debería preguntarse acerca de la seguridad de su agua cada vez que abre el grifo”, dijo Kristi Pullen Fedinick, Doctora, Directora de Ciencia y Datos en NRDC.

Los sistemas de agua potable que violaron constantemente la ley durante años tenían un 40 por ciento más de probabilidad de ocurrir en lugares con mayores porcentajes de residentes que eran personas de color, según datos de la EPA entre el 2016-2019 analizados en el informe. Incluso cuando se tomaron medidas para obligar a los sistemas a corregir sus violaciones, los sistemas de agua de las comunidades de color tardaron más en estar en cumplimiento.

“Todos los niños merecen agua potable segura, pero hoy en día la raza sigue siendo importante. La triste realidad de que las comunidades de color son aún más propensas a enfrentar agua potable que no es segura, deja claro que tenemos mucho por recorrer. Durante décadas, las comunidades de todo el país han liderado un movimiento por la justicia ambiental y económica; sin embargo, incluso 55 años después de la aprobación de la Ley de Derechos Civiles, la ley aún no garantiza que el color de tu piel no signifique que sea más probable que tomes agua contaminada”, dijo Michele Roberts, Co-Coordinadora Nacional de la Alianza de Salud y Justicia Ambiental. “Han pasado casi 30 años desde que la Primera Cumbre Nacional de Liderazgo Ambiental de Personas de Color desafió formalmente el racismo ambiental. Por eso estamos renovando nuestro llamado a la voluntad moral y política de encontrar justicia para nuestras comunidades y acceso equitativo al agua potable para todos”, dijo Roberts.

La raza, junto con el origen étnico y el idioma hablado, tuvieron las conexiones más fuertes con las violaciones graves de larga data y la aplicación ineficaz de la ley de agua potable de la nación, la Ley de Agua Potable Segura. La infraestructura hídrica envejecida, subdesarrollada y subfinanciada contribuye a condiciones de agua no seguras, al igual que la incompetencia de la ley, en parte porque algunos contaminantes peligrosos no están regulados. Beber agua contaminada está relacionado con los altos costos para la salud humana, tales como el cáncer, los problemas de fertilidad, las consecuencias en el desarrollo, las infecciones graves y más.

“Lo que encontramos en Newark es que sus residentes continúan asediados con condiciones de vida insostenibles, pobreza y una miríada de problemas de salud exacerbados por el agua potable contaminada con niveles peligrosos de plomo. En esencia, la justicia ambiental afecta a las comunidades de color de maneras que no se ven ni se sienten de inmediato. Como maestra de escuela pública, veo los efectos de esto todos los días. Más importante aún, soy testigo de la apatía e ingenuidad de mis alumnos debido a la falta de educación sobre la justicia ambiental. Este informe destaca los pasos necesarios para comenzar a cambiar el rumbo colectivo hacia la igualdad en salud”, dijo Yvette Jordan, del Caucus de Trabajadores de la Educación de Newark (NEW Caucus por sus siglas en inglés), un grupo de maestros de escuelas públicas que demandaron la ciudad de Newark para asegurar el agua potable.

Las grandes ciudades no son los únicos lugares con contaminación del agua. Los sistemas pequeños, aquellos que atienden a menos de 3.300 personas, fueron responsables de más del 80 por ciento de todas las violaciones.

“Las comunidades rurales de California dependen de pequeños sistemas de agua para satisfacer las necesidades básicas diarias. Las familias campesinas de origen latino e indígena mexicano, muchos son hogares de madres solteras, enfrentan barreras sociales y económicas, como el idioma y la falta de acceso a la atención médica. No deberían tener que soportar la carga de agua potable no segura además de otros contaminantes ambientales”, dijo Suguet López, Directora Ejecutiva de Lideres Campesinas, La Red de Liderazgo de Mujeres Trabajadoras Agrícolas.

“Todas las personas merecen agua potable segura, donde sea que vivan, pero nuestra ley nacional del agua ha fallado. Casi 130 millones de personas en los Estados Unidos viven con violaciones de agua potable, lo que a menudo pone en riesgo su salud. La desigualdad social y la desinversión exacerban esto en comunidades de color. Necesitamos que el Congreso y los estados tomen medidas para arreglar la Ley de Agua Potable Segura, mientras se aumentan la aplicación de la ley”, dijo Pullen Fedinick

Las recomendaciones para asegurar agua potable segura y asequible para cada comunidad incluyen:

  • Mejorar la ley nacional para aumentar considerablemente el acceso al agua potable para comunidades de color, comenzando por identificar, involucrar y financiar proyectos de infraestructura de agua;
  • Prevenir la contaminación del agua, controlando de manera efectiva los vertidos y derrames industriales y agroindustriales y ampliando la lista de químicos y sustancias regulados por la Ley de Agua Limpia y la Ley de Agua Potable Segura;
  • Aplicar la ley para garantizar agua potable segura para todos.

Resultados claves:

  • NRDC, EJHA y Coming Clean realizaron un análisis de los aproximadamente 50.000 sistemas de agua comunitarios activos en el país y factores sociodemográficos como la raza y los ingresos.
  • Los datos del 1 de junio de 2016 al 31 de mayo de 2019 incluyeron casi 200,000 violaciones de la Ley de Agua Potable Segura, a la ley federal.
  • Los sistemas de agua potable que constantemente violaron la ley durante años tuvieron un 40 por ciento más de probabilidad de ocurrir en lugares con porcentajes más altos de residentes que eran personas de color.
  • Todos los niveles de gobierno desinvirtieron en personas y lugares a través de la segregación residencial y otras formas de discriminación. Esto condujo a una infraestructura hídrica envejecida, subdesarrollada y subfinanciada en sistemas de agua que sirven a poblaciones de color y comunidades de bajos ingresos.
  • Casi 130 millones de personas en los Estados Unidos obtuvieron su agua potable de sistemas que violaron la ley federal durante el período revisado en este informe.
  • Los sistemas pequeños, aquellos que atienden a menos de 3,300 personas, fueron responsables de más del 80 por ciento de todas las violaciones. La EPA señaló que muchos sistemas pequeños son “susceptibles de atender a poblaciones vulnerables de bajos ingresos”.
  • La disfunción de la ley del agua potable deja a millones de personas en el país potencialmente expuestas al agua no segura, ya sea porque algunos contaminantes peligrosos no están regulados o porque algunos sistemas simplemente no informan ningún dato.

Recursos adicionales:

###

La Alianza de Salud y Justicia Ambiental (EJHA) organiza estrategias de reforma de la industria para productos químicos más seguros y energía limpia que no dejen atrás a la comunidad ni a los trabajadores. Obtenga más información sobre EJHA aquí: http://ej4all.org/

El Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC) es una organización ambiental internacional sin fines de lucro con más de 3 millones de miembros y activistas online. Desde 1970, nuestros abogados, científicos y otros especialistas ambientales han trabajado para proteger los recursos naturales del mundo, la salud pública y el ambiente. NRDC tiene oficinas en la Ciudad de Nueva York, Washington, D.C., Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Bozeman, MT y Pekín. Visítanos en www.nrdc.org y síguenos en Twitter @NRDC.

Coming Clean es una red colaborativa sin fines de lucro de líderes de justicia ambiental, investigadores de químicos tóxicos y defensores de políticas públicas que trabajan para lograr soluciones químicas y climáticas justas, saludables y sostenibles. Obtenga más información en ComingCleanInc.org. Sigue a @StopToxics en Twitter.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.