¿Quiénes son algunos de los mayores defensores de la acción climática del país? Los latinos.

Pero dado que el movimiento climático más grande no ha hecho un buen trabajo en involucrarlos, la comunidad se está movilizando.

10 octubre 2019

Natacha Pisarenko/Associated Press

Más de 58 millones de personas que actualmente viven en los Estados Unidos, el 17 por ciento de la población, son de ascendencia latinoamericana. Para 2065, se espera que ese porcentaje aumente a casi una cuarto. Este grupo diverso abarca personas con raíces en docenas de países; ellos o sus antepasados pudieron haber llegado aquí en cualquier momento entre el siglo XVI y hoy. Se difieren culturalmente, lingüísticamente y políticamente.

Pero hay un área donde tienden a estar de acuerdo: el cambio climático. Como grupo, los latinos están mucho más convencidos de que el cambio climático es real y causado por los humanos y es más probable que comprendan más que otros grupos no latinos que representa una amenaza existencial para las comunidades. También es más probable que quieran abordar el problema, inmediatamente, con una acción gubernamental a gran escala.

Los resultados de un informe de 2017, Perspectivas de latinos en EE. UU. sobre el cambio climático, publicado por el Programa de Comunicación sobre el Cambio Climático de Yale, dan una idea de cómo se siente la comunidad latina sobre el tema. Por ejemplo:

  • Más del 80 por ciento de los latinos cree que el calentamiento global existe, y más del 60 por ciento dice que están “muy” o “extremadamente” seguros de que está sucediendo. Es importante destacar que siete de cada 10 latinos comprenden que la actividad humana es la causa principal.
  • Más de tres cuartos de los latinos dicen que están preocupados por el calentamiento global, y uno de cada tres especifica que están “muy preocupados”. De los encuestados, la mayoría cree que el cambio climático conducirá a “una gran cantidad” de daños a las generaciones futuras, a las especies de plantas y animales, a los pobres del mundo y a las personas en países en desarrollo.
  • Tres de cada cuatro latinos creen que el presidente Trump y el Congreso no hacen lo suficiente para abordar el cambio climático, y el 80 por ciento apoya la idea de exigir que las compañías de combustibles fósiles paguen un impuesto al carbono.

Dado su número, diversidad geográfica y creencias firmemente arraigadas, los latinos deberían estar a la vanguardia de la lucha política contra la apatía y la inacción climática. En cambio, son ignorados en gran medida. Según el mismo estudio de Yale, 7 de cada 10 latinos dicen que nunca han sido contactados por una organización que trabaja para mitigar el calentamiento global, y casi tres cuartos de ellos dicen que nunca le han pedido o impulsado contactar a los funcionarios electos sobre el tema.

La yuxtaposición discordante de que los latinos están tan ansiosos por participar en un movimiento que los ignora es lo que llevó a Carlos Zegarra a dedicarse a tiempo completo a movilizar su comunidad en el tema del cambio climático. El grupo que cofundó y actualmente dirige, Sachamama, tiene como objetivo aprovechar el poder cultural y político de decenas de millones hacia el objetivo de “crear apoyo para una economía de energía 100 por ciento limpia para todos, y actitudes, comportamientos y estilos de vida sostenibles dentro de la comunidad latina”.

Zegarra, nacido en Perú y criado en Colombia, comenzó a sentir la necesidad de un grupo como el suyo cuando trabajaba como biólogo marino especializado en pesca en la Universidad Internacional de Florida. “Alrededor del 40 por ciento de mi trabajo era contactar a la comunidad”, dice. Zegarra se sorprendió de lo poco que, la ciencia en la que trabajaba diariamente, se transmitía con éxito a sus compañeros latinos. “Estaba claro para mí que había una brecha en la comunicación entre lo que nosotros, como científicos, trabajábamos y lo que la comunidad obtenía”, dice.

Evan Mandino parado afuera de su casa destruida en Yabucoa, Puerto Rico, después de que el huracán María devastara la isla en 2017.

Gerald Herbert/Associated Press

Con su esposa, Johana Suárez, y su hermana, Vanessa Hauc, ambas periodistas, Zegarra sigue dedicado al crecimiento de Sachamama (el nombre se refiere a la diosa serpiente protectora de la selva de la mitología peruana). Lo que comenzó hace cinco años en Miami con solo un puñado de empleados se convirtió en un conducto entre el movimiento climático y los principales medios de comunicación latinos y una incubadora para activistas latinos, con presencia en ocho ciudades de EE.UU.

La iniciativa Latinos por la Tierra de Sachamama se enfoca en enviar mensajes: para crear, perfeccionar y compartir información con los medios de comunicación y con las personas influyentes en las redes sociales que están en condiciones de difundirla entre millones. Una vez que se envía el mensaje y es hora de actuar, ahí es donde entra en juego el Laboratorio de Innovación Climática. Es una serie de talleres que Sachamama realiza en todo el país para fomentar la participación de la comunidad y compartir herramientas de defensa para asegurar que las voces de los latinos sean escuchadas por sus representantes políticos.

Para Zegarra, hay pocas dudas sobre por qué los latinos están tan apasionados y entusiasmados con el tema del cambio climático. “Estamos profundamente afectados por eso”, dice. “A menudo vivimos en algunas de las áreas más contaminadas de la nación, y muchos de nosotros tenemos trabajos que están en el frente del cambio climático, tales como: la agricultura, los servicios y la construcción. Tenemos que lidiar con esto no solo en casa, sino también donde trabajamos”.

En cuanto a por qué existe tanta desconexión entre esta comunidad y el movimiento climático en general, es filosófico pero optimista. “Las personas en el movimiento más amplio, aunque tienen las mejores intenciones, no siempre se toman el tiempo para entender a la comunidad. Pueden venir con objetivos específicos, o una agenda específica, o limitaciones de tiempo. Pero construir relaciones lleva tiempo, y requiere confianza. Hay tanto que tiene que suceder en este momento, y tiene que suceder tan rápido, que muchos grupos no tienen la capacidad de crear la relación de manera correcta”.

Hablé con Zegarra poco después de la masiva huelga mundial de los jovenes por el clima del mes pasado, introducida por la activista Greta Thunberg. En los jóvenes huelguistas, que incluyeron a muchos de los más de 1,000 participantes de los talleres de defensa de Sachamama, encuentra esperanza e inspiración. “Lo que me gusta de ellos es que son realmente directos y francos en la forma en que ven las cosas", dice Zegarra. Él tiene fe en que los jóvenes latinos, al igual que otros, continuarán “diciendo la verdad al poder, pero también tomando medidas firmes y terminando lo que empazaron, realmente presionando a los gobiernos a llamar la atención sobre este tema. Porque, obviamente, nuestras vidas están en juego”.  

Al igual que Sachamama, La Onda Verde (LOV), la plataforma en español de NRDC, se fundó en 2007 con el principio de que construir sociedades más sanas y más justas requiere el aporte de diversas voces. El mismo informe de Yale encontró que en los EE.UU. nueve de cada 10 latinos que hablan español en los EE.UU. creen que el calentamiento global está sucediendo. Para vincular el público latino en los Estados Unidos y en América Latina, LOV selecciona y traduce las últimas noticias, ciencias e iniciativas ambientales al español y se comunica con el público a través de un boletín mensual y a través de sus plataformas de redes sociales (Twitter, Instagram y Facebook). A través de LOV, NRDC trabaja para eliminar las barreras de idioma en el movimiento ambiental, porque como dice Carolina Herrera de NRDC, “todos merecen estar informados sobre nuestro planeta y todos merecen la oportunidad de participar en la acción climática”.

Stop Climate Change, Save Lives


onEarth provides reporting and analysis about environmental science, policy, and culture. All opinions expressed are those of the authors and do not necessarily reflect the policies or positions of NRDC. Learn more or follow us on Facebook and Twitter.

NRDC in Action

NRDC staffers are helping to build environmental equity and empower Latino voices for climate action—a cause that hits close to home.

onEarth Story

How much longer can politicians pretend that it’s a divisive issue?

Profile

And this team of Brooklyn-based grassroots activists helping to hold the world’s five largest investor-owned fossil fuel producers to account isn’t easily intimidated.

NRDC in Action

Gina Ramirez de NRDC llama la atención sobre las olas de polvo de manganeso que afectan a su familia y sus vecinos en el lado sureste de Chicago.

Profile

Whether they are delivering food or climate justice or standing up for clean air or access to nature, these activists are uplifting communities across the country.

Profile

Dr. Michael Anthony Mendez on his new book, "Climate Change from the Streets", and the readiness of Latinos to act on climate and justice.

Southeast Dispatch

As the sea rises, low-income neighborhoods on high land are starting to feel squeezed out.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.