El rumor en torno al problema de colapso de colonias

Siguen muriendo más y más abejas, a un ritmo récord, lo cual pone en riesgo nuestro suministro de alimentos. He aquí un plan para eliminar las punzadas.

Lane V. Erickson/Shutterstock

La persona promedio se sienta cada noche a cenar y probablemente no tiene ni idea del papel principal que desempeñan las abejas en preparar esa comida. El siguiente dato puede que sorprenda: Uno de cada tres bocados de comida en la dieta estadounidense es producto, directo o indirecto, de la polinización de las abejas – desde las frutas hasta las nueces y el café. Y debido al ritmo acelerado de muertes en la población de abejas (el 42 por ciento de las colonias estadounidenses de abejas colapsaron en el año 2015), nuestros abastecimientos de alimentos corren un riesgo grave.

El dilema de las abejas es generalizado: se han reportado grandes bajas tanto en poblaciones silvestres como en proyectos de apicultura. La científica Jennifer Sass del NRDC asevera que hay varios factores en juego. Cada uno conlleva sus problemas de por sí, pero es la combinación de los mismos lo que los ha convertido en un asunto casi imposible de manejar.

Pesticidas: el problema es que estos químicos han sido diseñados para matar insectos, obviamente. Pero hay ciertas variedades sistémicas, específicamente los neonicotinoides, que son peores que otras.

Pérdida de hábitats: según se urbanizan las áreas rurales, las zonas verdes restantes quedan libres de maleza y las flores que ésta produce. Dichas flores sirven de alimento para las abejas.

Cambio climático: como regla general, los inviernos más templados ocasionan un cambio en el itinerario de las plantas. Cuando las abejas salen de hibernación, se encuentran con que las flores de las cuales normalmente se nutren ya han florecido y se han marchitado.

Enfermedad: Los patógenos trasmitidos por los ácaros debilitan a las abejas, lo cual las hace más susceptibles a envenenamiento con pesticidas. E irónicamente, una abeja envenenada con pesticidas es más susceptible a enfermedades.

Es difícil imaginar cómo sería el mundo sin las abejas, pero sabemos con certeza que el impacto en nuestro suministro de alimentos sería monumental (mucha menos variedad y costos mucho más altos). El sector industrial está tratando desesperadamente de manejar la crisis: el sector agrícola industrial ha comenzado a asegurar y cultivar colmenas de abejas saludables mediante cualquier cosa que puedan encontrar para alimentarlas; asimismo han comenzado a transportar abejas de un lugar a otro dentro del país para polinizar los cultivos.

El ciudadano común y corriente también puede ayudar. “Lo mejor que podemos hacer es controlar el uso de pesticidas”, afirma Sass. Todo aquel que tenga espacios al aire libre, ya sea un gran césped o un jardín, puede ayudar a crear espacios libres de pesticidas – espacios que acogerán a las abejas del área y demás insectos beneficiosos.

También podemos asegurarnos de comprar plantas que no hayan sido tratadas con pesticidas de antemano. Es cuestión de preguntar al momento de comprar matas o semillas. Podemos dejar que el césped crezca sólo un poco más alto y dejar la cubierta de florecillas en paz para que las abejas se nutran. Podemos exigir a nuestros funcionarios locales que aprueben medidas y reglamentos para reducir el uso de pesticidas, y podemos instar a corporaciones a que cesen la fabricación y venta de neonicotinoides.

Es hora de agradecer y repagar los esfuerzos de estos mini-polinizadores que se encargan de hacer tanto por nosotros, especialmente a la hora de comer.

Western Dispatch

When hungry bears and Montana’s honey industry collide, apiarists and conservationists come together to avoid a sticky situation.

Personal Action

Be a good neighbor to struggling pollinators by turning your backyard into a welcome pit stop.

Lance Cheung/USDA
onEarth Story

Assessing our chances of survival without the prodigious pollinator.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.