Corte de EE.UU. ordena prohibir mariscos importados que sean capturados con redes de enmalle para salvar la vaquita marina de México

Con tan solo 15 vaquitas en el mundo, la acción llega en un momento urgente

Paula Olson/NOAA

La Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos lanzó un salvavidas a la vaquita marina al ponerse del lado de los grupos conservacionistas y ordenar a la administración de Trump prohibir las importaciones de pescado mexicano capturado con redes de enmalle, la principal amenaza para esta pequeña marsopa que se encuentra en peligro de extinción.

El fallo es en respuesta a una demanda presentada a principios de este año por NRDC, el Instituto de Protección de los Animales y el Centro para la Diversidad Biológica, quienes argumentaron que la Ley de Protección de Mamíferos Marinos (MMPA, por sus siglas en inglés) requiere que el gobierno federal de Estados Unidos intervenga cuando las prácticas pesqueras internacionales maten mamíferos marinos a un ritmo que viola las normas estadounidenses. La mitad de la población de vaquitas se ahoga cada año en redes de enmalle las cuales matan indiscriminadamente a los animales marinos. Dicha tasa de mortalidad supera con creces los estándares de los EE.UU.

"Colectivamente, nuestras organizaciones han pasado más de una década trabajando para salvar a la vaquita, y nunca se había sentido tan cerca de la extinción", dijo Giulia Good Stefani, una abogada de NRDC que discutió el caso en la corte, "pero ahora la marsopa más pequeña y en peligro del mundo, tiene lo que podría ser su última oportunidad ".

Solamente quedan 15 vaquitas en la naturaleza. Durante 20 años, México se negó a proteger a la especie, haciendo caso omiso de las constantes recomendaciones científicas y permitiendo que las vaquitas llegaran al borde de la extinción. "Eso tiene que cambiar o perderemos estos animales para siempre", dijo Sarah Uhlemann, directora de programas internacionales del Centro para la Diversidad Biológica.

La prohibición cubre una amplia gama de productos del mar, incluidos el camarón, sierra y curvina, de las pesquerías comerciales de México en el hábitat de la vaquita. Solo en 2017, Estados Unidos importó más de 1,400 toneladas de pescado y camarones mexicanos capturados con redes de enmalle, con un valor de aproximadamente USD$16 millones. "Estas sanciones económicas son dolorosas pero necesarias", dijo Uhlemann.

La decisión del tribunal es una victoria significativa en múltiples frentes. Apoya la recuperación de la vaquita, además de reafirmar el poder de las leyes de conservación.

"Esta decisión es una reivindicación de un objetivo clave de la MMPA", dijo Kate O'Connell, consultora en temas de animales marinos en el Instituto de Protección de los Animales "y asegura que el mercado de EE. UU. no acelerará la extinción de una especie en peligro de extinción".

About the Authors

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.