Press Release

Nuevo informe: El cambio climático agudizará los desafíos de la gestión de agua en la Región Metropolitana

El informe destaca soluciones para ayudar a Chile a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas de adaptación al cambio climático

Fabiola Nunez
fnunez@nrdc.org, 917-890-6209 

Santiago, Chile — La Región Metropolitana de Chile, hogar para más de 7 millones de personas, enfrenta un creciente déficit de agua que empeorará debido al cambio climático. El nuevo informe publicado hoy por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) y Adapt Chile destaca seis desafíos clave de la gestión del agua que enfrenta la Región Metropolitana de Santiago y brinda soluciones para construir un sistema de agua que enfatiza la integración social, económica y ambiental para la sostenibilidad a largo plazo.

Las comunidades urbanas y rurales de la Región Metropolitana de Santiago enfrentan un futuro en el que la creciente demanda de agua potable contrasta con la disminución de los recursos hídricos. Las olas de calor extremo y las precipitaciones que han disminuido hasta en un 30% en las últimas dos décadas, han conducido a una grave escasez de agua para partes de la región. Para el 2070, se espera que la cuenca del río Maipo, fuente principal de agua y una pieza clave en la economía regional, experimente una reducción del 40%en su caudal debido a la pérdida de precipitación y al retroceso de los glaciares. Al mismo tiempo, se prevé que cada año aumente el riesgo de inundaciones en Santiago. Las inundaciones perturban el suministro de agua, pueden provocar cortes de electricidad, propagar enfermedades transmitidas por el agua, causar la pérdida de vidas y dañar considerablemente la infraestructura crítica como carreteras, puentes y redes de distribución eléctrica.

Como el país cada vez más vulnerable a la escasez de agua en el hemisferio occidental, la Región Metropolitana de Santiago en Chile debe enfrentar una serie de desafíos antes de que el cambio climático genere una presión nueva y posiblemente crítica en las comunidades y en la economía regional. El informe identifica los desafíos más urgentes como el aumento de riesgo de inundaciones, el uso ineficiente del agua en los zonas urbanas y rurales, pérdidas y el consumo no autorizado, falta de datos sobre la disponibilidad y el uso de agua, los conflictos en torno las aguas subterráneas y el enfoque administrativo que trata la principal cuenca de agua de la región, la del río Maipo, como tres cuencas separadas.

"El tiempo se está acabando. Chile no puede esperar más para implementar soluciones para arreglar su sistema de gestión del agua”, dijo Amanda Maxwell, directora del Proyecto para América Latina. "Al examinar numerosos informes sobre los desafíos de agua en Chile y las prácticas exitosas de gestión del agua en todo el mundo pudimos identificar soluciones que puedan estimular acciones concretas para el futuro."

“Este reporte busca entregar propuestas prácticas y concretas que son viables de aplicar no sólo en la Región Metropolitana, si no que en Chile en general”, señala Pía Hevia, subdirectora de Adapt Chile. “Es un documento que busca ser propositivo y dar luces sobre los caminos que podemos transitar para dar sostenibilidad a la cuenca más poblada del país. Se trata de impulsar transformaciones urgentes que requieren del apoyo y la voluntad de todos los actores que compartimos el territorio para su implementación”.

Ya agudizados por el cambio climático, es probable que estos apremiantes problemas se agraven aún más si no se toman las medidas necesarias. El informe destaca las siguientes soluciones como áreas en las cuales la sociedad civil, los legisladores y los usuarios de agua pueden colaborar y promover el cambio:

  • Infraestructura verde: expandir la infraestructura verde como techos verdes, jardines de lluvia y los espacios naturales restaurados puede mejorar la capacidad de una ciudad para redirigir, absorber y reutilizar el agua de lluvia. La infraestructura verde también tiene múltiples beneficios para la sociedad, incluida la mejora de la salud mental, la purificación del aire y la filtración natural del agua.
  • Aumentar la eficiencia: disminuir el consumo per cápita y aumentar la eficiencia del uso del agua en áreas residenciales y agrícolas es tan importante como aumentar la disponibilidad del recurso hídrico. Las potenciales vías para hacerlo incluyen incentivos para la reducción voluntaria en áreas residenciales, el desarrollo urbano con uso eficiente del agua y campañas de educación pública para aumentar la toma de conciencia sobre el uso del agua. El riego agrícola constituye el 68 % de la demanda total de agua en la Región Metropolitana de Santiago. Enfocándose en la conservación del suelo o la administración del suelo contribuiría a reducir el consumo de agua en la agricultura. Mientras tanto, cambiar a sistemas de riego más eficientes como la microaspersión podría incrementar la eficiencia del uso de agua en la agricultura en un 30 %.
  • Reducir la pérdida de agua: fortalecer la capacidad de la Dirección General de Aguas (DGA) e invertir en nuevas tecnologías para hacer frente a la pérdida de agua de una manera más eficiente, y al mismo tiempo crear un ambiente favorable a la innovación local y global. Por ejemplo, una tecnología chilena llamada smartDrop alerta ante roturas de matriz en el sistema de riego y cierra automáticamente las válvulas en el sector afectado para evitar mayores pérdidas.
  • Recolectar datos: enlistar a otros actores claves podría ayudar a superar la insuficiencia de datos y análisis. Los institutos especializados, las universidades y el sector privado pueden cumplir una importante función en el monitoreo de las aguas subterráneas, la identificación de los vínculos entre las aguas superficiales y el uso de las aguas subterráneas, y el estudio de las consecuencias que tiene el seccionamiento del río para los usuarios aguas abajo.
  • Organizar a los usuarios de agua subterránea: establecer una coalición de usuarios de agua subterránea en la cuenca del río Maipo, incluido el Programa de Agua Potable Rural (APR), pequeños agricultores, industrias y empresas agrícolas. De esta forma, las partes interesadas podrían plantear sus inquietudes de manera más efectiva, liderar iniciativas de gestión del agua y colaborar entre sí, así como con los usuarios de aguas superficiales.
  • Avanzar hacia una cuenca más integrada: fomentar una mayor colaboración entre los usuarios para crear una gestión más resiliente en toda la cuenca del Maipo.

El martes 30 de julio, NRDC, Adapt Chile y el Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (CIGIDEN) organizarán un evento para discutir los hallazgos del informe. Con la participación de 16 expertos en agua de Chile y la comunidad internacional, el evento será un diálogo abierto sobre posibles soluciones a los desafíos de la gestión del agua en Chile. Regístrese aquí: http://bit.ly/2JyVu9I

El informe completo está disponible en línea en NRDC en: https://www.nrdc.org/es/resources/gestion-sequias-lluvias-region-metropolitana-santiago-recomendaciones-nuevo-rumbo

###

The Natural Resources Defense Council (NRDC) is an international nonprofit environmental organization with more than 3 million members and online activists. Since 1970, our lawyers, scientists, and other environmental specialists have worked to protect the world's natural resources, public health, and the environment. NRDC has offices in New York City, Washington, D.C., Los Angeles, San Francisco, Chicago, Bozeman, MT, and Beijing. Visit us at www.nrdc.org and follow us on Twitter @NRDC.​

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.