Calentamiento global 101

Lo que nadie se atreve a preguntar y todos quieren saber sobre el cambio climático.
Håkan Jansson/Alamy

P: ¿Qué es el calentamiento global?

R: Desde la Revolución Industrial, la temperatura global anual ha aumentado en total un poco más de 1 grado Celsius, o alrededor de 2 grados Fahrenheit. Entre 1880, el año en que se inició el mantenimiento de registros precisos, y 1980, la temperatura aumentó un promedio de 0,07 grados Celsius (0,13 grados Fahrenheit) cada 10 años. Sin embargo, desde 1981, la tasa de aumento se ha más que duplicado: durante los últimos 40 años, hemos visto un aumento anual de la temperatura global de 0,18 grados Celsius, o 0,32 grados Fahrenheit, por década.

¿El resultado? Un planeta que cada vez está más caliente. Nueve de los 10 años más cálidos desde 1880 han ocurrido desde 2005, y los 5 años más cálidos registrados han ocurrido desde 2015. Los que niegan el cambio climático argumentan que hay una “pausa” o una “desaceleración” en el aumento de las temperaturas globales, pero numerosos estudios, entre ellos un artículo de 2018 publicado en la revista Environmental Research Letters, refutan esta afirmación. Los impactos del calentamiento global ya afectan a las personas en todo el mundo.

Actualmente los científicos del clima llegaron a la conclusión de que debemos limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius para 2040 si queremos evitar un futuro en el que la vida cotidiana a nivel mundial esté marcada por sus peores y más devastadores efectos: las sequías extremas, los incendios forestales, las inundaciones, las tormentas tropicales y otros desastres a los que nos referimos colectivamente como cambio climático. Todas las personas sienten estos efectos de una forma u otra, pero los experimentan de manera más aguda los más necesitados, los económicamente marginados y las personas de color, para quienes el cambio climático es a menudo un factor clave de la pobreza, el desplazamiento, el hambre y el malestar social.

P: ¿Cuál es la causa del calentamiento global?

R: El calentamiento global ocurre cuando el dióxido de carbono (CO2) y otros contaminantes del aire se acumulan en la atmósfera y absorben la luz y la radiación solar que rebota en la superficie de la tierra. Normalmente, esta radiación escaparía al espacio, pero estos contaminantes, que pueden durar años o siglos en la atmósfera, atrapan el calor y hacen que el planeta se caliente. Estos contaminantes que atrapan el calor, específicamente el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso, el vapor de agua y los gases fluorados sintéticos, se conocen como gases de efecto invernadero y su impacto se denomina de la misma manera.

Aunque los ciclos naturales y las fluctuaciones provocaron que el clima de la Tierra cambiara varias veces durante los últimos 800.000 de años, nuestra era actual de calentamiento global se puede atribuir directamente a la actividad humana, específicamente a la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo, la gasolina y los combustibles naturales tales como el gas, que produce el efecto invernadero.

En los Estados Unidos, la mayor fuente de gases de efecto invernadero es el transporte (29 por ciento), seguido de cerca por la producción de electricidad (28 por ciento) y la actividad industrial (22 por ciento).

Limitar el peligro del cambio climático requiere recortes profundos de las emisiones, así como el uso de alternativas a los combustibles fósiles en todo el mundo. La buena noticia es que los países de todo el mundo se comprometieron formalmente, como parte del Acuerdo Climático de París 2015, a reducir sus emisiones al establecer nuevas normas y así elaborar nuevas políticas para cumplir o incluso superar esas normas. La mala noticia es que no trabajamos con la urgencia necesaria.

Para evitar los peores impactos del cambio climático, los científicos nos dicen que debemos reducir las emisiones globales de carbono hasta en un 40 por ciento para 2030. Para que eso suceda, la comunidad global debe tomar medidas inmediatas y concretas: descarbonizar la producción de electricidad para transicionar de manera equitativa de la producción basada en combustibles fósiles a fuentes de energía renovables como la eólica y la solar; para electrificar nuestros autos y camiones; y maximizar la eficiencia energética en nuestros edificios, electrodomésticos e industrias.

P: ¿Cómo se relaciona el calentamiento global con el clima extremo?

R: Los científicos están de acuerdo en que el aumento de las temperaturas de la Tierra ha provocado olas de calor más largas y calientes, sequías más frecuentes, lluvias más intensas y huracanes más poderosos.

En 2015, por ejemplo, los científicos concluyeron que una sequía prolongada en California, la peor escasez de agua del estado en 1.200 años se había intensificado entre un 15 y un 20 por ciento a causa del calentamiento global. También dijeron que las probabilidades de que se produzcan sequías similares en el futuro se duplicaron durante el siglo pasado. En 2016, la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NAS por sus siglas en inglés) anunció que ahora podemos atribuir con confianza algunos eventos climáticos extremos, como las olas de calor, sequías y fuertes precipitaciones, directamente al cambio climático.

Las temperaturas de los océanos también se han calentado, lo que significa que las tormentas tropicales pueden absorber más energía. En otras palabras, el calentamiento global tiene la capacidad de convertir una tormenta de categoría 3 en una tormenta de categoría 4. De hecho, los científicos han descubierto que la frecuencia de los huracanes del Atlántico norte aumentó desde principios de la década de 1980, al igual que el número de tormentas que alcanzan las categorías 4 y 5. La temporada de huracanes del Atlántico de 2020 incluyó un récord de 30 tormentas tropicales, 13 huracanes y 6 de ellos fueron extremadamente intensos. Con una mayor intensidad, aumenta el daño y la muerte. Estados Unidos experimentó 22 desastres meteorológicos y climáticos sin precedentes que causaron daños por valor de al menos mil millones de dólares en 2020, pero 2017 fue el más costoso registrado y también uno de los más mortíferos: en conjunto, las tormentas tropicales de ese año (incluidos los huracanes Harvey , Irma y Maria) causaron casi $ 300 mil millones en daños y provocaron más de 3,300 muertes.

Los impactos del calentamiento global se sienten en todas partes. Las olas de calor extremo han causado decenas de miles de muertes en todo el mundo en los últimos años. Y en una señal alarmante de los acontecimientos venideros, la Antártida ha perdido casi cuatro trillones de toneladas métricas de hielo desde la década de 1990. La tasa de pérdida podría acelerarse si seguimos quemando combustibles fósiles al ritmo actual, dicen algunos expertos, lo que provocará que el nivel del mar aumente varios metros en los próximos 50 a 150 años y cause estragos en las comunidades costeras de todo el mundo.

P: ¿Cuáles son los otros efectos del calentamiento global?

R: Cada año, los científicos aprenden más sobre las consecuencias del calentamiento global, y cada año también obtenemos nueva evidencia de su impacto devastador en las personas y el planeta. A medida que las olas de calor, las sequías y las inundaciones asociadas con el cambio climático se vuelven más frecuentes e intensas, las comunidades sufren y el número de muertos aumenta. Si no podemos reducir nuestras emisiones, los científicos creen que el cambio climático podría provocar la muerte de más de 250.000 personas en todo el mundo cada año y forzar a 100 millones de personas a la pobreza para 2030.

El calentamiento global ya está pasando factura a Estados Unidos. Y si no podemos controlar nuestras emisiones, esto es una pequeña parte de lo que podemos esperar:

  • La desaparición de los glaciares, el deshielo temprano y las sequías severas causarán una escasez de agua más dramática y continuará en aumento el riesgo de incendios forestales en el oeste de Estados Unidos.
  • El aumento del nivel del mar provocará aún más inundaciones costeras en la costa este, especialmente en Florida, y en otras áreas como el Golfo de México.
  • Los bosques, granjas y ciudades enfrentarán nuevas plagas problemáticas, olas de calor, fuertes aguaceros y un aumento de las inundaciones. Todos estos pueden dañar o destruir la agricultura y la pesca.
  • La alteración de hábitats como los arrecifes de coral y las praderas alpinas podría llevar a la extinción a muchas especies de plantas y animales.
  • Las alergias, el asma y los brotes de enfermedades infecciosas se volverán más comunes debido al aumento del crecimiento de la ambrosía productora de polen, niveles más altos de contaminación del aire y la propagación de condiciones favorables para agentes patógenos y mosquitos.

Aunque todo el mundo se ve afectado por el cambio climático, no todos se ven afectados por igual. Los pueblos indígenas, las personas de color y los económicamente marginados suelen ser los más afectados. Las desigualdades creadas en nuestros sistemas de vivienda, atención médica y trabajo hacen que estas comunidades sean más vulnerables a los peores impactos del cambio climático, a pesar de que estas mismas comunidades han hecho lo mínimo para contribuir a él.

P: ¿Dónde se encuentra Estados Unidos en términos de contribuyentes al calentamiento global?

R: En los últimos años, China ha tomado la delantera en la contaminación que causa el calentamiento global, pues produce alrededor del 26 por ciento de todas las emisiones de CO2. Estados Unidos ocupa el segundo lugar. A pesar de representar solo el 4 por ciento de la población mundial, nuestra nación produce un aleccionador 13 por ciento de todas las emisiones globales de CO2, casi tanto como la Unión Europea y la India (tercer y cuarto lugar) juntas. Estados Unidos sigue siendo el número uno, en emisiones acumuladas durante los últimos 150 años. Como uno de los principales contribuyentes al calentamiento global, Estados Unidos tiene la obligación de ayudar a impulsar al mundo hacia un futuro más limpio, seguro y equitativo. Nuestra responsabilidad es importante para otros países y también debería importarnos a nosotros.

P: ¿Estados Unidos está haciendo algo para prevenir el calentamiento global?

R: Hemos comenzado. Pero para evitar el empeoramiento de los efectos del cambio climático, debemos hacer mucho más, junto con otros países, para reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y la transición a fuentes de energía limpia.

Bajo la administración del presidente Donald Trump (un hombre que se refirió falsamente al calentamiento global como un “engaño”, Estados Unidos se retiró del Acuerdo Climático de París, revocó o eliminó docenas de protecciones de aire limpio y abrió tierras administradas por el gobierno federal, incluidos los monumentos nacionales culturalmente sagrados, al desarrollo de combustibles fósiles. Aunque el presidente Biden se comprometió a volver a encaminar al país, años de inacción durante y antes de la administración Trump, nuestra mayor comprensión de los graves impactos del calentamiento global, significan que debemos acelerar nuestros esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

A pesar de la falta de cooperación de la administración Trump, los gobiernos locales y estatales hicieron grandes avances durante este período a través de esfuerzos como el Desafío Climático de Ciudades Estadounidenses y colaboraciones continuas como la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero. Mientras tanto, la industria y los líderes empresariales trabajan con el sector público, al crear y adoptar nuevas tecnologías de energía limpia y al aumentar la eficiencia energética en edificios, electrodomésticos y procesos industriales. Hoy en día, la industria automotriz estadounidense ha encontrado nuevas formas de producir automóviles y camiones que sean más eficientes en combustible y se ha comprometido a poner cada vez más vehículos eléctricos de cero emisiones en las carreteras. Los constructores, las ciudades y los defensores de la comunidad se han unido para asegurarse de que las nuevas viviendas asequibles se construyan teniendo en cuenta la eficiencia, para así reducir el consumo de energía y por ende reducir las facturas de electricidad y calefacción para los residentes.

La energía renovable continúa en aumento a medida que los costos asociados con su producción y distribución siguen cayendo. En 2020, las fuentes de energía renovable como la eólica y la solar proporcionaron más electricidad que el carbón por primera vez en la historia de Estados Unidos.

El presidente Biden ha hecho una alta prioridad la acción sobre el calentamiento global. En su primer día en el cargo, volvió a comprometer a los Estados Unidos con el Acuerdo Climático de París, enviando a la comunidad mundial una fuerte señal de que estamos decididos a unirnos a otras naciones para reducir nuestra contaminación de carbono y apoyar el objetivo compartido de prevenir que la temperatura global promedio aumente más de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. (Los científicos dicen que debemos mantenernos por debajo de un aumento de 2 grados para evitar impactos climáticos catastróficos). Y significativamente, el presidente reunió un equipo climático de expertos y defensores a quienes se les ha encomendado la tarea de llevar a cabo acciones tanto en el extranjero como en casa mientras promueven la causa de justicia ambiental e inversión en soluciones basadas en la naturaleza.

P: ¿Es el calentamiento global un problema demasiado grande para que yo pueda ayudar?

R: ¡No! Si bien no podemos ganar la batalla sin una acción gubernamental a gran escala a nivel nacional, tampoco podemos hacerlo sin la ayuda de personas que estén dispuestas a usar sus voces, pedir cuentas a los líderes gubernamentales y de la industria y hacer cambios en sus hábitos diarios.

¿Te preguntas cómo puedes ser parte de la lucha contra el cambio climático?

Reduce tu propia huella de carbono con estos sencillos pasos: Haz que la conservación de energía forme parte de tu rutina diaria y de tus decisiones como consumidor. Cuando compres electrodomésticos nuevos como refrigeradores, lavadoras y secadoras, busca productos con la etiqueta ENERGY STAR® del gobierno; pues cumplen con normas más altas de eficiencia energética que los requisitos federales. Cuando compres un automóvil, busca uno con el mayor rendimiento de combustible y las emisiones más bajas. También puedes reducir tus emisiones tomando el transporte público o compartiendo el automóvil cuando sea posible.

Aunque las nuevas normas federales y estatales son un paso en la dirección correcta, se necesita hacer mucho más. Expresa tu apoyo a las políticas de preparación para el cambio climático y respetuosas con el clima, y di a tus representantes que la transición equitativa de los combustibles fósiles sucios a la energía limpia debe ser una prioridad máxima, porque es vital para construir comunidades saludables y más seguras.

Tampoco tienes que hacerlo solo. Los movimientos en todo el país muestran cómo la acción climática puede construir una comunidad, ser liderada por quienes están al frente de sus impactos y crear un futuro que sea equitativo y justo para todos.

Demand Climate Action


Esta historia se publicó originalmente el 11 de marzo de 2016 y se actualizo con nueva información y enlaces.


NRDC.org stories are available for online republication by news media outlets or nonprofits under these conditions: The writer(s) must be credited with a byline; you must note prominently that the story was originally published by NRDC.org and link to the original; the story cannot be edited (beyond simple things such as time and place elements, style, and grammar); you can’t resell the story in any form or grant republishing rights to other outlets; you can’t republish our material wholesale or automatically—you need to select stories individually; you can't republish the photos or graphics on our site without specific permission; you should drop us a note to let us know when you’ve used one of our stories.

Latest News

It’s urgent. It’s ambitious. But most of all, it’s totally doable.

NRDC in Action

The western city of Ahmedabad is preparing residents to cope with the longer and more intense heat waves sweeping across South Asia—and inspiring other Indian cities and states to follow suit.

Guide

By increasing the concentration of greenhouse gases in the atmosphere, we’re amplifying the planet’s natural greenhouse effect and turning up the dial on global warming.

Guide

The most widespread, damaging storms on earth are getting worse, and climate change is a big reason why. Here’s a look at what causes hurricanes and how to address the threat of a wetter, windier world.

Guide

The U.N. report warns that dire impacts from climate change will arrive sooner than many expected. Here’s why we need to follow the report’s advice, and why every ton of emissions reductions can make a difference.

Personal Action

La sanación de planeta comienza en las marquesinas, cocinas y comedores particulares.

Guide

En resumidas cuentas: Sí. Un aumento casi imperceptible en la temperatura promedio puede acarrear transformaciones devastadoras en el planeta.

Personal Action

What is your city doing about climate change? Ask your local leaders these five questions.

Guide

How smog, soot, greenhouse gases, and other top air pollutants are affecting the planet—and your health.

Personal Action

As temperatures and carbon levels rise, even breathing has become a challenge. Here’s what you can do to help clear the air.

Q&A

NRDC senior attorney Ben Longstreth explains how plaintiffs for these cases get chosen—and how you can help advance the cause in or out of the courtroom.

Explainer

Gun-control activists want to use financial levers to curtail firearm sales. Can we do the same for carbon emissions?

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.